Con tanta tragedia… ¡debe ser fin de mundo!

Sí, pareciera que el universo conspira para intentar destruir a la raza humana, ¡el fin de los tiempos debe estar cerca!, o al menos es lo que algunos sectores religiosos y gente paranoica predican sin parar a raíz de todos los desastres y calamidades ocasionadas por fenómenos naturales, todo en tiempos de fuertes tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, pero ¿de verdad el final vendrá cerca?.

No es la primera vez que se rumorea que el final del mundo está cerca, es por eso primordial exponer el pasado antes de hablar del presente, “quien no conoce su historia está condenado a repetirla”.  

Antecedentes

En internet existía el fuerte rumor de que el fin del mundo se encontraba cerca, el pasado 23 de septiembre sobrevivimos una vez más  y súmanos otro “check” a inmensa lista de predicciones fallidas sobre “el fin del mundo”, es se habla del “fin del mundo” desde el mismo comienzo de la humanidad como civilización, por ejemplo tres profetas pronosticaron el fin del mundo para el año 500 d.c, basándose en las medidas del Arca de Noe y otros datos arrojados por la Biblia y diferentes textos sagrados.

Este patrón de supuestos finales de mundo se han repetido una infinidad de veces a lo largo de la historia, por ejemplo El Papa Inocencio III predijo que el mundo acabaría en 1284, 666 años después de la fundación de Islam, años más tarde, Martin Lutero, padre del movimiento protestante cristiano, predijo que el mundo no llegaría al año 1600 por toda la violencia que se vivía, pues se presentaban varias situaciones  descritas en la Biblia. En el año 1806 una mujer británica alegaba que su gallina ponía huevos con la frase de “Cristo viene”, la historia fue tomada como un milagro hasta que se demostró que fue un fraude. En el año 1910 se pensaba que el “cometa Halley” dejaría a su paso una estalla de muerte y destrucción.

Durante la Segunda Guerra Mundial también se rumoreaba que el final estaba cerca, ¡tanta destrucción solo podría anunciar el final de la humanidad!, lo mismo se pensaba  época de la peste negra, en el siglo XIV, pues la enfermedad  mató a 25 millones  ¡NADA MÁS EN EUROPA!, (historiadores estiman que pudo haber sido entre el 30% y 60% de la población Europea), en una etapa de la historia llena de tanta muerte sólo se podía pensar que el final se aproximaba, hasta yo me lo hubiera creído en ese entonces…

Más recientemente en el año 1999 se predijo que al cambiar la fecha al “2000” las computadoras colapsarían causando un desastre tecnológico, fatal para los seres humanos. Luego en el 2006 se predijo que el final llegaría el 6 de junio (mes 6) del 2006, por ser la fecha referente “al diablo”, el más popular fue el 2012, año en el cual se afirmaba que se culminaba el calendario Maya, lo conectaron con miles de predicciones alrededor del mundo, buscaron mil razones por las cuales se acabaría el mundo (reversión de los campos magnéticos de la tierra, llamaradas solares, megaterremotos, impactos de meteoritos, estallido de guerras nucleares…), claro sin contar ellos años 90, 365, 375, 793, 800, 848, 1000, 1033, 1066, 1496, 1666, 1822, entre muchísimas más,  al final estamos en el 2017 y nada ha pasado, todo tranquilo hasta la próxima predicción.

Ajá, entonces ¿por qué tanto desastre?

Es importante recordar que vivimos en un planeta dinámico que está constantemente transformándose, la humanidad misma es producto de todos estos constantes cambios radicales. Los seres humanos no hemos aprendido a vivir en conjunto con la madre tierra, construimos edificios en zonas peligrosas, casas en medio de ríos, sabemos que tarde o temprano los desastres van a pasar, desastres que son naturales, son causados por los mismos seres humanos.

Terremotos de México. El pasado 8 de septiembre se registró un sismo de 8.1 mw  con epicentro en Chiapas, a unos 600 km de la Ciudad de México, días más tarde, durante la conmemoración del terremoto del 19 de septiembre de 1985 un sismo de 7.1 mw con epicentro en Puebla (a tan solo 120 km de la capital), tomando por sorpresa a los mexicanos y dejando muchísima destrucción en el CDMX.

Es importante recalcar que México se encuentra en el denominado “Circulo de fuego”, región del planeta donde se registran el 90% de la actividad sísmica del planeta. El país se relaciona con 5 placas tectónicas, Venezuela sólo se encuentra entre dos.

 

Además de ello, el suelo de la Ciudad México es blanco por lo cual hace que se amplifique la onda y prolongue la duración del temblor, en zonas solidas el movimiento duró tan solo 38 segundos, en el suelo blando se prolongó hasta por 1 minuto (qué es una duración importante para un movimiento telúrico), la onda de prolongo casi el doble de tiempo. Esto se debe a que antiguamente existían lagos en donde ahora se encuentra la ciudad, eso sin contar la cantidad de edificaciones anteriores a 1985 (año en el que ocurrió el ultimo terremoto destructor en la capital mexicana) y la cantidad de edificaciones construidas con materiales más económicos por el tema de corrupción en las constructoras, una gran bomba de tiempo.

Los sismos son impredecibles, es totalmente factible que se registren varios terremotos en fechas o horas cercanas, de hecho tenemos un ejemplo de tales casualidades en nuestro país, el 12 de marzo de 1812 se registraron dos terremotos a tan solo una hora de diferencia (algunos autores señalan que fueron 3 sismos) que causaron grandes daños las ciudades andinas y en el litoral central del país (la Guaira, Caracas, Maracay…), es totalmente factible y no es la primera vez que ocurre.

¡Los sismos no son causados por el calentamiento global!, punto importante por aclarar.

Por otro lado, durante el sismo del 8 de septiembre se pudieron notar luces en el cielo, estas “luces de terremoto” se ven en un 10% de los terremotos, no se tiene teoría fija sobre que los produce, es muy difícil saber la causa por lo extraño que es este fenómeno, pero no es la primera vez que esto ocurre, así que dudo mucho que sea una señal de algo.  

Huracanes. Primero que nada es primordial saber que este fenómeno natural se forma a partir de sistemas de bajas presiones con actividad lluviosa y eléctrica. Existen una serie de causas y de disposiciones favorables para que se produzcan estos huracanes. Cada año la temporada de huracanes comienza en junio y culmina en noviembre, siendo la etapa más activa entre agosto y octubre.

¿Qué hace tan frecuente este fenómeno natural en los últimos años?, existen diferentes hipótesis sobre el por qué, la primera de ellas habla de la intervención humana al incrementar el efecto invernadero, otros expertos (los del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos) atribuyen la cadena inusitada de huracanes este verano a un proceso cíclico de calentamiento del agua del mar y no al calentamiento global o a la reaparición del fenómeno de El Niño, esto no quiere decir que no existe la probabilidad de que el calentamiento global pueda influir en la peligrosidad de los huracanes en los próximos años, pues un aumento en el nivel del mar puede empeorar las inundaciones causadas por estos fenómenos naturales.

Estos científicos explican que el calentamiento global es un proceso lento, y el aumento en el nivel del mar puede deberse a otros factores,  de igual manera esta hipótesis no está comprobada totalmente, pero este calentamiento del mar no se está dando por primera vez, las temporadas intensas de huracanes ya habían ocurrido en la década de los 40,50 y 60.

Planeta Planeta X. Se rumoreaba que el supuesto “Planeta” se estrellaría con el planeta Tierra el pasado 23 de septiembre del 2016, el 23 de septiembre del 2017 y ahora supuestamente para el 17 de octubre del 2017… ya la NASA ha confirmado que no existe… en cientos de ocasiones…

Memoria corta

Los desastres son cada vez más grandes por diversos factores, uno de ellos es el crecimiento de las ciudades, no es lo mismo un terremoto de 1900 al que pueda ocurrir en el 2017, la enorme explosión demográfica hace que cada vez sean más destructores los daños causados a consecuencia de un fenómeno natural potencialmente destructor.  Por ejemplo la Ciudad de Mexico está construida sobre un suelo que amplifica con una gran intensidad la fuerza de las ondas sísmicas, en 1985 hubo miles de edificaciones dañadas, destruidas o que quedaron en un estado tan deplorable que hubo que demolerlas, tarde o temprano la historia se iba a repetir, ¿quién fue el no tomo en cuenta los riesgos que la naturaleza imponía?.

El tiempo pasa, los mismos patrones se dan una y otra vez, según muchos el final siempre estuvo cerca desde siglos, incluso mucha gente se ha suicidado del miedo, el  pánico y temor ah estado presente en los hombres a lo largo de la historia, ahora la pregunta es: ¿cuándo vamos a aprender de los errores del pasado?.

Aclaraciones finales

  • ¡Los sismos son impredecibles!, no existe ninguna manera de saber que día, que año, que siglo ocurrirá el próximo mega terremoto, solo suposiciones a base de estadísticas.  
  • No hay nada de anormal en los sismos recientemente ocurridos en Venezuela y el mundo.
  • Es normal que se registren sismos todos los días en nuestro país, la mayoría es incluso imperceptible para los humanos.
  • Los científicos dicen que los huracanes pueden empeorar por el aumento en el nivel del mar, ¿siguen pensando que la ecología es una pérdida de tiempo?
  • Ese ciclo de intensa recurrencia de huracanes ya se había vivido antes en las década  de los 40, 50 y 60, por lo tanto se pronostica que los huracanes destructores se prolonguen varios años más.
  • Desde el comienzo de la civilización se ha pensado que el mundo está por llegar a su final… no sé, a lo mejor al ver hacía el pasado como una y otra vez se repiten los mismos patrones dejen de ser tan alarmistas, tal vez aunque sea para el que lee este artículo.
  • La naturaleza siempre ha sido hermosa y aterradora al mismo tiempo.

¡Evita compartir cadenas alarmistas! Los rumores causan angustias innecesarias

Ana Daniela Valero

Ana Daniela Valero

Venezolana. Protectora del medio ambiente. Amante de las artes y fiel fanática del universo geek.
Ana Daniela Valero

Latest posts by Ana Daniela Valero (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras