Crisis migratoria en Europa

crisis-migratoria-europa

Durante los últimos años, millones de personas provenientes de distintas regiones de África y la Península arábica han migrado hacia Europa buscando escapar de los distintos problemas que presentan sus países, creándose así el mayor flujo migratorio después de la Segunda Guerra Mundial con 65,3 millones de desplazados para finales del 2015, según indica el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En busca de una mejor calidad de vida, escapar de terroristas o el simple hecho de conseguir agua y comida, niños y adultos migran a los países europeos huyendo de la precaria situación que presenta su país natal por diversos factores. Uno de estos es la inestabilidad política, la cual causa a su vez un impacto en la economía del país y afecta directamente a la sociedad civil debido a la incertidumbre, altas tasas de inflación y desempleo. Así mismo, este desequilibrio se ve producido mayormente por guerras civiles debido a conflictos religiosos, sociales, políticos y/o culturales como son los casos de Libia, Sudan, Irak, Afganistán, entre otros. Sin embargo, es importante hacer énfasis en el país Sirio, debido a que ha tenido el principal éxodo durante el último año a causa de la guerra civil entre los partidarios del régimen del presidente Bashar Al-assad y los rebeldes que desean su renuncia. A esta situación se le suma el auge del autodenominado “Estado Islámico” en el norte del país, siendo fuente de distintos atentados a nivel mundial con base en el radicalismo religioso, produciendo así crisis de hambruna, poca salubridad,  inseguridad y violación de derechos humanos en este país y en sus vecinos.

En el año 2015, Europa fue refugio de más de cuatro millones de personas; un millón de ellas decidieron aventurarse en un peligroso viaje a través del mar mediterráneo para llegar al continente próximo más seguro, donde más de 3.500 murieron en el trayecto. A nivel mundial se presentan 4,9 millones de refugiados Sirios, de los cuales 2,7 millones son provenientes de Afganistán y 1,1 millones de Somalia. Los principales países de llegada por el mediterráneo son Grecia con 856.000 personas, Italia con 153.800 personas y Malta con 105.000. Por otra parte, Alemania ha sido el país con mayor petición de asilo entre el 2013 y 2015 con 441.900 solicitantes, seguido por Estados Unidos, Suecia, Rusia, Turquía y Austria, según datos de ACNUR.

Europa, siendo uno de los escenarios principales de esta crisis migratoria, se ha visto afectada de diversas maneras por el gran flujo de extranjeros que llegan al territorio.

En primer lugar, son pocos los países que están preparados para recibir una gran magnitud de personas en tan poco tiempo, tomando en cuenta que a Europa llegaron más de cuatro millones de personas durante el 2015 en busca de atención médica, educación, trabajo, alimentación y vivienda, siendo así un factor que afecta el estado de bienestar y financiero de los países de la región mientras continúan recuperándose de la recesión económica del 2008. Esto se puede ver reflejado en la competencia que se crea entre los nacionales y los inmigrantes por el mercado laboral, ya que la llegada de los últimos son causantes de descenso de los salarios. Esto se debe a que éstos, viniendo de situaciones más inestables, suelen ser mano de obra más económica que los nativos.

En segundo lugar, se presenta la problemática de un exceso de solicitudes de asilo que no pueden ser atendidas en el tiempo deseado, causando así que los refugiados tomen medidas ilegales para poder establecerse en algún país europeo, violando así el marco legal de los mismos. Se debe tomar en cuenta que estas personas que huyen de guerras y hambruna, prefieren tomar estos medios alternativos que regresar a una situación aún más inestable y que en algunos casos es cuestión de vida o muerte.

Por último, en el continente europeo se estableció en 1995 el Espacio de Schengen, en el cual se abolió las fronteras, de manera que se permitiera el libre tránsito entre los países que están sujetos al tratado. De esta manera el problema de las inmigraciones afecta a este espacio debido que la entrada inmigrantes por los distintos países, causa también movilización de personas hacia otros estados ya sea de manera legal o ilegal. Tomando en cuenta que cada estado europeo posee su propia política de asilo,  se crean fisuras entre los mismo por las cuales se decide cerrar fronteras como es el caso de Italia y Francia en el 2011 por problemas de inmigraciones irregulares. Por esta razón, se busca reformar la normativa del espacio de manera que se pueda atender la problemática migratoria que se  presentacomo amenaza al proyecto planteado desde un principio como parte de la integración europea.

La crisis migratoria afecta a una gran cantidad de países europeos, los cuales hacen lo posible para ayudar a miles de personas día a día a recibir por lo menos un hogar, comida y agua, luego de pasar posiblemente meses en situaciones catastróficas. El problema de las migraciones ha incluso afectado a países Americanos y Asiáticos, por ende es importante darle la relevancia necesaria a esta problemática donde se violan los derechos humanos de personas que simplemente buscan vivir una vida normal.

Latest posts by Gabriela Bello (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras