Insurgencia con significado de libertad

Para el presidente Nicolás Maduro, sus ministros, así como los medios de comunicación del estado y el alto mando militar, está claro que quién se opone al gobierno no es más que un “terrorista” y un claro enemigo de los intereses de un proceso revolucionario que con cada día que pasa tiene menos respaldo, y con cada día que pasa encuentra en la represión un tanque de oxígeno que le permite continuar en el poder.

Los venezolanos están en su derecho de rebelarse contra la represión 

No seré yo quien defienda los actos vandálicos (atentar contra medios de transporte, hospitales, universidades, escuelas) pues considero que no tienen justificación y en nada se acercan a la línea de acción y los objetivos que se intentan perseguir, pero debo ser lo suficientemente responsable como para adoptar la misma posición que tomara la propia Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, quien en días pasados declaro que no se puede pedir a los manifestantes tomar una actitud cívica cuando el propio estado viola el orden constitucional  y a través de sus organismos garantes del orden público, lesiona los derechos humanos. Es allí donde se debe con gallardía comprender y denunciar quién realmente está detrás de los actos de terrorismo.

El chavismo desde 2015 decidió desaparecer políticamente 

En lo personal considero que existe un antes y un después de las elecciones del 06 de diciembre de 2015 que hoy en día marcan un precedente y nos pueden llevar a entender lo que hoy ocurre. Soy de los que siempre defendió la tesis de que en esa ocasión el chavismo se jugaba la muy importante decisión de encontrar cual era el camino que seguirían a partir de un escenario desfavorable para ellos, los cuales eran dos: 1) Perder con la convicción de replegarse, rectificar los errores y reformular el plan de la patria para recuperar el terreno perdido, o 2) Perder entrando en un proceso de radicalización sin respetar la voluntad del pueblo, evadir las elecciones futuras, abrazar la violencia e intentar aferrarse al poder incluso arriesgándose a desparecer. Queda clara hoy cual fue su elección, y la gran mayoría de los venezolanos hoy en día estamos pagando las consecuencias de luchar para no permitir que ocurra ése segundo escenario, ése que ellos mismos eligieron.

Crear condiciones para nuevos saltos de talanquera es fundamental 

Considero que no podemos apoyar una línea de acción como la que propone la periodista Patricia Poleo, al proponer una cacería de brujas pues incluso estuvo de acuerdo en conjunto con uno de los invitados a su programa, con que la oposición había decidido que no se podía convivir con los chavistas, pero no Patricia, fue el chavismo el que decidió que a pesar de ser clara minoría, no quiere convivir con quiénes pensamos distinto, y es nuestro deber cívico como verdaderos demócratas, hacerles saber que están equivocados y que deberán salir del poder por la vía pacífica siguiendo una protesta con objetivos claros, en la calle pero con coherencia, pues de lo contrario estaríamos haciéndole juego a los medios de comunicación del estado, y poniendo en tela de juicio la lupa internacional que tanto nos costó conseguir, y que tan difícil es de mantener.

Sé que resulta difícil para muchos digerir la posibilidad de que muchos de los involucrados en esta crisis puedan no llegar a responder por sus acciones frente al país, desde ése punto entiendo la frustración de Patricia y estoy seguro que su posición la comparten muchos de los venezolanos exiliados y perseguidos, pero se debe comprender la necesidad de que la protesta pueda servir como escenario para nuevos pronunciamientos como el de la Fiscal Luisa Ortega Díaz o el hijo de Tarek William Saab, la presión a través de las protestas es fundamental para provocar un proceso de transición pacífica en el país, y para ello es ideal contar con el respaldo de quiénes sabemos están cumpliendo órdenes por alguna razón, pero no están de acuerdo con las acciones que ha venido llevando a cabo el ejecutivo nacional.

La protesta ciudadana funciona cuando priva la sensatez

La Mesa de La Unidad ha sido bastante clara, y creo que es uno de los anuncios que realmente tienen todo mi apoyo, la protesta no debe esperar que exista un cronograma para efectuarse, la protesta es todos los días, en tu urbanización, en tu cuadra, pero debe hacerse con inteligencia y con cabeza fría. Si has decidido trancar una calle pues esto como se ha venido dejando en claro, representa un duro reto para la gobernabilidad de quiénes quieren mantenerse en el poder haciendo como que aquí no pasa nada, se debe ser lo suficientemente inteligente como para no permitir que alguien le niegue el paso a una ambulancia, a un enfermo, una embarazada, un adulto mayor, y por supuesto no caer en la estupidez de trancar la entrada de tu urbanización, de tu universidad, con el fin de trancarte a ti mismo y ser víctima de la represión sin enfrentarte a nadie y sin dejar ningún mensaje significativo.

Sociólogos chavistas empañan razón de las protestas

No sorprende la actitud de un grupo de Psicólogos y Sociólogos invitados al programa La Hojilla la pasada semana, quiénes llegaron a burlarse de la crisis humanitaria en el país y a desprestigiar la protesta pues para ellos, cito: “En Venezuela no está pasando nada que la justifique, Venezuela no es Sudáfrica en el apartheid”. Realmente me gustaría vivir en la Venezuela que ellos viven, pues es más lo que nos acerca a este sistema que lo que nos marca distancia. Si bien en Venezuela no existen niveles de segregación como para encajar en el concepto de delito de apartheid, ¿Cómo llamaríamos al hecho de que la gente se vea obligada a comer de la basura?, que la desnutrición llegue a niveles alarmantes, que cada vez hay más personas en situación de calle, que no haya medicamentos y que los hospitales estén desabastecidos y sobrepoblados, que se busca eliminar el voto universal, directo, secreto y se persigue convertir el sufragio en un privilegio. Qué la libertad de expresión quiera ser objeto de revisión violando su carácter de derecho humano y que se encarcele a aquellos que piensan distinto. Señores, esto es peor que una segregación, es un crimen y claro que existen suficientes motivos para querer cambiar ésta realidad.

Por último y para dejar claros varios puntos, no hay dudas de que la solución está en la calle, no hay dudas de que Venezuela cambió y que la nueva asamblea nacional no es producto de una realidad “circunstancial”, es producto de una realidad irreversible. Cada día somos más los que queremos ver una Venezuela libre, es una desgracia que se derrame sangre venezolana sólo por exigir garantías que nos ofrece la constitución frente a una dictadura qué perdió todo nivel de cordura y respeto por los derechos humanos.

Sobran razones para mantenernos en pie de lucha, colaborando de la manera que podamos, desde cada uno de nuestros escenarios, no es el momento de detenernos, pues son las palabras del padre del joven fallecido Miguel Castillo las que más rondan en mi mente: “Ojalá su muerte no haya sido en vano”. Qué sean vencidos quienes quieren la desgracia de éste pueblo. Que sean vencidos los TERRORISTAS.

DIOS BENDIGA A VENEZUELA

Y DE PAZ AL ALMA DE PAUL MORENO (+)

Y TODOS LOS CAÍDOS…

Antonio Andrade

Antonio Andrade

Abogado zuliano egresado de la Universidad Rafael Belloso Chacín, especialista en DDHH. Mensajero de Humanidad ante la oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU.
Antonio Andrade

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras