En un laboratorio de la UDO buscamos soluciones a los derrames de petróleo
Biorremediación: Así recuperaremos a Venezuela de los derrames petroleros

Las personas usamos recursos naturales para satisfacer nuestras necesidades, por eso,  cuando se produce un evento de contaminación, los seres humanos siempre nos veremos afectados directa o indirectamente. La contaminación puede afectar desde sistemas de producción de algún bien o servicio, hasta la disponibilidad de los recursos naturales o su calidad.

Si vemos los recursos naturales desde el punto de vista de los servicios que nos ofrecen es más fácil entender la importancia de evitar su contaminación, pues estos significan aportes económicos y sociales.

En los estados productores de petróleo como Venezuela es común que se generen derrames de hidrocarburos, debido a fallas operacionales o actividades de rutina. Al generarse los derrames producen una gran cantidad problemas ambientales: contaminan el agua, la fauna, los suelos y el aire, comprometen gravemente la salud de las personas y la calidad de los recursos afectados.

Esto se convierte en un problema muy serio que debe ser gestionado, y por ello, en la organización Natural Bio Conservation decidimos asumir el reto. Al sentarnos y ver la complejidad de los problemas que se generan cuando ocurren derrames de petróleo, junto con los altos costos económicos de la descontaminación, comenzamos a investigar sobre opciones para recuperar los suelos que se habían contaminado por petróleo. Fue así como empezamos a experimentar con la Biorremediación, un proyecto científico en el que actualmente trabajamos con el apoyo de los laboratorios de postgrado de la Universidad de Oriente (UDO), en la ciudad de Maturín, Estado Monagas.

La Biorremediación es una rama de la biotecnología que busca resolver problemas de contaminación por la utilización de microorganismos y plantas. Estos elementos son capaces de degradar contaminantes que causan desequilibrio en los diferentes recursos naturales.

Consiste en emplear los microorganismos y manipular sus actividades metabólicas, para eliminar los contaminantes o al menos convertirlos en especies químicas menos agresivas. De esta manera, se minimiza el daño ambiental y facilita la continuidad de los procesos biodegradativos responsables de la acción autodepurativa del ambiente.

La descontaminación se produce debido a la capacidad natural que tienen estas bacterias de transformar moléculas orgánicas en sustancias que resultan menos tóxicas.

Así como se usan microorganismos, también es posible usar plantas para la remediación. A este proceso se le conoce como fitorremediación y consiste en usar plantas para limpiar ambientes contaminados. Esto se debe a que algunas especies vegetales poseen la capacidad de absorber, acumular y/o tolerar altas concentraciones de contaminantes como metales pesados, compuestos orgánicos y radioactivos.

Por ejemplo, el petróleo contiene una enorme cantidad de metales en su composición, cuando estos contaminan el suelo son sumamente difíciles de tratar, pero las plantas tienen la capacidad de fijar estos metales y disminuir la cantidad presente en el suelo contaminado.

Ciertamente la Biorremediación representa una alternativa factible y más económica para resolver muchos problemas ambientales en Venezuela. Sobre todo por ser un Estado productor de petróleo, donde ocurren constantes problemas de contaminación por derrames de este hidrocarburo. Conforme vayamos adelantando nuestras investigaciones les seguiremos ampliando la información sobre la Biorremediación.

Claudia Martinez

Claudia Martinez

Vicepresidente de la Fundacion Ambiental Natural Bio Conservation. Ingeniero del Ambiente y de los Recursos Naturales. Comprometida con la conservación en Venezuela a través del modelo de desarrollo sostenible.
Claudia Martinez

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras