Peluditos UCV: la voz de aquellos que más nos necesitan

Alejandra Orta estudia Derecho en la Universidad Central de Venezuela, más que una alumna común de las que hacen vida en la UCV, ella es una de las fundadoras y coordinadoras del grupo Peluditos UCV, estos se encargan de proteger, cuidar, alimentar, entre otras cosas, a los perros y algunos gatos que tienen como hogar La Casa que vence la sombra, en Guayoyo en Letras tuvimos el placer de entrevistarla teniendo una tarde diferente y conociendo más sobre esta noble causa.

Guayoyo en Letras. ¿Cómo nace Peluditos UCV?

Alejandra Orta: Todo comenzó hace como 7 años, cuando vimos que envenenaron a unos perritos de la universidad, al principio pensamos que era porque salían a buscar comida fuera, pero después recabando información nos enteramos que fue por una persona de aquí mismo que empezó a regar la voz de que los perros mordían, y fue cuando los mandaron a envenenar. A partir de allí, dije ‘tenemos que hacer algo, no podemos permitir que envenenen a los perros de la universidad’, desde ese momento empecé a traerles comida pero esporádicamente, una o dos veces por semana.
Sin embargo, hace aproximadamente 5 años empecé a preocuparme más porque yo me iba de vacaciones como cualquier estudiante de la universidad, y son 45 días libres y, me empecé a preguntar ¿qué comen ellos en vacaciones? Al menos el comedor en ese momento funcionaba regularmente, ya no funciona, en vacaciones no funciona, los cafetines tampoco funcionan en esas fechas, aquí no hay nada ¿qué comen los perros?
Fue cuando hice una campaña pequeñita, entre mi círculo de amigos, a través de mis redes para que ayudáramos a los peluditos y desde entonces se empezó a ofrecer mucha gente, para ese momento me llegaron con los sacos de perrarina a mi casa, solo en esas vacaciones recogí 80kg, desde entonces empecé a venir interdiario.

G.L: ¿Cómo comienzan a llegar más personas al grupo?

A.O: Para ese entonces (hace 5 años) un perrito se enfermó, al que le lamamos Brandon (el alfa de la manada) y empecé a preguntar que si no había alguien que se hiciera cargo de los perros, para recibir apoyo en la parte veterinaria porque en ese sentido yo no sabía nada, ahorita soy una experta, allí fue cuando me enteré de Gabriela, a ella le decían “doctora”, pero en realidad no es veterinaria, al igual que yo venía por su cuenta a darles comida a los animales, sólo que ella anda siempre en su carro y viene cuando puede a alimentarlos, le decían doctora porque cuando era necesario se los llevaba y los atendía. Desde allí empezamos con esto juntas, en principio ella no era muy receptiva conmigo, quizás porque pensaba que como muchas personas que comienzan con esto, iba a abandonar en el camino, pero después se dio cuenta de que no era así, todo el tiempo me veía y veía y ya empezamos a hacer más amistad. Finalmente hace 3 años me separé, me tocó divorciarme y empecé a venir todos los días, sin importar mi situación venía a drenar y olvidarme de todo con ellos, y lo logré.

G.L: ¿Cuántos peluditos hacen vida en la UCV hoy en día?

A.O: Aproximadamente son 35 perros, excepto los del clínico de los cuales, no nos hacemos cargo porque no nos da tiempo, aunque Gabriela le da comida a todos los perritos que ve.
Ellos están distribuidos de la siguiente manera: en la Facultad Ciencias (allá si es todo súper organizado y no hacemos cargo más que nada de las cosas grandes por ejemplo: la esterilización y atención médica porque de la alimentación se encargan los vigilantes) en la escuela de Ingeniería Mecánica, en el pasillo de Farmacia, en Plaza del Rectorado, en los alrededores de la piscina, en la cancha de Ingeniería, en la entrada de Ciudad Universitaria y en Derecho.

G.L: ¿Cómo se organizan para alimentarlos?

A.O: Gabriela viene los viernes, sábados y domingos y en las ocasiones que yo no puedo y yo vengo de lunes a jueves, por supuesto ella tiene la facilidad de que tiene carro y se le hace más sencillo. También está Zaimary (quien llegó luego) que viene dos veces por semana pero igual siempre la acompaño porque somos amigas y al final, siempre decimos “vamos” y nos animamos y venimos juntas.
También hay unas chicas que están intermitentes y, de hecho, tienen la camisa oficial de Peluditos UCV pero nos apoyan sólo en las jornadas, tenemos ese soporte porque en esas ocasiones siempre se necesita mucha más gente, por ejemplo, para bañarlos.

G.L: ¿Tienen a alguien fijo en la parte veterinaria?

A.O: No tenemos a nadie fijo, esperaríamos y sería encantador que lográramos obtener un veterinario que viniera para acá, porque a veces es una tontería lo que hay que hacerles y es más complicado sacarlos de la universidad, además ya hemos tenido complicaciones fuera y no queremos que se repitan. Sacarlos es muy caótico sobre todo para ellos, por eso preferimos que todo sea aquí en la universidad.
No obstante, el Dr. Mayora (veterinario) y la Red de Apoyo Canino que han trabajado con nosotros han sido un gran apoyo y cuando los van a operar lo que nos piden es un espacio abierto con dos mesas y un lavamanos para ellos, en ese sentido hemos tenido suerte. Asimismo no utilizamos antibióticos cuando los operan, no porque no hayamos querido, sino que el veterinario nos dijo que no lo necesitan, a menos que se les infecte, al principio estuvimos un poco escépticas, pero ellos se recuperan solos y de verdad que nos ha ido muy bien.
Tenemos también una conexión con Misión Nevado, ellos nos ayudaron con el caso de Tigrita, que es una perrita que tuvo tumor de sticker, lo que pasa es que como no cuenta con casi insumos se les hace complicado, pero si nos han dicho que cuando tengamos una población más o menos grande de perros o de gatos les avisemos y los traigamos para acá, es decir, se han puesto a la orden pero como los peluditos casi todos se han esterilizado, no los hemos traído.

G.L: ¿Qué actividades han realizado?

A.O: El año pasado empezamos las jornadas de esterilización, ya habíamos hecho un censo y sabíamos cuántos eran, además contamos con el apoyo del señor Freddy (vigilante de la universidad) que se encarga más es de Tintun y la niña, la señora Elda que hace su recorrido a diario, les da agua todos los días y cuando puede comida, y la Dra. Raiza que trabaja en el Clínico Universitario, sin embargo, a ellos no los molestamos tanto porque como son más adultos, tienen más responsabilidades. La primera jornada la hicimos en diciembre del año pasado y comenzamos con todos los machos para esa fecha y después, este año hicimos la segunda jornada y esa vez les tocó a todas las hembras. Fue así como nos organizamos mejor y empezamos a incluir no sólo la comida, si no también la esterilización, bañarlos y cuando es necesario atención veterinaria.

G.L: ¿Qué es lo más difícil de esta labor?

A.O: Lo fácil encariñarse con los perros y decir “yo voy a hacer” pero es muy difícil que la gente haga lo que dice, o sea por ejemplo, la dedicación que tenemos nosotras de estar aquí hasta en vacaciones, hasta el 31 de diciembre.
Además hemos perdido a varios perritos, el más reciente nos confirmaron en junio que había fallecido, al que bautizamos como Oso, pero al final son gajes del oficio, sabemos que hicimos todo lo humanamente posible por ayudarlo, cuidarlo y quererlo también perdimos a uno en Ciencias que se llamaba Vainilla, le dio leptopirosis (enfermedad bacteriana que se transmite por la orina) y a Taz pero él no murió, él se perdió, aunque uno siempre conserva la esperanza de que fue alguien que lo adoptó.

G.L: ¿Qué actividades tienen próximamente?

A.O: La segunda semana de diciembre tenemos una jornada de vacunación antirabica planificada, ya tenemos las vacunas sólo nos faltan las jeringas. Además, ya estamos empezando a recolectar donaciones para la comida de los peluditos que consumen en las vacaciones. Por otro lado queremos hacer también otra jornada de vacunación para colocarle la séxtuple a todos, sin embargo, éstas oscilan entre los 180.000 bs c/u hace un mes que averiguamos el precio y aun no contamos con los recursos para realizar la actividad.

G.L: ¿Cuáles son sus redes y cómo pueden contactarlos?

Nuestro Instagram: @peluditosucv
Facebook: Peluditos UCV Oficial
Correo: peluditosucvoficial@gmail.com
Teléfono: 0424-2142908 Alejandra Orta.
Cualquier ayuda es bien recibida, hasta la más pequeñita, recuerda que #AccionesHacenTransformaciones

Lorena Bermúdez

Lorena Bermúdez

Ucvista. Estudiante de Sociología. Periodista por vocación. Samuelita. Solo Caracas. "Fiel a las causas perdidas"
Lorena Bermúdez

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras