La mujer y el automóvil, la parte menos contada de la Historia

Groucho Marx dijo como sarcasmo que “Al lado de todo gran hombre siempre hay una gran mujer” y cuando se trata de los automóviles, ésta frase aplica a la perfección. Esta es la historia de cómo la mujer ha hecho lo que ha querido en ese “mundo de hombres”, logrando romper paradigmas, equiparándose y a veces hasta superando al hombre en múltiples campos, con la injusticia no ser reconocidas. Es una historia de éxito en el deporte, los desarrollos técnicos y el mundo corporativo, en donde vemos por ejemplo a la primera mujer Presidenta de uno de los fabricantes automotrices más importantes de Estados Unidos.

El automóvil tiene padre y madre también

Tal como si el carro fuera una persona, la mujer ha tenido un papel de madre a pesar de que quien lo haya “parido” haya sido un hombre. La mujer estuvo desde el inicio, desde que nació y lo ha ayudado en su evolución y crecimiento y todavía hoy lo hace, a pesar de pocos den el debido mérito y reconocimiento.

Lo cierto es muchas personas no saben que si bien el primer automóvil fue inventado por un hombre (Karl Benz) con la patente n°37435, la verdad es que nadie quería comprarlo en parte porque al parecer Karl era bueno construyendo pero pésimo vendiendo. El Primer automóvil de la Historia tuvo su primer agente de mercadeo en una mujer, nada más y nada menos que la esposa de Karl, Bertha Benz. A “Frau” Benz, se le ocurrió que ella podría ayudarlo a mostrar al mundo el nuevo gran invento y de paso visitar a su mamá. El 12 de agosto de 1888 a las 5am, Bertha abordó el Patent Wagen N°3 junto a sus hijos Richard y Eugen de 13 y 15 años, dejándole una nota a su esposo en donde básicamente decía: “Voy a casa de mi madre, te aviso al llegar”.

Fueron 104Km de recorrido desde Mannheim  hasta Pforzheim sin estaciones de servicio, ni talleres mecánicos pero bastantes cursos de mecánica “in situ”. El automóvil usaba nafta (también conocida como bencina) pero solo se conseguía en tiendas de boticarios, con suerte los Benz llegaron al pueblo de Wiesloch y allí la compró, convirtiendo al boticario en la primera estación de servicio de la Historia. Además se les rompió una de las cadenas del motor, que repararon con ayuda de un herrero. Bertha tuvo también que limpiar las líneas de combustible que se habían obstruido, además cada 19 Km tenían que detenerse a colocar agua al sistema de refrigeración y como los frenos no funcionaban adecuadamente, visitó a un zapatero que le hizo unos tacos de cuero para adaptárselos, haciendo así el primer juego de pastillas de freno para automóvil. Al anochecer llegaron a casa de la mamá de Bertha con el respectivo telegrama a Karl “Amor ya llegamos, todo bien”, a los días se regresó a Mannheim.

Bertha Benz, la primera mujer en conducir un automóvil

El resultado de ésta “salida” no sólo mostró a todos el nuevo invento aunque algunos se asustaron al verlo, sino que además Bertha mostró a Karl las fallas en el sistema de frenos y el agregarle una velocidad a la transmisión, ya que con 2 velocidades el automóvil no subía colinas (de hecho los hijos debieron empujar el carro varias veces). Todo esto quedó inmortalizado en la Historia del automóvil con varios “primeros”: Primer recorrido de larga distancia de un automóvil, primera conducción de prueba de un automóvil, primera mujer en conducir un automóvil, primer juego de pastilla de frenos en un automóvil. Además ayudó a otros “primeros”: Primera estación de servicio (Boticario Wieslock) y primer taller mecánico (el herrero que le ayudó a reparar la cadena del motor).

Pero espere! Aún hay más!

Nuestra amiga Bertha no es la única mujer ligada al desarrollo del automóvil. Florence Lawrence, fué conocida como la primera súper estrella de Hollywood, su debut en el cine fue con una película de automóviles llamada “Los ladrones de carros” de 1906, pero también era entusiasta del automóvil. Según un estudio de la Universidad de Columbia, a Lawrence se le adjudican 2 inventos: El primero fue el sistema de luces de cruce, en 1914 Lawrence tenía en su automóvil Lozier 2 banderillas que eran accionadas por un botón que ella presionaba cuando cambiaba de canal o cruzaba hacia la izquierda o derecha, Lawerence llamó a su invento “Brazos señalizadores automáticos”. El segundo invento de la actriz fue la luz de freno, simplemente era un letrero que decía “Stop” (alto en Inglés) y al que se le encendían una luz al pisar el botón de freno. Lamentablemente ella cometió el error de no patentar sus inventos y otros, además de desarrollarlos, los patentaron ganándose ellos el dinero por el uso de esas patentes.

Charlotte Bridgwood, curiosamente la mamá de Florence Lawrence, fue la creadora del primer sistema eléctrico de limpiaparabrisas, una mejora que se basaba en un sistema manual de limpiaparabrisas diseñado por… adivinen… Sip! Otra mujer! Mary Anderson. El problema con el diseño de Anderson era que al ser manual resultaba “cansón” y dificultoso de operar mientras se conducía. Por otro lado el diseño de Bridgwood era interesante, pero aun cuando lo patentó, no le vio uso comercial y la patente venció en 1920, a partir de ése momento los fabricantes automotrices vieron el potencial del invento y coquetearon con la idea de usarlo, es así como luego Cadillac es el primero en presentar un automóvil con un dispositivo eléctrico de limpiaparabrisas.

Un poquito más acá en la historia del automóvil vemos cómo la mujer sigue trabajando en el desarrollo y evolución, en Estados Unidos Harley Earl contrataba en 1943 a Helene Rother para que trabajara en el equipo de diseño de interiores de General Motors, Earl se dio cuenta de que las mujeres estaban jugando un rol más importante en el mercado automotor, estaban cada vez más involucradas en la compra de autos e incluso se pensaba tenían la última palabra en el 75% de los casos. Earl comenzó a reclutar estudiantes mujeres de diseño industrial. Este grupo de mujeres, a veces llamadas las “Damiselas del Diseño”, trabajaron para una variedad de marcas en el Centro de Tecnología de GM y en un principio se centraron en diseños de interior asombrosamente detallistas, además las diseñadoras propusieron ideas para mejorar la seguridad, como cinturones de seguridad retráctiles y alertas de “puerta abierta”. Las mujeres también hicieron énfasis en el almacenamiento dentro de los vehículos, e incluyeron una variedad de compartimentos para paraguas, mapas, cámaras y hasta accesorios para picnics. Earl dijo en 1958 que “Demostraron sin dudas que las mujeres establecieron una base sólida en el diseño de automóviles y que tienen un futuro ilimitado”, “Las talentosas manos femeninas que ayudan a moldear nuestros autos del mañana son merecedoras representantes de las mujeres norteamericanas” Para 1956, GM tenía 11 mujeres diseñadoras en su equipo.

Otra diseñadora de Detroit fue Mimi Vandermolen, quien comenzó a trabajar en Ford en 1969, allí trabajó en el diseño del interior del Ford Taurus, pero su trabajo más resaltante fue diseñar el Ford Probe de 1992. Otra creación femenina es la Renault Scénic Concept Car presentada en 1991 y se comenzaría a producir en 1996. La Scénic, el automóvil más importante de Renault fue creado por la diseñadora Anne Asensio. Más recientemente tenemos a Juliane Blasi y Nadya Arnaout, dos diseñadoras alemanas encargadas del diseño interior y exterior del BMW Z4 y que llegaron a las filas de la casa bávara gracias a un concurso de diseño abierto por la marca, en dicho concurso las dos jóvenes diseñadoras ganaron e inmediatamente ingresaron a trabajar en el proyecto Z4 gracias a que las propuestas con las que ganaron resultaron según la prensa resultaron “más agresivas y masculinas”.

Pero si esto no es suficiente, podemos hablar de una novedosa joya automotriz el Acura NSX de 2016, un automóvil capaz de alcanzar los 302 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 2.9 seg, se trata de un automóvil pionero en el uso de nuevos materiales ultra ligeros y que la revista Road&Track lo premió como el Automóvil de performance de 2017, éste automóvil fue creación de Michell Christensen, la primera mujer diseñadora en Acura. Comenzó su trabajo en el ramo con Volvo e ingresó a Acura en 2005, en la actualidad es jefe de diseño del Dpto. de Desarrollo e Investigación de honda, aunque en 2010 trabajó brevemente en General Motors, una empresa que hoy en día es liderizada por Mary Barra, la primera mujer en ocupar la Presidencia de un fabricante automotriz y que además apareció en la portada de la Revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Michelle Christensen y su Acura NSX 2016

Mujeres al volante, todo un peligro

En el mundo de las competencias las mujeres han demostrado no sólo ser competitivas sino que además al participar tan activamente en éste mundo han roto paradigmas, establecido nuevos estándares pero lo más importante, han demostrado que el éxito no se basa en el género sino en el profesionalismo con el que se conduce. Tan pronto se comenzó a utilizar el automóvil para las competencias, la mujer buscó posicionarse de forma sobresaliente. La primera mujer en participar en una competencia de automóviles fue Hélène van Zuylen, escritora y deportista francesa destacada en la vida parisina y miembro de la prominente familia de banqueros Rothschild. Si bien fue la primera mujer en competir en una prueba internacional de automovilismo, en la prueba París–Ámsterdam–París de 1898 usando el seudónimo de Snail (caracol), lamentablemente debió retirarse de la carrera por problemas con su automóvil.

Otra mujer competidora, Camille du Gast fue la primera en tener una carrera interesante y bastante completa en el mundo del automovilismo, participó en 4 grandes competencias de automovilismo, en carreras de largas distancias, en donde si bien no ganó logró posicionarse con velocidad, llamando la atención de la prensa e incluso de Mercedes-Benz, quien le ofreció uno de sus automóviles para participar en la Copa Gordon Bennett. du Gast se retiró del automovilismo para pasar a la motonáutica conduciendo lanchas de velocidad. Gordon Bennet, editor del New York Herald, la describió como “La mejor deportista de todos los tiempos”. A pesar de la popularidad de du Gast, la prensa era hostil a la mujer corredora, de hecho en un artículo de la revista Autocar se dijo: “Los galantes franceses aplaudieron y levantaron sus sombreros, pero, entre nosotros, debemos confesar un sentimiento de duda acerca de si las duras carreras de larga distancia son un asunto propio para las damas.”

Camile du Gast en un De Dietrich de 1910

Pero ese “decreto” resultó estar muy alejado de la verdad, no sólo la mujer seguiría en el automóvilísmo, sino que además establecería nuevos records de velocidad. En 1905 Dorothy Levitt estableció el récord de distancia femenino al conducir un De Dion-Bouton de Londres a Liverpool en un recorrido de dos días. Ese mismo año, estableció el récord de velocidad femenino en tierra en la ciudad de Brighton y al año siguiente lo elevó a 146,26 kph en el Blackpool Speed Trial. La prensa la nombró “La chica más rápida del mundo” y “La Piloto Automovilista Campeona del Mundo”.

Otras mujeres competirían en otras carreras, dejando huellas en la historia, está Odette Siko, la mujer con mayor registro en las 24 horas de LeMans, en donde compitió en 4 ocasiones, en 1930, 31, 32 y 1933. Tenemos también a Maria Teresa de Filippis una de las 5 mujeres en competir en la Formula 1. En una entrevista que de Filippis concedió en 2006  dijo que no pudo competir en el Gran Premio de Francia porque el director de carreras francés dijo que “El único casco que una mujer debe usar es el de una peluquería”.

En Estados Unidos la mujer también se dio su puesto en el mundo de la carreras, nombres como Louise Smith, la “Primera dama del NASCAR” con un total de 38 victorias en dicha serie entre 1949 y 1953, Shirley Shahan, la primera mujer en participar en la serie Super Stock de automovilismo americano, también la primera mujer en quedar en el top 10 de los mejores corredores de ésta serie y por favor, ¿Cómo olvidar a Shirley Moldowney?, Moldowney, conocida como “cha cha” es la primera persona en ganar 3 veces el campeonato Nacional de Hot Rod en 1977, 1980 y 1982, ganando además un total de 18 eventos nacionales dentro de su categoría. “Cha cha” está además en el Hall de la Fama del automovilismo en Estados Unidos, en el Hall de la Fama del automovilismo internacional y en el 2008 ESPN la colocó en el puesto 21 de los 25 mejores corredores de todos los tiempos. Otro nombre femenino en el mundo del automovilismo internacional Michelle Mouton, la primera mujer en participar en campeonato mundial de Rally, Fue subcampeona del mundo en 1982, y resultó quinta en 1983 y octava en 1981, en los tres casos como piloto oficial de Audi a bordo del ya famoso Audi Quattro, que reseñamos en un artículo pasado en ésta misma revista. Es considerada la más exitosa y más famosa piloto de rally de todos los tiempos, así como del automovilismo en conjunto.

Michelle Mouton y su co-piloto Fabrizia Pons en su Audi Quattro

En nuestros días los nombres femeninos siguen sonando y con buen empuje, tenemos a Sabine Schmitz, quien venció en las 24 Horas de Nürburgring de 1996 y 1997. Es también famosa por ser la conductora del Ring Taxi del circuito de Nürburgring, siendo reconocida como la taxista más rápida del mundo, otro nombre femenino que suena en nuestros días es el de la hermosa Danica Patrick, nombrada debutante del año en la temporada 2005 de la IndyCar, año en que finalizó cuarta en las 500 millas de Indianápolis. En abril de 2008 se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera en la IndyCar, cuando obtuvo la victoria en el óvalo Twin Ring Motegi. Actualmente compite en la NASCAR Nationwide desde 2011 en donde se destacó en el 2013 en la carrera Daytona 500 por ser la primera mujer en obtener una Pole Position, adicionalmente fué la mujer con el mejor resultado en la historia al llegar en la octava posición en la carrera.

Sabine Schmitz

Entre las filas de competidoras en nuestros días está una venezolana, Milka Duno, conocida por obtener el puesto más alto para una mujer en las 24 Horas de Daytona, otra latinoamericana, mexicana específicamente es Estefanía Reyes, una de las pocas mujeres pilotos mexicanas, en 2001 se lleva el primer Lugar del Campeonato Cadet Master de Hot Wheels, en 2005 y 2006 empieza a correr la categoría de Formula Renault 1600cc quedando en tercer Lugar del Campeonato Panam GP Series. En el 2009 Volkswagen pide su participación para la carrera de resistencia 300 kms, quedando en primer lugar de la competencia.

En fin… la mujer ha sido una pieza más importante en el mundo automotriz y su historia de lo que se piensa, lamentablemente por injusticias, tabúes e ingenuidad no han recibido el debido reconocimiento por parte de los historiadores, cronistas y conocedores de la Historia de éste apasionante invento. ¿Qué depara el futuro para la mujer en  el mundo automotriz? La verdad no lo sé, como dijo Harley Earl en 1958 “su futuro es ilimitado” pero con todo lo antes reseñado no creo que sea que la mujer no sea bienvenida en éste mundo o que sea un mundo sólo para hombres, creo que más bien pudiera tratarse de que la mujer no ha tenido el interés de ubicarse, posicionarse y proyectarse a futuro en éste mundo, creo que es más un tema de “no querer” que de “no poder”. Éste artículo es una muestra, una evidencia de que quien quiere puede, ellas quisieron y pudieron. Considero que para aquellos que procuramos mantener viva la Historia del Automóvil a lo largo del tiempo es un deber y una responsabilidad histórica darle respeto y honor a quien lo merece.

Yo como fiel defensor de la igualdad de la mujer y el hombre les rindo mi tributo con éstas líneas, pero no destacando que sean mujeres luchando contra la corriente en un mundo de hombres, sino resaltando que sus logros son pilares igual de importantes en la historia del automóvil, con eso a la vista, el hecho de que sean mujeres es lo menos relevante. Para mi no son el “sexo débil”, tienen las mismas potencialidades y capacidades que el hombre y me parece retrógrado y hasta estúpido que en pleno siglo XXI, con los ejemplos que en éstas líneas detallo, se crea en la existencia del “sexo débil”, honestamente.

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras