El mensaje necesario

Alma tiene el corazón roto. Se siente asqueada y traicionada por los líderes de la Unidad. Sin éxito, trata de ocupar su mente en otras cosas pero su nevera vacía le recuerda una y otra vez las razones por las que no puede ser indiferente. Escoge una película de acción y junto a su marido se enfoca en la trama. En el minuto 32 llega su hijo, pálido como un papel, anunciando mucha más acción que la película que veían, ¡mamá me acaban de robar el carro tres tipos armados!

Roger, sin conocer a Alma coincide con cada uno de sus sentimientos. Con una palabra describe el momento: impotencia. Durante 25 años trabajó como operador de planta en una refinería petrolera, aun cuando se hizo el desentendido de la realidad durante los últimos años y marchó en cada uno de los actos políticos del PSUV, el pasado domingo 30 de julio decidió contradecir a sus jefes y no fue a “votar” en favor del fraude constituyente. Dos días después, el SEBIN lo obligó a renunciar.

Por otro lado, Valentina, rompe en llanto al ver el retrato de su hijo de 16 años quien fue asesinado a mansalva por la Guardia “Nacional” por el solo hecho de salir a la calle, armado con una bandera, un escudo y las aspiraciones a una vida mejor.

Juan Alberto, desesperanzado, lamenta la muerte de su madre producto de la escasez de su pastilla para controlar la tensión arterial. Piensa que no hay cálculo político que le devuelva a su madre y solo espera que nadie más tenga que pasar por su situación.

María Virginia arregla las flores de la tumba de su hijo de 9 meses, quien falleció producto de una infección que adquirió ante la falta de mantenimiento de la máquina de hemodiálisis del Hospital J.M de los Ríos donde se encontraba internado.

Esta ignominia tiene nombre: se llama Socialismo del Siglo XXI y sus terribles consecuencias son hoy en día bien conocidas por la mayoría de los venezolanos y los países democráticos del mundo.

Luego de unas “elecciones” cuyos resultados se sabían mucho antes de ser tan siquiera convocadas, se institucionaliza el miedo en Venezuela a través de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) cuyo proceso de formación está plagado de vicios de inicio a fin.

Ahora bien, mas allá del evidente fraude que significa la ANC, su constitución estaba cantada y no podía tomar por sorpresa a ningún dirigente político serio. Por sorpresa si nos tomó a los ciudadanos el hecho de que la dirigencia no tuviese un plan luego de aprobado dicho fraude. El nefasto como vaya yendo, vamos viendo. Las consecuencias de ello son aún más terribles cuando se está enfrentando una dictadura que puede ser inepta para entender las necesidades de la gente pero extremadamente cuidadosa al calcular las medidas necesarias para restringir las libertades y avanzar en su plan de construcción de un Estado totalitario.

Hay una grave ausencia de comunicación entre quienes dirigen en este momento la MUD y la gente. Y esa falta de comunicación es eficazmente aprovechada por una dictadura que no descansa en crear rumores, divisiones y controlar la información.

Quienes de alguna manera hacen vida política deben cuanto antes enmendar el capote. El silencio y el secretismo son sus peores enemigos en estos momentos tan difíciles.

El pueblo se cansó de estar “rodilla en tierra” y está decidido a ponerse de pie. Si sus políticos los van a ayudar a lograr el objetivo final, que es desmontar el Estado totalitario y hambreador que mantiene a Venezuela a oscuras, entonces ese pueblo está dispuesto a acompañarlos con movilizaciones, discusiones y elecciones, sean regionales o no. Pero si por el contrario estos políticos solo quieren ocupar pequeñas cuotas de poder para seguir manteniendo el mismo sistema de control de hasta la más mínima expresión de libertad, la persecución a quienes piensan distinto, los altos costos de la vida, el cáncer de la corrupción, la delincuencia desbordante, la falta de medicamentos básicos y la escasez generalizada de servicios públicos, entonces este pueblo le pasará por encima a esos “líderes” e inventará nuevas formas de liderazgo mas allá de los partidos políticos y conquistará por si mismo su libertad.

Víctor Bolívar

Víctor Bolívar

Venezolano, demócrata, escritor y abogado constitucionalista.
Víctor Bolívar

Latest posts by Víctor Bolívar (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras