MIRARTE

Últimos Artículos

Ninguno puede solo

Churchill detestaba a Stalin. Y viceversa. A Churchill tampoco le hacía mucha gracia De Gaulle. Y viceversa. A Ike le ponía nervioso Monty. Y viceversa. A Patton no le gustaba mucho Ike. Y viceversa. Truman no se llevaba bien con MacArthur.

El juego lo ganan los jugadores

Decían Joe Napolitan y David Garth al respectivo candidato que asesoraban que «usted puede escuchar muchos consejos, pero siempre la decisión es suya y debe tomarla a solas, sopesando todo, poniendo en la balanza las ideas, sin olvidar jamás que la

Los silencios de Venezuela

Venezuela es un país de periqueras fugaces. Y de bochinche, diría Miranda. Pero quienes tienen que hablar de asuntos cruciales, esos callan. Mudos, como jirafas. Acaso sintiendo que desde su altura no tienen que rebajarse a mirar a los de abajo,

Hay que dejarlos trabajar

Lo sé. Hemos pasado años brincando entre pozos de ilusión. Y cayendo en fangos de desilusión. Y no creemos ya ni en el Padre Nuestro, ni que lo rece el mismísimo José Gregorio. Estamos hasta los tequeteques de promesas y de

Ella, la verdad

La razón de la sin razón no es la mejor razón, ni que la pinten de razón. Pueden juguetear con las palabras, pararse frente a cámaras y micrófonos y pretender que antes no dijeron lo que sí dijeron. Pueden cambiar las

La Pasajera

Durante la pandemia de COVID-19, viví a lo largo de varios meses dentro de un barco que quedó con algunos tripulantes que esperábamos regresar a nuestras casas en algún momento. En medio de aquella convivencia, a medio camino entre el sueño

Por si acaso yo no vuelvo

Cada día sabemos de nuevos contagiados. Y de muertos. Se nos inunda la vida de dolor. Gente que conocemos o que no, pero es gente con nombre y apellido, con familia, con historia propia y de país. No son números. Ya
Guayoyo en Letras