Los clichés del cine

A todos nos encanta el cine y en algún momento aprovechamos para acercarnos a la pantalla grande para disfrutar de los últimos estrenos. Por lo general, asistir al cine es una forma de relax y diversión que nos permite olvidarnos de los problemas y apartar por un rato la rutina del día a día.

Pero como en muchas disciplinas, el cine está compuesto por una serie de estereotipos, modelos y reiteraciones que se suceden constantemente y que se convierten a la larga, en parte de su naturaleza. Se sorprenderá de la cantidad de clichés y referencias veladas en las secuencias de nuestras películas favoritas.

En el cine de terror:

1.- El horror siempre se desencadena luego de que aparecen unos niños cantando alguna canción infantil. Y cada vez que aparece el monstruo, arranca la cancioncita.

2.- En toda casa embrujada, siempre hay un cuarto del que salen gritos y ruidos extraños como si movieran cosas. Nadie tiene la llave de esa habitación, y si la hay, esta se encuentra en algún lugar escondido, que será revelado después de que el héroe descifre un acertijo viejísimo.

3.- En la misma habitación, se puede ver debajo de la puerta cerrada que hay luces en las noches, como si alguien tuviera un negocio de fotocopiado o una herrería. También hay ruidos ensordecedores que solamente escucha el protagonista.

4.- En toda película de terror hay siempre un negrito cómico y echón, que es al primero que se raspa el monstruo o el fantasma que ronda la casa o la localidad. También el monstruo acostumbra a aparecerse en las escenas de sexo y mata gente en medio de los orgasmos.

5.- Hay veces en que el ente o la aparición es demasiado poderosa y los protagonistas buscan entonces la ayuda de un sacerdote, un médium o un brujo que los ayude a luchar contra la bestia. Por lo general, muere ya casi al final.

6.- Los chicos matan al monstruo, casi siempre por medio de un incendio espantoso que se lleva por el medio la casa, una gasolinera y una preparatoria. Todos salen de allí tiznados y renegridos, pero sin ninguna quemadura de consideración.

En el cine policial:

1.- El jefe de policía siempre es de raza negra y padece de acidez crónica. Igual, vive con un vaso gigantesco de café en la mano.

2.- El protagonista es un viejo policía, que en su último día de trabajo debe realizar una tarea sencilla, o si no, se trata de un policía novato que descubre por pura casualidad una conspiración para destruir al mundo, y nadie le cree.

3.- Siempre el policía se enfrentará a los malos, que lo atacarán con la mayor caballerosidad uno por uno. Para ello, contará con un humilde revólver 38 o una pistola 9 mm, mientras ellos son un grupo comando con un arsenal compuesto de ametralladoras, lanzagranadas y armas electrónicas.

4.- A pesar de su pasado de alcoholismo y un expediente de cuando cayó con los kilos, el tipo logra el reconocimiento al salvar a la ciudad y al mundo de una gente muy mala que quería apoderarse de todo.

En el cine de acción:

1.- Aunque se encuentre en la ciudad más congestionada del mundo, el protagonista siempre encontrará un puesto de estacionamiento justo en el frente del edificio que va a visitar.

2.- Todos los carros encienden pegando dos cables que están debajo del volante. En otras ocasiones, siempre encontrará un carro con las llaves pegadas.

3.- El protagonista termina enamorado de la espía que mandaron para matarlo. La espía, si es china o latina, muere al final tratando de protegerlo. Si es una catira, no muere, pero se separan porque sus misiones son incompatibles.

4.- Los latinos son narcotraficantes, proxenetas o soplones de la policía. Los chinos son silenciosos o no hablan el idioma. La mafia rusa tiene comandos que miden 3 metros de largo por 2 metros de ancho y que pegan puñetazos durísimo.

5.- La mafia italiana está en todos lados. Sus integrantes son ruidosos y siempre se reúnen en un bar con mesas de manteles cuadrados rojos y blancos. Las reuniones son alrededor de una mesa rectangular, en una apología al colesterol, las harinas y los carbohidratos. Si hay que matar a algún soplón, lo dejan cenar tranquilo y luego se lo llevan a un cuartico en el sótano.

6.- Absolutamente todas las bombas tienen una pantalla para detallar los segundos que faltan antes de la explosión. Anteriormente bastaba con desconectar el cable azul. Ahora es por medio de un código informático.

Latest posts by Jesus Millan (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras