Caracas tiene una Amelié maracucha

Por Laura Andreina Rodríguez

@IsLarv

larodriguez@guayoyoenletras.com

 

 

 

Una pequeña pizarrita, de esas que abundan en las fachadas de los bares y cafés de las grandes ciudades, recibe a la clientela de Amelié Café & Pastelería con dibujitos y las redes sociales del lugar. Unas plantitas, un ventanal y una puerta de vidrio dejan ver el acogedor espacio, los colores y la gente que pasa el rato dentro.

 

Caracas es una ciudad llena de rinconcitos interesantes esperando por ser descubiertos, uno de ellos es este pequeño café ubicado en la Primera Avenida de Los Palos Grandes, y que cuenta con una sucursal más antigua y de mayor tamaño en la ciudad de Maracaibo, estado Zulia.

 

Amelié está inspirado en la película francesa que lleva el mismo nombre y es propiedad de dos hermanos de origen zuliano que prefieren ser discretos con su identidad. No obstante, el concepto del lugar, según comenta Alejandra Márquez, una de sus empleadas, surge de la estadía en Francia de uno de los dueños del café.

 

Para los fanáticos de la película, la decoración podría resultar un deleite visual. La combinación de cuadros con escenas emblemáticas de Amelié e ingeniosos diseños decorativos, como las lámparas en forma de batidores, son parte de su atractivo. Además, cuentan con el plus de la buena atención de jóvenes que, con una sonrisa, están prestos a sugerirte qué degustar si te cuesta decidir.

 

De hecho, el encanto de uno de sus baristas, Fernando Miguez, según seguidoras de la cuenta de instagram de la sede maracucha, es una de las principales razones por las cuales están tentadas a ir al lugar. Eventualmente, las caraqueñas ha podido comprobar esta teoría sobre los encantos de Miguez dado a que sus empleados están en constante rotación.

 

Sin embargo, aunque todo esto pueda ser un plus importante, cuando vamos a un café, normalmente estamos buscando eso: saborear esta popular bebida. Si de eso se trata, Amelié ofrece una variedad interesante e incluso cuentan con el especial de la casa: Bombón Amelié, shot de café expresso con leche condensada y chocolate, coronado con espuma de leche y ralladura de limón.

 

Croissants simples, rellenos y pastelitos de hojaldre son parte de la propuesta pastelera. Tortas como red velvet, chesse cakes, pies de limón, brownies, tres leches y mi recomendación: la torta bombón, son una buena opción para acompañar el café, si una modesta galleta no es suficiente. Sí, el café lo sirven con una galletita.

 

Llevan poco más de un mes en la ciudad y ya se observa una considerable cantidad de clientes, especialmente a partir de las 5:00 pm. De ellos, algunos sostienen largas conversaciones, lecturas y hasta lecciones de idiomas, quizá por el hecho de que no tienen la molesta costumbre de incomodar al consumidor después de haber acabado su desayuno o merienda.

 

Aunque no se consideran un negocio de franquicias, son un grupo familiar que espera poder seguir expandiendo la dulzura de Amelié por varias ciudades a nivel nacional.

 

Síguelos en:

Instagram: @amelie_ccs

Twitter: ameliecafe_

Seguir
Seguir

Latest posts by Guayoyo en Letras (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guayoyo en Letras