El Lamborghini Espada es belleza visceral y sin explicación

 

Lamborghini, una de las empresas más locas que ha existido en la industria automotriz. Una idea producto de un hombre de signo Tauro que tenía una extraña afición por los toros y que hizo su fortuna robando vehículos militares para desarmarlos y construir tractores. Así es la empresa que creó un automóvil que curiosamente es olvidado por una muy buena parte de la comunidad de entusiastas del automóvil y que al mismo tiempo genera acaloradas disputas entre los pocos que lo conocen o los muchos menos que lo recuerdan, hablo de uno de los automóviles más extravagantes de una las empresas más extravagantes de la industria, el Lamborghini Espada.

El extravagante padre y su extravagante empresa

Ferruccio Lamborghini, es un magnate italiano que nace un 28 de abril de 1916 en el seno de una familia de agricultores en Ferrara, Italia. Durante la Segunda Guerra Mundial llega a ser Supervisor de Mantenimiento de Vehículos para la Aviación Militar Italiana en la isla de Rhodas, gracias a sus estudios en Mecánica Automotriz. Luego de la guerra regresa a Italia y se percata de que existe un mercado emergente enfocado a la reconstrucción agrícola de Italia, así que usando piezas y partes que  en ocasiones compraba y en otras robaba en la “Azienda Recupero Alienazione Residuati”, un ente creado por el Estado Italiano, encargado de la venta de mercancías y material de guerra incautados a los enemigos o abandonados por el ejército aliado, creó el tractor Carioca, cuyo éxito le llevó a fundar la empresa Lamborghini Trattori.

Bertone Piraña, primera base para el Espada.

Ahora bien, ¿Qué es una de las cosas que hace un magnate italiano a inicios de los 50? Compra un montón de carros deportivos, entre ellos varios Ferrari, el problema es que éstos Ferrari de los inicios de la marca tenían severos problemas de frenado, pero sobretodo con el clutch, esto como es lógico molestó a nuestro amigo Ferruccio, quien acudió directamente a Il Commendatore, Enzo Ferrari para hacerle saber su descontento y aportar algunas ideas.

Como todos sabemos, en un tono típico de un padre que defiende a su hijo a capa y espada, aún sabiendo que su muchacho no es un santo, Ferrari le dice a Lamborghini que se dedique a hacer tractores, que él de carros no sabe nada. Evidentemente esa reunión no terminó de buena forma, a tal punto de que no sólo Lamborghini decide hacer sus propios carros, sino que su primer prototipo no es más que una versión mejorada del Ferrari 250GT, pero la cosa fue más allá, llamó a su primer carro, el 350GT de ése modo porque decía que era 100 veces mejor que el carro de Ferrari (250GT).

Una vez probado el nuevo prototipo decidió que ahora haría carros, sus muchachos comenzarían a trabajar en este nuevo emprendimiento, de la mano de los mas grandes genios de la automoción italiana, entre ellos Giotto Bizzarini, un ex ingeniero de Ferrari. Lamborghini le pide a Bizzarini que diseñe un motor V12 hecho específicamente para carros de calle, nada de esos locos y poco fiables V12 de carrera que hacía para Ferrari, Bizzarini fabrica entonces uno de esos locos y pocos fiables V12 de carrera que solía hacer en Ferrari, una potente máquina que llegaba a unas 11.000 vueltas por minuto y alcanzaba los 400HP, una potencia totalmente descabellada en aquella época. Luego de algunos ajustes, mejoras y adaptación a la calle, se terminó el motor resultando en el famoso V12 de Lamborghini de 3,9 Litros y que respiraba a través de 6 carburadores Webber. Se trata de un motor tan fiable que se llegó a utilizar como base para variantes del V12 hasta el 2010.

Lamborghini Marzal, primer prototipo del Espada.

La gestación del Espada

A partir de éste momento Lamborghini hará sus primeros automóviles, el Lamborghini 350GT y el 400GT y hará también el famoso y mítico Miura, el primer super auto de la Historia, con éstos automóviles Lamborghini estaba consolidado a nivel mundial como un muy notable constructor de automóviles deportivos, en especial con el Miura, que en su mejor momento llegó a ser el automóvil más rápido del Mundo. Pero el segmento de los automóviles de Gran Turismo, representado por el 400GT requería una renovación. Lamborghini pidió al diseñador Marcello Gandini del estudio de diseño y carrocerias Bertone que creara un nuevo automóvil de Gran Turismo, pero algo nuevo, radical y ¿Porque no? Práctico, de hecho una de las cosas que Lamborghini quería era que el carro tuviera 4 asientos.

Gandini se inspiró en un automóvil que había diseñado para el Auto Show de Londres de 1967 el Bertone Pirana, un automóvil basado en el Jaguar E-type y que fue ordenado por el Daily Telegraph, un periódico inglés, para utilizarlo como medio de publicidad del periódico, el automóvil fue diseñado y construido en un tiempo record de tan sólo 6 meses, ningún carro de éste tipo se hacía en 6 meses en aquella época. De aquí nace la siguiente evolución que llevará al Espada, se trata del Lamborghini Marzal, también conocido como Bertone Marzal, un prototipo hecho por Bertone y diseñado por Gandini en 1967, el automóvil sería presentado a Lamborghini en el Auto Show de Ginebra de 1967 como un prototipo de Lamborghini, cuyo principal atractivo eran sus puertas casi totalmente acristaladas y que además abrían al estilo “alas de gaviota”. El carro tenía sus 4 asientos y el primer V6 de Lamboghini, un motor de 2 litros y 175 Hp.

Evidentemente el Marzal indicaba que se iba por buen camino, finalmente se acuerda utilizar el mismo chasis del Lamborghini 400GT, pero con mayores dimensiones y un eje trasero mejorado, a eso le sumamos la carrocería hecha por Bertone, más refinada y mejor definida y listo. El nombre que se le daría al automóvil “Espada” nace por la pasión de Lamborghini por los toros y la tauromaquia, la espada referida con éste nombre es la espada taurina o Estoque de toreo. La producción del Espada fue subcontratada en gran medida. El chasis y la construcción del marco se hicieron en la Carrozzeria Marchesi en Milán , el cuerpo fue hecho por Bertone en Turín, sólo después de que Bertone había colocado la carrocería en el bastidor y había instalado el interior, los vehículos fueron transportados a la sede de Lamborghini en Sant’Agata Bolognese, en donde los mecánicos de Lamborghini instalabann el motor, la caja de cambios y la suspensión.

El Espada

El 6 de marzo de 1968 es presentado a la directiva de Lamborghini el nuevo automóvil, 8 días después aparece en público por primera vez, el 14 de marzo en el Auto Show de Ginebra, la acogida del automóvil fue bastante buena, entre las líneas del automóvil, el nombre de quien lo creó y el slogan con el que se ofrecía “avanzar a los tiempos” lo lógico es que la respuesta del público fuera más que positiva. En su propaganda inicial Bertone reflexionaba diciendo que “en el formato de un GT de vanguardia se ofrecían 4 plazas confortables a 250 km/h”, algo que en definitiva llamaba muchísimo la atención.

Y precisamente esa reflexión de Bertone es lo que describe a éste extravagante automóvil digno de finales de los 60 e inicios de los 70. Primero que nada es un hatchback, un coupe de 3 puertas, las 2 laterales y la trasera, una gran puerta de vidrio, al abrirla descubre algo impresionante en un automóvil GT, espacio suficiente para colocar equipaje, otra cualidad vanguardista en el diseño del Espada es la ventana vertical trasera que está justo debajo de la puerta de vidrio, esto brinda muchísima más visibilidad al retroceder. El carro tiene además 2 tomas de gasolina, escondidos debajo de sendas rejillas laterales, lo loco de éste asunto es que el carro tiene 2 tanques de 47 litros cada uno y además no son paralelos sino que uno está detrás del otro, así que uno alimenta al otro a través de una pequeña tubería, ahora bien, entre que las mangueras de los surtidores modernos son más cortos y que el Espada es un tanto ancho, tienen 3 opciones:1) Esperar como 20 minutos que ambos tanques se llenen a través de uno de los tanques. 2) Llenan primero un tanque y después el otro poniendo el carro en un surtidor y luego poniéndolo en el otro. 3) Desde un mismo surtidor llenas un tanque, estiras la manguera lo más que puedan, si no lo hacen de esa forma, están condenados siempre a andar con un solo tanque lleno, que sería lo mismo que andar con medio tanque. Molto fastidioso!!

El interior, otra locura

En verdad! Es una locura, para empezar, recuerdan que les dije que el Espada al ser un hatchback de Gran Turismo, tiene espacio en la parte trasera para colocar cosas?

Ok, sobre ese espacio de carga se despliega una lona que proteje de los curiosos lo que se llevé ahí, una lona similar a las que se colocan en las cabinas de las pick-ups. Pero eso no es locura, locura es lo que viene ahora.

Curiosamente el Espada tiene la peculiaridad de ser uno de los pocos carros con una increíble facilidad para sentarse en los asientos traseros, hechan el asiento hacia adelante y luego lo mismo con el espaldar y pueden entrar o salir del carro sin perder la dignidad, la cuestión está en sentarse en la parte trasera, con toda certeza irán apretados y bastante… a menos de que sean niños, en cuyo caso cabrán sin problemas y además podrán fumar cómodamente y sin tener que estirarse para arrojar las cenizas, porque sip, el carro tiene en la cónsola central (que separa a los asientos delanteros y traseros) un encendedor y cenicero para los asientos delanteros y un encendedor y cenicero en la parte trasera, (parece en Italia en los 60 y 70 hasta los niños fumaban). Otra cosa que llama la atención es que siendo el Espada un GT de lujo, sólo el volante y la empuñadura de la palanca de cambios son de madera, Ah! Y en las puertas hay sendas piezas de madera sin razón o sentido alguno, sólo están ahí, bonitas! Pero están ahí y ya.

El extravagante interior del Espada, nótese el posa pies, el exceso de botones y el radio en el otro extremo.

Otra cosa que llama la atención en el interior es lo siguiente: Todos hemos visto que además de la alfombra del piso que forma parte de la tapicería hay una alfombra en cada asiento, de esas que quitan y les pasan la aspiradora o un manguerazo si son de goma, cierto?  Bueno, el Espada tiene una pequeña alfombrita lateral, si lateral y va en el piso en el pequeño espacio que va entre el asiento y la puerta. Primera vez que sé que un carro tiene eso, además de un posa pies ajustable en el asiento del co-piloto, así éste puede extender más o menos las piernas, algo loco, pero no mucho si recordamos que los que diseñaron éste carro, lo pensaron como un bólido para hacer viajes largos con comodidad.

La locura en el interior del Espada sigue en el asiento del conductor, justo delante del conductor, pegado a la consola hay una palanca que uno hala hacia arriba, al mejor estilo de los carros de los 20, esa palanca es el freno de manos, que no es el más efectivo, pero lo intenta. Otra locura en el asiento del conductor es el tablero, hecho para un conductor “egoísta”, el tablero en su extremo interno gira hacia adentro, como si encerrara al conductor, al que sobrecarga de información con un exceso de botones que en ocasiones no están identificados, ni en el botón, ni en el manual del automóvil, por lo que lo único que pueden hacer es apretarlo o girarlo y ver qué pasa. Otro ejemplo de ese egoísmo es el hecho curiosísimo de que en la serie 3 del carros, el radio reproductor está en el tablero del conductor, en el lado izquierdo o más pegado de la puerta del conductor, lo más alejado del co-piloto posible, pero esto es algo que se ve en la primera serie. Ah. Y el volante es ajustable, pero de forma muy rudimentaria, si quieres subir la posición del volante sólo debes empujar el volante hacia arriba con toda tu fuerza y si quieres bajarla, sólo debes empujarla hacia abajo usando toda la fuerza de tu cuerpo. Algo rudimentario, pero al final hace al carro único.

El motor V12, el espacio para carga atrás y la firma de su antiguo dueño, el Príncipe Alberto de Mónaco.

La dirección es pesada porque es mecánica, aún así el carro responde bastante bien, lo mismo sucede con la caja de cambios que un tanto agrícola, con un poquito de esfuerzo, las velocidades entran de forma precisa, algo que ayuda en la conducción, al final si es un GT, pero se siente más como un carro de lujo. Si van a 100 van genial, si llegan a 200 todavía va bien, pero ya cuando pasan de los 200 la cosa se ponte un tanto incomoda, la aerodinámica del carro interviene, los limpiaparabrisas comienzan a elevarse, la trompa se hace más ligera, en fin, a 200 como máximo van perfectamente bien, en las curvas responde bien, es de hecho mas maniobrable que otros carros de su época, además es bastante estable y ya cerca de los 200 comienza a imponerse más y más ese hermoso sonido del V12 de Lamborghini, simplemente divino.

Su evolución

Ciertamente éste automóvil tuvo su proceso evolutivo. La primera serie hecha entre 1968 y 1970 posee un motor de poco más de 300 Hp, luces traseras de Fiat 124 Sport Coupe y un tablero de diseño octogonal, inspirado en el tablero del Marzal, además la ventana trasera debajo de la puerta de vidrio, tiene un diseño con un estilo de parrilla que dificulta algo la visibilidad. 186 de éstos se produjeron antes de enero de 1970. La segunda serie aparece en el Auto Show de Bruselas de 1970 con algunos cambios más sustanciosos, las luces traseras ya son propias, la ventana vertical ya totalmente transparente, el motor aumenta a unos 345 Hp (de hecho es la serie más potente, por eso es la mas preferida), adicionalmente se ofrece como accesorio la dirección hidráulica y se colocan frenos marca Girling de mejor calidad. En el interior el tablero cambia radicalmente, ya existe una consola central el tablero tiene una pieza de madera que recorre el carro de extremo a extremo y el tablero del conductor es más rectangular, más convencional si se quiere. 575 Espada Serie II se fabricaron entre 1970 y 1972. La tercera serie aparece en 1972, con un motor que ahora baja su potencia de 345 Hp a unos 325, tiene un rediseño en su interior, el tablero del conductor es de aluminio y tiene el radio a la izquierda del conductor (o a la derecha y si configuración es inglesa). En el exterior las ruedas ya son de tuerca, 5 para ser preciso y las luces traseras ahora son del Alfa Romeo 2000, además se ofrece una transmisión automática Borg Warner. E Estados Unidos los cambios estéticos por seguridad mataron el diseño original (para variar), se debieron colocar unos parachoques más grandes y más gruesos que evidentemente hacen que el carro se vea horrible, en la parte delantera es igual por seguridad se tuvo que colocar un parachoques más grande que lo hace ver horrible. Un total 456 de éstos se fabricaron entre 1972 y 1974, esto da un total de sólo 1217 Lamborghini Espada producidos.

No todo el mundo lo conoce

Eso es lo curioso, el Espada es el automóvil más producido de Lamborghini y aún así hoy en día los Miura, que se produjeron en menor cantidad hacen más ruido, es más, tan desconocidos son los Espada que mucha gente llega a confundirlos con versiones especiales de un Ford o un Chrysler. Eso hace también que su precio como pieza de colección sea una verdadera ganga porque mientras un Miura pasa por mucho del millón, el Espada llega con extremo empuje a los 200 o 250.000 US$ como mucho.

Pero eso es también en mi opinión algo genial, si algunos de ustedes es de los que les gusta un Lamborghini pero no les gusta un Miura por lo llamativo que son, éste carro es perfecto, nadie sabe qué carro es, nadie o muy poca gente lo conoce y en parte por eso es que no tiene mucha importancia como clásico, de hecho con todo y sus locuras no es un carro que haya aportes como lo hizo el Miura, aún así, entre quienes lo conocen la disputa principal gira en torno a si es bello o si es horrible, el Espada es uno de esos carros que obliga a irse por un lado o por el otro, o les gusta o no. Si me preguntan a mi me encanta por su rareza, yo si quisiera uno ¿Y Ustedes?

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Latest posts by Michel Rodríguez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras