Colombia: De las regionales a la Casa de Nariño

Por Lorena Arraiz

@LNArraizR

 

 

 

El vicepresidente colombiano, Germán Vargas Lleras, fue el gran ganador de las elecciones regionales del pasado 25 de octubre en el vecino país, tras las cuales demostró que tiene el suficiente músculo electoral para suceder a Juan Manuel Santos en 2018.

 

Unas elecciones regionales no son solo unas elecciones regionales. Suelen ser termómetros electorales del país, que dan a los candidatos presentes y futuros, una idea del panorama político en el cual tendrán que debatir sus ideas, propuestas, razones y, como diría el recién electo alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, sus “pasiones”.

 

Y estas elecciones no eran la excepción. El actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos, lo sabía y se jugaba la primera “evaluación ciudadana” de sus “Diálogos de Paz”, pretendiendo demostrar su éxito. Lo sabían también los líderes del Centro Democrático, encabezados por el senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien quería probar exactamente lo contrario a Santos: el fracaso de su proceso de negociación. Los dirigentes del Polo Democrático y del Partido Verde también querían probarse como alternativa electoral para las próximas presidenciales. 

 

Y lo sabía, por supuesto, el claro ganador de los comicios: el vicepresidente Germán Vargas Lleras, de Cambio Radicalpartido que obtuvo 9 de las principales ciudades, entre las cuales está Barranquilla y también respaldó la aspiración ganadora en Bogotá de Enrique Peñalosa. Pero, además, con el Partido Liberal, es el que más triunfos en gobernaciones puede reclamar, 14, cinco de ellas en solitario, lo que le da una de ventaja sobre el liberalismo. De este modo, Vargas Lleras queda con una base sólida para aspirar a la presidencia en el 2018.

 

Al perder la Alcaldía de Bogotá, la izquierda democrática quedó en entredicho de cara a las presidenciales de 2018. La derrota del Polo Democrático y de otros movimientos y partidos de izquierda los deja en una posición de desventaja frente al partido político que nazca de las negociaciones en La Habana, si Gobierno y Farc firman la paz. En otras palabras, serán los desmovilizados de las Farc, encabezados por Timochenko e Iván Márquez, los que pongan las condiciones a la izquierda democrática en el Congreso. Otro escenario sería una ruptura entre las distintas vertientes de la izquierda colombiana, que se repartiría entre los radicales armados (legal o ilegalmente) y los idealistas de izquierda de toda la vida, que intentarán convencer con la palabra y no con fusiles. Y, entre tanto, está Clara López que aunque tuvo un revés en los comicios, seguramente seguirá luchando por aparecer en las papeletas en 2018. Pero eso dependerá, en gran medida, de los que pase –aunque usted no lo crea- el próximo 6D en Venezuela.

 

Todo esto y más, irá a debate en la VIII Cumbre Mundial de Comunicación Política que se llevará a cabo en Lima, Perú, los próximos 2, 3 y 4 de diciembre. No esperes más y participa, con un 20% de descuento, ingresando aquí.

 

¡Sé parte de los mejores del mundo!

Seguir
Seguir

Latest posts by Guayoyo en Letras (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guayoyo en Letras