Lancia Aurelia B20GT, exquisita vanguardia

Vincenzo Lancia conducía su Lancia Kappa de 1919 con su madre a bordo, al caer en un hueco el eje delantero colapsó, y aunque Lancia pudo reparar el daño en su carro, se convenció de que Italia no construiría carreteras para los automóviles sino automóviles para esas carreteras. Con ése criterio Lancia evolucionó hasta convertirse en una empresa innovadora y con sofisticados diseños. Vincenzo Lancia fallecería de un infarto en 1937 y su hijo Gianni Lancia tomaría las riendas del negocio con la misma visión y pasión, después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) llega a Italia el ya conocido Plan Marshall, un plan de inyección de capital a los distintos países europeos para su reconstrucción. Gianni Lancia estaba asociado con los comunistas en la lucha en contra de los nazis, por lo que el Plan Marshall nunca llegó a los talleres de Lancia, aun así, trabajando con las uñas construyeron un automóvil pionero, vanguardista, un automóvil que técnica y estéticamente pondría a Lancia por encima de la competencia local.

Lancia Aurelia B20 GT 2500, 1955.

 

El Lancia Aurelia

Inicialmente el Aurelia apareció como un automóvil de 4 puertas conocido también como el Aurelia B10, tiene sus orígenes en un prototipo llamado A10 que data de 1943, inicialmente es un automóvil con tracción delantera y un motor de 8 cilindros en V de 2 litros construido entre 1941 y 1942. La carrocería de 4 puertas fue diseñada y construida por el carrocero italiano Ghia. El proyecto fue desechado porque lo consideraban muy costoso y no es para menos, los Lancia tienen tanta ingeniería en cada pieza que Lancia terminaba perdiendo dinero en cada automóvil. Sin embargo las líneas y la influencia del proyecto A10 se utilizarán en el Aurelia.

En noviembre de 1943, se comenzó a trabajar en un nuevo proyecto más económico, en el mismo se involucró a varias mentes brillantes, Joseph Vaccarino, Francesco de Virgilo y a la cabeza del proyecto Vittorio Jano. El proyecto demandaba la creación de automóvil más pequeño y con un motor más pequeño, el cual fue finalizado en 1949, la carrocería de éste nuevo automóvil sería hecha por el carrocero Pinin Farina, inspirado en las líneas del  Lancia Aprilia fabricado entre 1937 y hasta 1949. El nombre escogido para el automóvil será Aurelia, tomándolo del nombre de una de las vías consulares más importantes de la Antigua Roma, de hecho la Via Aurelia es la que conecta Roma con Civitavecchia, Pisa y Génova hasta llegar a Ventimiglia, cerca de la frontera con Francia. De hecho ésta tradición de los nombres de carreteras que  llevan a Roma seguiría con el Lancia Appia (1953) y con el Lancia Flaminia (1956-1957). El nuevo Lancia Aurelia B10 aparece en el Salón de Turín el 4 de mayo de 1950, abriendo camino a otras versiones del Aurelia que sin duda brillarían mucho más.

Lancia Aurelia B20 GT 2500, 1955

 

B20 Coupe

Si bien Lancia no es la primera en utilizar la palabra Gran Turismo, si es la primera en desarrollar el concepto de un automóvil de gran turismo, un automóvil con prestaciones deportivas, pero con la comodidad para permitir viajes de mucha distancia. En resumen esto es el Aurelia B20, que aparece en el Salón de Turín el 2 de abril de 1951. El B20 es un hermoso coupe de 2 asientos + 2 asientos “de suerte”, es decir 2 asientos en la parte trasera que no brindan mucha comodidad pero si el espacio para ir sentado. La primera orden de la primera serie de éstos automóviles (100 inicialmente) habría sido entregada al carrocero Ghia por el propio Gianni Lancia, pero luego ésta se canceló y se entregó al carrocero Viotti, quien entregó 98 ejemplares, sin embargo hay muchas imprecisiones sobre quienes fueron los talleres carroceros que participaron en la fabricación de las carrocerías del nuevo B20, lo cierto es que el nivel de respuesta del mercado fue tan elevado que la asignación de fabricar la carrocerías pasó a manos de Pinin Farina, que tenía una mayor capacidad de construir en grandes cantidades. Es así como desde 1951 hasta 1958 Pinin Farina estará a cargo de fabricar el resto de las carrocerías del Aurelia B20.

Como dije anteriormente, el nivel de respuesta del mercado fue de lo mejor y de inmediato,  500 unidades se vendieron en menos de un año desde que se presentó al público, quizás para nuestros días no sea mucho, pero si consideramos que el precio no era el más bajo y que competía con automóviles como el Fiat 8V, el Aston Martin DB2, el Jaguar XK120 o el Alfa 1900, el éxito de ventas fue total. Eso precisamente hizo que el automóvil se mantuviera en el mercado durante 7 años cosechando éxitos.

Lancia fue el primero en fabricar de serie un motor V6.

La mecánica, el gran avance

Los más letrados y expertos, además de aquellos estrictos garantes de la historia del automóvil me dirán que Marmon, el fabricante automotriz estadounidense fue el pionero en el desarrollo de motores V6 y no es mentira, se trata de un prototipo de 1905 y lo que es más, hicieron un V2 y un V4 (Lancia haría el primero realmente funcional para el Fulvia), pero lo cierto es que no pasaron de prototipos porque se percataron de que el mercado de carros iba en la dirección de los V8 y V12, pero esa es otra historia, lo cierto es que el Aurelia es el primer automóvil en tener un motor V6 de producción en serie, se trata de un motor de 6 cilindros de 2 litros en V, a más o menos uno 60º, de hecho si no ves a detalle puedes creer que se trata de un motor de 4 cilindros en línea, hasta que encienden el carro y el sonido te pones los pies en la tierra, “Ah no… es 6 cilindros”.

La razón para que Lancia sea el primero en desarrollar seriamente un V6 es que se temía que el motor no pudiera ser balanceado correctamente, pero sólo por eso y era un temor aplicado a los 6 en V, durante los años 30 y 40 muchos automóviles de carreras y deportivos estaban equipado con motores de 6 cilindros, pero en línea y de hecho, no sólo durante los 30 y 40, durante los años 50 y 60 se harían en línea, Lancia es de los pocos que se mantuvo fiel a su diseño de 6 cilindros en V. Estos motores se caracterizaron por ser motores que realmente no exigen mucho mantenimiento, de hecho algunos expertos aseguran que con un automóvil equipado con uno de estos motores bien mantenido puedes llegar a los 160.000km sin tener que hacerle un mantenimiento serio, son motores robustos y de buena potencia.

El Aurelia fue sin dudas el banco de pruebas para el desarrollo de éstos 6 en V, primero salieron con 2 litros de cilindrada pero con aumentos en la potencia, en marzo de 1953 aumentarían a 2.5 litros y la potencia aumentaría desde 75 Hp  hasta 112 Hp, esto le permitiría alcanzar velocidades máxima que van desde 160km/h en la primera generación del B20 (Abril de 1951 – Febrero 1952) hasta los 185km/h. en la 6ta y última generación (Abril de 1957 – Noviembre de 1958. Pero por si el motor no es lo suficientemente revolucionario, Lancia además cometió la osadía de diseñar un sistema de transmisión ubicado en el eje trasero, esto es embrague (o clutch), caja de cambios y diferencial, todo ubicado en la parte trasera y armado como si se tratara de un reloj suizo. La razón de esto era el temor de que la combinación motor – transmisión resultara intolerable para el carro. Otro elemento que mejora el performance es por supuesto el sistema de frenos, hidráulicos y en las 4 ruedas, lo curioso es que los tambores traseros están colocados a la salida del bloqueo del diferencial. Además el Aurelia será el primer automóvil en tener cauchos radiales de fábrica.

Un total de 6 series del B20 GT entre 1951 y 1958 y aunque en esencia es el mismo carro las diferencias entre un modelo y otro son:

  • Primera serie: Producido a partir de abril 1951 hasta febrero del 52, motor  2 litros, 75 HP.
  • Segunda Serie: Producido a partir de marzo 1952  hasta febrero de1953, motor de 2 litros y 80 HP. Esta versión es conocida por algunos como un “segundo set”.
  • Tercera serie: Producido a partir de marzo 1953  y hasta diciembre de 1953, motor de 2,5 litros y 118 HP, la parte trasera es un poco más redonda.
  • Cuarta Serie: Producidos a partir de 1954 y hasta diciembre de 1955, motor de 2,5 litros y 118 HP, eje trasero De Dion, que brindaba más estabilidad en curvas. A esta serie se refieren comúnmente como “cross-bow”.
  • Quinta serie: Producido desde 1956 y hasta marzo de 1957, motor de 2,5 litros y 110 HP, tiene nueva caja de cambios, una ventana trasera expandida, nuevas piezas de cromo y volante de tres rayos y madera.
  • Sexta serie: Producida a partir de abril 1957 hasta noviembre de 1958, motor 2,5 litros y 112 HP.

 

Los acabados del Aurelia lo ponen en el mismo nivel del Bentley R Type Continental.

 

Refinado para uso diario de campeones y caballeros

El Aurelia si, efectivamente participó en carreras con muy buenos resultados, muchos primeros lugares en su categoría, incluso llegando a pisarle los talones a los Ferrari de la época en carreras como las 24 horas de LeMans, el Girio di Sicilia o en el Mille Miglia, sin embargo, su aspecto, su equipamiento interno, refinado, sofisticado hizo que fuera preferido por los corredores más como un automóvil de paseo o de uso diario que en las competencias, Juan Manuel Fangio, Mike Hawthorn, Jean Behra.

Tapicería de cuero, tablero con suficiente in formación para el conductor, volantes elegantes e incluso hasta podías incorporarle un radio, en fin, hablamos de un automóvil que tiene un exquisito acabado, acabado con extremo cuidado en los detalles, por ejemplo los tapacubos (o tasas), pareciera que se sacan con un destornillador plano (o de pala) o quizás una herramienta de cabeza plana, pues no, se colocaba una herramienta especial que el carro traía y se desenroscaba la tasa.  Además de la calidad del acabado, está la calidad de conducción que lo coloca por encima de automóviles más lujosos y al tiempo no pierde a sus prestaciones deportivas.

Los 2 asientos de suerte, 2 asientos traseros, no brindan mucha comodidad pero si las mínima para ir lo suficientemente sentado.

 

En el mundo, como lo he dicho antes, cada carro tiene su propia personalidad en función al país de origen, los ingleses hacen carros de línea tradicionales y conservadoras, los alemanes hace automóviles con un diseño sobrio, científicamente atractivo y de mecánica mas que fiable (salvo excepciones), los franceses son más complejos, diseño vanguardistas, hacen lo que nadie se atreve a hacer en cuanto a diseño, algunos resultan bonitos, otros resultan… bueno, en fin, los italianos tienen una peculiaridad, no siempre serán mecánicamente los más fiables, pero siempre serán los más hermosos. OJO! No digo con esto que los carros de otros países no lo sean, cada carro es bello a su forma y además, como dijo Francis Bacon, “La belleza está en los ojos de quien mira”, el tema de los italianos al diseñar automóviles es que pareciera que hicieran un trabajo de alta costura sobre un automóvil, hablamos de alma y corazón al momento de diseñar y eso se respeta. A la estética le sumamos el hermoso sonido de éste automóvil, es como si tuviéramos un soundtrack del tenor Francesco Albanese cantando a todo pecho el Nessum Dorma de la ópera Turandot.  Lo repito, Lancia no es el inventor del automóvil de Gran Turismo, ni siquiera se les ocurrió usar ese nombre al concepto de su automóvil, pero sin duda alguna, con el Aurelia B20 demostraron estar claros en cuanto a cómo se hace un Gran Turismo verdadero.

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Latest posts by Michel Rodríguez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras