¿Combatir “Guerra económica”? o ¿Ambición?

img_4136

El primer y segundo trimestre del 2016 el Gobierno de Nicolás Maduro se dedicó a dar a conocer los famosos  15 motores económicos que afrontarían la “guerra económica”. Sabiendo que esto, no sería más que otro fracaso; formando parte de la destrucción profunda de nuestra querida Venezuela.

El Arco Minero del Orinoco ha sido una de las alternativas (24 de Febrero-Decreto N° 2.248, mediante el cual se crea la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional “Arco Minero del Orinoco”) este contempla una zona de 111.846,70 kilómetros cuadrados, ubicada en el Estado Bolívar, tocando parte del Amazonas y Delta Amacuro. Señalando que únicamente se intervendrán áreas donde se ha iniciado explotación minera, “respetando” la naturaleza y poblaciones indígenas; sabiendo los venezolanos la mentira de ello.

No solo se habló del decreto de Nicolás Maduro. También La Asamblea Nacional aprobó  un Acuerdo en el cual rechaza y desconoce dicho decreto que viola el artículo 127 de la Constitución, que establece que el Estado venezolano deberá proteger el ambiente, la diversidad biológica, los procesos ecológicos, los parques nacionales y demás áreas de importancia ecológica; se viola también el artículo 129 que estipula que toda actividad susceptible de causar daño a los ecosistemas debe ser previamente acompañada de estudios de impacto ambiental y sociocultural. (Hay que entender que los controles de los procesos de extracción no se encuentran sometidos a ninguna supervisión de un organismo imparcial, ya que la imparcialidad y autonomía de poderes no existe en Venezuela).

No hay necesidad de investigar para saber que Venezuela tiene un inmenso potencial  en el turismo; no obstante, es
actualmente una de las actividades económicas más importante que puede tener un país; pero, por malas políticas económicas de la revolución, este siempre ha quedado en último lugar.

La explotación del Arco Minero del Orinoco no es para “aprovechar la potencialidad de la actividad minera como alternativa al rentismo petrolero”, como dicen. La razón de esto es porque entre algunos minerales que encontraron figura el oro, hierro, diamantes, coltán, todo para su beneficio; pero no hablan del daño que causará, y las consecuencias que al medio ambiente traerá la explotación.

Tenemos prohibido olvidar. Los Venezolanos no prometimos no olvidar. Temas como este, que se tocan una vez, y luego se van con el viento, son los que más nos destruye.

Entonces  ¿Combatir “guerra económica”? o ¿Ambición?

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras