Estamos distraídos

Mantener el foco en lo que se quiere es fundamental para lograr los objetivos pero, en este tu país mi país andamos distraídos y no ahora, desde hace rato, horas malgastadas en temas tan absurdos como los cinco puntos cardinales, la multiplicación de los penes, los millones y las millonas, el huracán que daña el servicio de internet, los chismes sobre los diálogos…

Por ejemplo, en relación al tema de alimentarse con conejos, recibí innumerables mensajes por las redes sociales donde los debates no tenían fin, desde asco, hasta los que contaban sus historias de amor con los conejitos como mascotas, paseándonos por el famoso bugs bunny.

Por lo antes expuesto insisto, estamos distraídos y el sistema político lo sabe, yo estoy convencida que estos mensajes son premeditados para generar reacciones de asombro y polémica, actuando como cortinas de humo que tapan cualquier conducta de análisis racional, profundización y enfoque hacia lo que deberíamos estar dirigiendo nuestra atención y esfuerzo.

El terreno fértil para esta distracción es la desesperanza, el no saber qué hacer para lograr lo que queremos lograr de modo que, al no saber o no querer afrontar decisiones así como las emociones asociadas a las mismas, nos desenfocamos y así nos mantenemos entretenidos creyendo que estamos haciendo cosas (y de hecho las estamos haciendo) pero una cosa es estar ocupado(a) y otra muy distinta estar enfocado(a)

Mientras nos mantengamos distraídos en una falsa conciencia de estar haciendo cosas, lo cierto es que no nos alejamos de nuestra zona de confort y no avanzamos y ¿sabes qué? al final del camino lo que queda es una gran sensación de desgaste, de horas perdidas y resultados no obtenidos.

Mantenernos entretenidos nos ancla en nuestra zona de confort,  generando esa sensación de mucho movimiento pero que es falso, porque en realidad permanecemos quietos en un mismo punto dentro de la comodidad de las barreras de lo que nos resulta conocido.

Entonces mis queridos hermanos de patria, les sugiero dejar de enfocarte en cuanta noticia loca veas en las redes, piensa ¿cuál es tu foco? ¿Comprar pollo o comprar conejo? ¿analizar el número de puntos cardinales? , sabes que no, el objetivo es uno, liberarnos de este régimen nefasto y ese debe ser el norte, todo lo demás es mera distracción inducida, no te dejes enredar.

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Latest posts by Liliana Castiglione (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras