Dedicado a quienes los dejaron sin una explicación

Sumergido(a) en el dolor de la ruptura, una separación distinta, sin explicaciones, donde después de un te amo hubo el enorme peso del silencio…; todas las rupturas duelen pero esas donde no sabes ni qué pasó, esas donde incluso llegas a preguntarte si hubo ruptura suelen ser las peores, porque el cierre del ciclo no se produce y te toca armarte de valor y realizarlo tu desde el desconocimiento y las suposiciones.


Los primeros días sueles pasar por la angustia con el toque de esperanza de que esa persona aparezca  con una explicación que justifique su desaparición, pero, cuando los días se transforman en semanas es momento de decidir si prefieres quedarte en la zozobra y en la engañosa espera o decides entender que quien te quiere te busca, que por amor no le puedes resultar indiferente y que se preocupa por saber cómo estás.


Y es en ese momento de la verdad donde tienes que armarte de valor y asumir que el ciclo se cerró, en silencio, distinto a como crees merecerlo pero que no ganas nada con resistirte ante los hechos que siempre pesan mucho más que las palabras.


Quizás parecía amor pero no lo fue y digo parecía porque mínimo quien amó entiende que ese ser merece de unas palabras o una explicación, o quizás estuviste con un ser cobarde o quizás…. Quizás no importa ¿sabes?, importas tú y la necesidad de salir de esto para poder retomar tu vida y tu derecho de un presente y un mañana mejor.


De nada vale jugar a ser fuerte, sumérgete en la ola porque es gigante, si intentas saltarla lo más probable es que te revuelque. Vive ese proceso de inmersión, llora, grita, escribe, drena por favor hasta que logres sacar eso que te oprime. Asume con humildad esta experiencia que te toca vivir, dejando a un lado las culpas y el ego que retrasan la sanación, la humildad de aceptar que está pasando, que es doloroso y que es necesario asumirlo para poder sanar.


Es necesario entender que de nada vale exprimir nuestro cerebro tratando de encontrar las razones porque no podremos validarlas, se quedarán en lo que son, suposiciones y, más allá de lo injusto y doloroso que nos pueda parecer el hecho es que ES , hay que aceptar la realidad para poder manejarla, enfrentarla y superarla.


Seguramente algo no viste, creíste demasiado, y, una vez superado el dolor podrás entender que fue eso que falló… no escuchar la voz de tu intuición, entregarte demasiado, o cualquier otra cosa que puedas detectar no para culparte sino para aprender y por supuesto poder salir de esto fortalecido (a), que el dolor valga la pena.


No insistas, no te resistas, todo tiene una razón y sabes que tarde o temprano pasará porque todo en la vida pasa para luego ser solo un recuerdo de una puerta que se cerró para dar paso a una nueva y maravillosa si te mantienes abierto (a) a creer y confiar. No permitas que un desamor te destruya, no entregues el inmenso poder que reside en ti, fluye en la tristeza, acepta con humildad, pero recuerda que el objetivo de la misma es salir.


Bendiciones

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Latest posts by Liliana Castiglione (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras