¿Generación perdida?

Los resultados de las primarias realizadas el domingo 10 de septiembre generaron una serie de acontecimientos muy lamentables que aumentaron la percepción del fracaso de la MUD. Sin duda, el hecho de que salgan a la luz pública las fuertes diatribas que se mantenían todavía parcialmente en secreto, traen como consecuencia que las personas conozcan en realidad que es lo que verdaderamente sucede en la coalición opositora. Es natural que existan diferencias muy marcadas con respecto al criterio de cada partido, es normal y sano que sea así. Lo lamentable son las declaraciones tan vagas, inoportunas e imprudentes de algunos voceros de la oposición. Dichas expresiones evidencian en algunos líderes una intención hipócrita sobre la realidad de nuestro país, no se puede creer en un dirigente inmerso en estas disputas.

Se puede deducir que es mentira que luchan por la democracia, por un mejor país, por la libertad, contra la miseria, el hambre y tantas otras calamidades que sufrimos los venezolanos por culpa de la dictadura, ellos sencillamente defienden sus intereses. No pido a seres perfectos, incapaces de equivocarse o de tener ambiciones, pero es tanta las ganas de acceder al poder para beneficio propio que con las conducta post-primarias no se puede pensar en otra cosa que el egoísmo y la ambición. Pongo en duda el interés de algunos de esos dirigentes en generar un cambio.

El presente artículo no tiene como objetivo resaltar la conducta de la dirigencia opositora después de las primarias. Lo fundamental es reflexionar sobre los resultados de ese proceso electoral. No es necesario entrar en detalles, si fulano gano o lo estafaron, hay que remitirse a la información suministrada por la Comisión Nacional de Primarias. Es por ello que al conocer los resultados la preocupación aumenta, porque algunos de los candidatos electos representan tranquilamente un “déjà vu”. Imaginemos al año 1998 ¿Porque muchos votaron por Hugo Chávez? Una de las tanta razones por lo que la gente cometió tan costoso error fue porque algunos de los elegidos en las primarias mal gobernaban en los estados donde fueron seleccionados, para ese momento eran altamente impopulares, igualmente eran una especie de caudillos en sus respectivas entidades.

Es impensable que la política venezolana no tenga generación de relevo, no se puede creer que no se haya evolucionado políticamente. Como aceptar que en Apure el candidato de la MUD sea José Gregorio Montilla, o que en Amazonas sea Bernabé Gutiérrez. Realmente es lamentable que estos señores pretendan ejercer funciones de gobierno nuevamente.

Toda organización política debe formar a su militancia (activistas, cuadros o afiliado según el partido) para que tenga la suficiente preparación a la hora de asumir algún reto político. Es de suponer que los partido no están confiando en la generación de relevo, también puede ser que sencillamente el interés por un cargo gubernamental  sea para no generar políticas públicas que beneficien a la ciudadanía sino para implementar la política nefasta que siempre ha reinado en nuestro país; la del nepotismo, tráfico de influencias, del enriquecimiento, de la corrupción, del populismo, de la limosna y toda porquería que ha contaminado a la política.

No existe una evolución y transformación verdadera en la política nacional. Los partidos tradicionales se niegan a cambiar y adaptarse a los cambios que la sociedad requiere. Es inaudito que esos dinosaurios de la política crean que nuestro país no resiste más populismos y demagogias que reinaron en la época que ellos gobernaron. Sus victorias se deben a la maquinaria electoral de sus partidos, obviamente también a la fidelidad de personas que siempre han votado por ellos, la abstención también ayudó en ese sentido. Por tal motivo, es necesario que los nuevos liderazgos sean tomados en cuenta y no sean obstaculizados por los caudillos de antaño, es más fructífero primeramente para el país y para sus respectivos partidos el surgimiento de nuevas figuras, ya que aportaran nuevas ideas y al ejercer la política de una forma distinta a la tradicional conllevaría a una dinámica política nueva, donde esa sensación de que los partidos representan lo mismo, ya no será una percepción en el ciudadano.

Sin embargo, el resurgir de los liderazgos regionales de líderes que se creían muertos políticamente, quizás represente una alegría enorme para algunos, pero es preocupante para otros. Para los que creemos en que el fin del populismo esta cerca en nuestro país significa que se debe luchar no solo con la política autocrática populista del régimen actual, también se debe luchar para convencer a compañeros opositores que todavía se ven influenciados con el mensaje populista de los partidos de oposición. Todos encarnan ideas de izquierda donde surgen propuestas como la indexación salarial, la intervención del estado, la regularización de precios, la farsa de la justicia social, en fin, todavía no han aprendido de sus mismos errores. Es increíble como sienten simpatía con el socialismo después de los tantos ejemplos que se han presentado alrededor del mundo por la inviabilidad de esa ideología.

Es necesario que la generación del 2007, 2014 y 2017 sean tomados en cuenta próximamente. Esas generaciones han expuesto su pellejo luchando en la calle contra el régimen, es cierto que algunos de sus integrantes ya están ejerciendo funciones políticas, entre ellos Freddy Guevara, Smolansky (exiliado), Juan Requesens, Juan Andrés Mejía, Miguel Pizarro entre otros. Sin duda, los líderes tradicionales van a hacer lo imposible por no darles protagonismo a estos muchachos, pero creo firmemente que estos jóvenes se van a imponer. Lástima que su formación ideológica sea todavía ambigua, las declaraciones de algunos de ellos no expresan gran conocimiento del tema económico o de ideas libertarias contrarias al populismo y al socialismo, pero al final es de esperar que la realidad histórica se impondrá. No se debe permitir que esa generación se pierda. Se deben crear las condiciones para que se mantenga. Creo sin embargo que la generación del 2014 y 2017 son las que finalmente van a tomar las ideas libertarias como bandera. Que así sea.

 

Latest posts by Julio Perez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras