Más allá de una unidad equivocada, nos urge una estrategia acertada
Editorial #408 – Volver a nacer

En Venezuela hemos perdido de todo, hasta la capacidad de asombro. Por eso, a muy pocos sorprendió ayer el resultado del proceso electoral que el gobierno se empeñó en llevar a cabo, a pesar de que la gran mayoría de los venezolanos y decenas de países y organismos internacionales le habían advertido que no lo reconocerían.

Solo un reducido grupo de políticos, acompañado de otros pocos analistas, encuestadores, periodistas y “opinadores” adictos al voto, se hicieron parte de una farsa en la que salieron peor de lo que incluso esperaban.

Hoy, buscan desesperadamente lavarse la cara aduciendo todo tipo de excusas, mintiendo aún más a la gente. La realidad es que será muy difícil que los que lo hicieron, vuelvan a confiar en ellos. Eso es una buena noticia.

Para la mayoría de los ciudadanos, la semana comenzó como ya es costumbre: peor que la semana anterior. Mientras las élites se distraen en los debates electorales y en los análisis políticos, una dramática realidad económica, social y humana recorre el país aceleradamente causando estragos en las familias venezolanas.

Todo parece indicar que la crisis solamente aumentará y de manera acelerada. La jornada de ayer marca un punto de inflexión no solamente para la situación política interna del país, sino también para la posición de Venezuela en la geopolítica regional. Hoy lo que ocurre en el país es una preocupación para muchos de los países de América Latina. Nuestro problema ya no es solo nuestro.

Así mismo, además del drama socioeconómico, enfrentamos escenarios muy complejos en lo financiero. Las deudas han empezado a acumularse y los mercados no suelen caracterizarse por su paciencia. Dada la precaria realidad financiera del país, esa será una fuente de presión difícil de manejar en el corto plazo.

Entre tanta confusión, algo queda claro: se acabó el tiempo de los tontos útiles y de los candidatos de marketing para la oposición; llegó la hora de los líderes de verdad. Más allá de una unidad equivocada, nos urge una estrategia acertada. Una ruta que permita a los venezolanos volver a creer y al país volver a nacer. ‬

Miguel Velarde

Miguel Velarde

Miguel Velarde es economista y asesor político. Es fundador y Editor en Jefe de la revista @GuayoyoEnLetras. También es Director de la consultora política Alpha Politikòs.

Twitter: @MiguelVelarde
Miguel Velarde

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras