Los Carros de Hitler, Parte 2: El Mercedes 770, el Gran Mercedes

En la edición anterior hablábamos del Mercedes G4, un vehículo inicialmente concebido como vehículo militar que luego pasó a ser uno de los preferidos por Hitler para su uso en desfiles especialmente importantes en términos propagandísticos. Pero el dictador alemán no tenía solamente éste tipo de automóvil, con más frecuencia circulaba a bordo de un imponente automóvil de 6 metros de largo y la famosa parrilla en V de Mercedes, se trataba del Mercedes 770 K “Grosser” (Grande en Alemán). En ésta segunda y última edición hablaré de éste mastodonte, uno de los más grandes, más lujosos y mas costosos carros del mundo, que llevaron a Mercedes-Benz a la cúspide en lo que a “Automóviles de Representación” se refiere.

Mercedes 770 W07.

El 770K no tiene un origen ni parecido al de G4, el 770 nace como un automóvil de máximo lujo con el que Mercedes-Benz aspiraba entrar cada vez más en el más exclusivo segmento de clientes, desde magnates hasta Reyes, Emperadores y Jefes de Estado y de Gobierno. La incursión de Mercedes-Benz en éste segmento comienza con los inicios de la marca, de hecho, hasta donde se sabe, el primer Mercedes en manos de un gobernante fue un 39/75 de 1905 y que pertenecía a la Casa Imperial Alemana, luego se seguirían la Casa Imperial Rusa y la Casa Imperial Búlgara. Con éstos primeros pasos bien asentados, Mercedes se hacía consciente de que podía no sólo crear un nuevo segmento, sino además un nuevo tipo de automóvil para un mercado, sobre todo local, en el que había una interesante competencia.

El Mercedes Typ 630, los primeros pasos

Antes de la llegada del Ford Modelo T, el simple hecho de tener un carro denotaba que se tenía dinero, porque tener uno por sencillo y rudimentario que fuera, no era barato, eso cambió con la llegada del Modelo T, el primer carro que se vendía por debajo del precio del resto de los carros disponibles en la época, además de otros carros que competían en ese nivel, tanto en Estados Unidos como en Europa. Paul Daimler, hijo de Gottlieb Daimler, era el Jefe de Ingenieros de la empresa, era su idea y su responsabilidad, la de crear éste nuevo tipo de automóvil. En 1922, el proyecto del nuevo del nuevo automóvil de lujo es desarrollado por Paul Daimler, pero al poco tiempo renuncia y se va a trabajar con Horch, la competencia directa, el proyecto queda entonces en manos de su sucesor, Ferdinand Porsche.

El nuevo automóvil concebido por Porsche es más grande y más pesado, pero también más potente, tiene un nuevo motor, un 8 cilindros, el primero creado por la empresa. El motor era de 6.3 lts y entregaba una potencia de entre 100 y 140 caballos de fuerza, la diferencia entre un extremo y otro lo daba el uso de un súper cargador en el motor. Por dentro el automóvil era de máximo lujo, finas maderas, cueros, telas, múltiples opciones y posibilidades que el cliente podía escoger. Además habrían diversas opciones de carrocería, tanto hechas por la marca como por parte de los carroceros que tradicionalmente vestían en aquel entonces a los carros más exclusivos.

Mercedes Typ 630.

El nuevo automóvil debuta en el Auto Show de París de 1924 con el nombre Mercedes 24/100/140. 24 representaba la “potencia fiscal” determinada asi por el gobierno para temas relacionados al pago de impuestos, a mayor potencia, más se pagaba, los números 100 y 140 representan la potencia del motor 100 Hp sin super cargador y 140hp con super cargador. El carro sería produciro entre 1924 y 1929, a partir de 1926 con la fusión entre Daimler y Benz, el carro pasaría a llamarse Mercede-Benz Typ 630, el 630 denotaba los 6.3 lts del motor.

El Typ 630 resultó ser un éxito, había quien prefería las carrocerías hechas en casa por la Mercedes-Benz y había quienes compraban el chasis y lo carrozaban a su gusto en otro taller. El objetivo de ser un carro de máximo lujo se cumple cuando la Presidencia de Alemania (Republica de Weimar) hace el pedido para el Presidente Paul Von Hindemburg, así como para la Casa Real Sueca y la Casa Real Española. Tan exclusiva era que no se producía en grandes cantidades, mas bien se hacían bajo pedido exclusivo, con la lista de adiciones especiales. Aunque no se tiene una cantidad total producida, se estima que un total de 377automoviles se hicieron entre 1929 y 1929.

El 770 W07, sigue la evolución

Uno de los grandes problemas que tuvo el Typ 630 era la competencia, casi siempre estuvo por encima de Horch, pero Maybach quien hacía automóviles más exclusivos, estaba por encima de Mercedes en exclusividad y con el Maybach 12, con el primer motor V12 de la marca competencia de Mercedes-Benz, esto motivó a Mercedes a incrementar la apuesta con un nuevo automóvil que se comenzó a desarrollar en 1928.

El automóvil, presentado como el Mercedes-Benz 770 Grosser (Grande en Alemán) o Super Mercedes en Inglés en el Auto Show de París de 1930, el carro es presentado con el slogan “Creado para un circulo de gente afortunada que no quiere limitar el logro de sus deseos”. Ésta era la apuesta más elevada hecha por Mercedes-Benz en el desarrollo de un automóvil digno de reyes, Jefes de Estado y de Gobierno. El nuevo 770 tiene un motor que evoluciona desde el Typ 630, en ésta caso el motor de 8 cil ha sido mejorado es un OHC con pistones de aluminio, posee ahora una cilindrada de 7.6 lts (de ahí el número 770-> 7.7 litros) y una transmisión manual de 3 velocidades + sobremarcha que pod+ia ser Maybach o Daimler Benz. Este carro era más grande que el typ 630 y más pesado, este pesaba 4.7 toneladas y aún así, era capaz de alcanzar los 120km/h, y si el cliente lo deseaba podía colocar el supercargador tipo Roots que permitía al carro alcanzar los 160km/h.

En el interior el carro era lujoso tiene instrumentos de madera pulidos, el velocímetro y el kilometraje; tacómetro, reloj, barómetro para enfriamiento y presión de aceite, medidor de combustible y un amperímetro y voltímetro combinados. La corneta o bocina se coloca en el volante. Tiene una barra, aire acondicionado, radio de intercomunicación autosuper-piloto con dos altavoces en la parte delantera y trasera.

Mercedes 770 W07 de la Casa Imperial Japonesa.

Para el exterior las ofertas eran variadas, se podía comprar el chasis solamente para que talleres externos lo carrozaran o podían comprarse con carrocerías hechas por Mercedes-Benz: Pullman Saloon de 6 ventanas, 4 puertas y de 7 a 8 asientos, Tourer Abierto de 6 ventanas, 4 puertas y de 7 a 8 asientos, Cabriolet C con 2 ventanas, 2 puertas y 4 asientos, el Cabriolet B con 4 ventanas, 2 puertas y 4 asientos, Cabriolet D de 4 ventanas, 4 puertas y 4 asientos y el Cabriolet F de 6 ventanas, 4 puertas y de 7 a 8 ventanas. El punto en común es el nuevo de diseño de la parrilla, en forma de V.   

La prensa especializada de la época lo halagaba por su potencia y su seguridad 7 y lo colocaba por encima de la competencia, por encima de los Maybach e incluso de los Cadillac V16, en contra de los cuales combatía, de hecho, la revista alemana Motor und Sport decía del 770 que era “el logro máximo en confort automotriz con los medios de hoy”.

El 770 ayudaba a aumentar la lista de clientes exclusivo de Mercedes-Benz, en especial de dignatarios y Jefes de Estado: La Cancillería del Reich de Alemania había ordenado un lote de 6 ejemplares que además se ven con frecuencia en videos de los primeros años de Hitler en el Poder. Además de la Cacillería y su nuevo representante, figuraban entre los famosos dueños del 770 Guillermo II de Hohenzollern, ex Kaiser de Alemania y cuyo carro se preserva en la colección de carros de Mercedes-Benz, el Archiduque Josef de Hungría, Miklós Horthy, y la Casa Imperial de Japón que entre marzo de 1932 y abril de 1935 recibiría 6 ejemplares, de los cuales hoy existen 2, uno en el Museo de Mercedes-Benz y otro que todavía forma parte de la colección de carros de la Casa Imperial Japonesa. Curiosamente uno de los propietarios de un Mercedes 770K.

Un total de 119 ejemplares de ésta primera serie del 770 se produjeron entre 1930 y 1938, de ellos sólo 13 vehículos serían producidos sin supercargador (Kompressor), la producción detallada se reparte de la siguiente forma: 4 en 1930, 42 en 1931 (la mayor cantidad producida de la serie W07), 9 en 1932, 4 en 1933, 11 en 1934, otros 11 en 1935, 10 en 1936, 13 en 1937 y 13 en 1938. En cuanto a los tipos de carrocería la producción sería de 42 Pullman Saloon, 26 Tourer abierto, 18 Cabriolet D, 8 Cabriolet F, 4 Cabriolet C, 2 Cabriolet B y 19 chasis individuales carrozados por talleres como Auer de Stuttgart-Bad, Cannstatt, Josef Neuss de Berlin-Halensee, Papler de Colonia, Reutter de Stuttgart y Voll & Ruhrbeck de Berlin-Charlottenburg. Según se sabe 2 de los 19 fueron carrozados por Erdmann & Rossi de Berlin-Halensee, el resto son los talleres carroceros con los que la marca trabajaba.

El 770 W150, la perfección sobre ruedas

La siguiente evolución del 770 es la serie W150, que se comenzó a desarrollar en 1936, en parte porque las especificaciones técnicas del W07 ya se hacían obsoletas para los estándares de Daimler-Benz para mediados de los 30, de hecho para 1935 se ofrecía una versión con el mismo motor, pero optimizado. Por otro lado, ya para 1936 aumentaba la plana de jerarcas del Partido Nazi que aspiraban a tener automóviles más modernos, que estuvieran más acordes a los nuevos tiempos prosperidad y desarrollo económico e industrial por el que estaba pasando Alemania que más allá del tipo de ideología y de quien la representaba, era algo palpable e innegable.

El nuevo automóvil es presentado en el Auto Show de Berlín de 1938 y se cuenta que para el momento en que Hitler inaugura la muestra, se tenía sólo exhibido el chasis del nuevo 770. El nuevo automóvil tiene un nuevo chasis más moderno, diseñado por Max Wagner, en base a la experiencia tomada de los chasis usados en carreras, la gran novedad es el desarrollo de un nuevo sistema de suspensión independiente delantera, esto permitía al automóvil poder desplazarse a mayor velocidad con un nivel de comodidad que nunca se había visto.

De hecho, una de sus cualidades más resaltantes era su capacidad de desplazamiento a alta velocidad sin que en el interior del automóvil se perciba, de hecho en una publicación de fecha 23 de abril de 1939 en la revista inglesa The Motor se comenta: “Normalmente una limosina de éste tipo no se conduce de forma tan espectacular”, el artículo continua: “El carro se mantiene de forma estable a alta velocidad y en curvas, gracias a la rigidez del chasis tubular. Aunque no tiene control de conducción, la suspensión da una combinación de confort y estabilidad en las curvas, de hecho el carro en sí, da una impresión de una considerable estabilidad.” Y hablando de velocidad, otras de las mejoras en el 770 W150 es el motor que ahora tiene 155 hp, 5 hp más de potencia sin super cargador y unos impresionantes 230hp con super cargador y a eso hay que sumarle una nueva caja de 5 velocidades con 2da y 5ta sincronizadas. En términos de performance, el W150 es la “tapa del frasco”, según las pruebas que hizo la misma revista inglesa que más arriba menciono, el 770 W150 tiene una aceleración de 0-100 en 18 seg, puede hacer un 4to de milla en 21 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 170 Km/h. Es más incluso hubo 5 ejemplares con doble supercargador con los que alcanzaban velocidades de entre 180 y 20 km/h.

En la parte exterior notamos cambios súper notorios, un nuevo estilo de carrocería hecha en casa con líneas más curvas, más envolventes, los parachoques son mas estilizados y con una goma central. En ésta serie la oferta de opciones de carrocerías se reduce, entendiendo que se trata de un carro muy exclusivo, se ofrecerán las carrocerías Pullman Saloon de 4 puertas, 6 ventanas y de 7 a 8 asientos, el Cabriolet D de 4 ventanas, 4 puertas y 4 asientos, el Cabriolet F que era un Pullman de convertible de 4 puertas, 6 ventanas y de 7 a 8 ventanas y el Cabriolet B, que era de 2 puertas y 4 ventanas.

 

Mercedes 770 W150.

 

De ésta serie se produjo un total de 88 unidades entre 1938 y 1943, cuando Mercedes enfoca todo su potencial al esfuerzo de guerra, de hecho los últimos ejemplares son entregados en marzo de 1944. La producción se reparte de la siguiente manera: 13 en 1938, 44 en 1939, 1 en 1940, otro ejemplar en 1941, 10 en 1942 y 19 en 1943. En términos de carrocerías la producción quedó así: 1 chasis (exhibido en el Auto Show de Berlin), 5 Cabriolet D, 7 Cabriolet F, 46 Touring abiertos, 10 Pullman de 4 puertas y 4 ventanas y 18 Pullman Saloon de 4 puertas, 6 ventanas y de 7 a 8 asientos.

Entre los dignatarios que figuran como dueños de un 770 W150 estan la Cancillería Alemana que ordenó 7, la Casa Real Sueca y la Casa Real Noruega, de hecho, en una visita que hizo Winston Churchill a Noruega en mayo de 1948, el 770 fue utilizado como transporte oficial, lo mismo que en 1955 cuando la Reina Isabel II hizo una visita de Estado a ese país, otros usuarios fueron el Estado Epañol, un 770 Pullman que Franco recibió como regalo de Hitler, el Rey Abdullah de Jordania, el Dictador portugués Antonio Salazar, ordenado especial por la PIDE (Polícia Internacional e de Defesa do Estado) y el Mariscal Finlandés Gustav Mannerheim.   

El 770 “De Hitler”

En este sentido sirvo para aclarar una cosa: No existe tal cosa como “el carro de Hitler”, todos los automóviles que usaba Hitler mientras estaba en el poder pertenecían a la cancillería y se utilizaban en el cortejo de autómoviles que seguían al carro en el que Hitler estaba, el carro asignado a Hitler era rotado por medidas de seguridad, de hecho la única forma de saber si uno de los carros ha sido usado por Hitler es por medio primero del numero de serial del carro, éste determina con ayuda de Mercedes-Benz si fue entregado a la Cancillería Alemana, si en efecto lo fue, no garantiza que haya sido usado por él, la única forma de tener certeza es por fotos, hay que buscar en las fotos de época la matricula del carro, si la matricula de entonces coincide con el serial del carro, quiere decir que el carro fue asignado a la Cancillería y se tiene más cercanía al objetivo deseado.

Otra cosa que los diferencia de los 770 convencionales es el blindaje que tenían: Este tipo de automóviles tenían un código “Aktion P” y los identificaba como vehículos preparados para brindar protección especial a sus pasajeros.  El piso tiene 6 mm de espesor, el techo de los Pullman era de acero endurecido de 3 mm de espesor diseñado para resistir explosiones de minas y fuego de ametralladora ligera. Las ventanas tienen vidrios con un espesor de 4 cm, capaces de resistir balas de bajo y calibre. Las puertas también son a prueba de balas y tiene una armadura retráctil que se puede levantar detrás del asiento del pasajero trasero. Tiene tres compartimentos de almacenamiento en el tablero y dos en la parte trasera, en donde se podían guardar pistolas y munición.  

Uno de los 770 asignados a la Cancillería del Reich con detalles de su equipamiento. Luego de la Segunda Guerra Mundial se sabe de la existencia de pocos ejemplares, uno está en Canadá y es uno de los 7 usados por la Cancillería, está el que perteneció a Franco, preservado como parte del Patrimonio español junto al G4, otro ejemplar color negro que perteneció a Himmler se exhibe en Alemania y otro que perteneció a Reinhard Heydrich, fue luego incautado por los comunistas checoslovacos y que posteriormente recibió cambios estéticos por el carrocero checoslovaco Sodomka, serie el primer carro de la Presidencia de Checoslovaquia después de la Segunda Guerra Mundial, luego sería carro ceremonial del Ejército checoslovaco y ahora se exhibe en un museo en la República Checa.

Mercedes 770K con carrocería Sodomka de Heydrich y luego del gobierno checoslovaco.

Hoy en día Mercedes-Benz sigue figurando como líder en el segmento de automóviles de representación, es increíble la cantidad de presidentes, dictadores, reyes y emperadores que utilizan o han utilizado un Mercedes-Benz, después de la Segunda Guerra Mundial Mercedes se lanzó al estrellato nuevamente con los 300D comúnmente usados por Konrad Adenauer y posteriormente el espíritu del 770 resucitó en el Mercedes W100, el famoso 600, el único carro por el que Mercedes-Benz no puso límite en costos y del cual hablé en un artículo anterior .

Como dije en el artículo anterior, más allá de las personas que lo utilizaron (tema que no tocaré aquí), es de vital importancia dejar un tanto de lado la rectitud política y hablar cada vez más de estos impresionantes e interesantes automóviles, en aras de alimentar una historia automotriz con vehículos como éste, que poco se conocen.

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras