Así nació la auténtica revolución del sentido común

¿Qué sucedió el 8N de 2012? Hoy a cinco años de la mayor movilización de nuestra historia, que incluyó desde las principales ciudades de la Argentina hasta pequeñas poblaciones en el interior; este proceso se destacó por haberse extendido a las embajadas y consulados en más de treinta países. Todo esto fue posible a un nuevo fenómeno: Las Redes Sociales.

La aparición de esta nueva herramienta dio lugar a una verdadera revolución de espíritu liberal, pues el reclamo de todos aquellos que participamos se inspiraba en los mismos principios que llevaron a Juan Bautista Alberdi al redactar nuestra Constitución Nacional; que por aquel entonces se encontraban afectados por una andanada autoritaria muy bien definida por la célebre frase de la ex Presidente “Vamos por todo”.

Las redes sociales nos dieron el espacio de libertad de expresión, organización y difusión que por aquel entonces el gobierno de turno intentaba restringir mediante sus políticas populistas. Aquellas plataformas que desde su inicio tenían una aplicación para el esparcimiento, comenzaron a tener un uso netamente político. El camino se inició el 31 de mayo de 2012, cuando en una pequeña protesta nos encontramos varios administradores y usuarios de redes; y fue allí cuando nos dimos cuenta que no estábamos solos y contábamos con una nueva y poderosa herramienta de la libertad de expresión. Desde aquella fría noche comenzamos andar un camino que nos llevó a realizar varias movilizaciones, incluida la masiva del #13S, que sorprendió a todos aquellos acostumbrados a los medios tradicionales; y que luego nos llevó a la salida del populismo en el 2015. Aprendimos de las experiencias recientes de otros países, mejoramos el uso de la red social para este tipo de participación y hemos servido de ejemplo para el activismo en otros lugares del mundo.

Cuando comenzamos, quienes nos representaban habían dejado un vacío y todos sentíamos esa falta, es por eso que todo lo que manifestábamos en las redes se viralizaba a una velocidad asombrosa; y permitió dar forma a todos los logros posteriores.

El 8N ha sido el resultado de una inmensa labor colectiva, donde cada uno dio lo mejor de sí mismo; nos organizamos en un nuevo ámbito (el virtual) y sin conocernos nos volvimos como hermanos.

Esta experiencia nos permite afirmar sin dudas que el activismo en redes sociales ha sido el verdadero vencedor del populismo o kirchnerismo,como se lo denominaba localmente. Atrás quedarán muchas otras anécdotas de todos aquellos que participamos intensamente en el diseño de esta verdadera Revolución del Sentido Común.

 Crédito: Visión Liberal 

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras