Cripy, la droga de los jóvenes

 

Todo comenzó, la primera vez que te vi. Tenía miedo de hablarte, tus ojos mostraban rabia, estrés y tristeza. Hablé con tus conocido para saber qué te ocurría y sus palabras fueron claras: “No tiene cripy anda arrecho”. Fue la respuesta de la novia actual de uno de los jóvenes consumidores.

El cripy es la droga de moda que actualmente destruye a los jóvenes, y en los últimos 10 años se ha popularizado en Venezuela. Es la alteración genética de la planta de marihuana y la de coca, esta posee un alto contenido de Tetrahidrocannabidol conocido THC, psicoactivos y alucinógenos.

Es conocida a nivel mundial, y fue a través de la mezcla de distintas matas de marihuana que se llegó a este tipo, el cripy  tiene sub tipos: rosada, azul y morada. Se distinguen por el olor, sabor y valor en el mercado. En la actualidad llegan semillas de diferentes partes del mundo, pero en su mayoría provienen de Holanda, España, Estados Unidos, Colombia, Ecuador y México.

A través del cruce de las matas de marihuana, y por el control riguroso entre los mismos consumidores se han desarrollado algunas plantas que pueden florecer con pocas horas de luz al día y en su mayoría siendo hembras (la hembra se logra a consumir la macho no produce flor).

Efectos al consumir cripy

*Ojos Rojos

*Reacciones lentas.

*Ansiedad

*Sequedad en la boca, falta de saliva

*Ritmo Cardíaco elevado, taquicardia.

*Conducta agresiva.

Efectos psicológicos

Puede poseer diferentes efectos por el consumo.

Si se usa a diario puede causar depresión al generar abstinencia; apatía para realizar trabajos y falta de apetito.

“Consumo una o dos veces al día, antes de ir a mi trabajo y al llegar a la casa, estoy acostumbrado al consumo diario. Como tal no soy adicto si hay bien si no también”. Fueron las palabras de uno de los jóvenes quien ya es adicto, pero aun así se niega a asumir la realidad de su problema. 

También puede causar ataques de paranoia, que con el tiempo y el constante consumo puede volverse esquizofrenia, y tornar al sujeto agresivo.

Porcentaje

El cripy contiene Tetrahidrocannabinol (THC, que son las propiedades psicoactivas) y Cannabidol (CBD, es la propiedad que esta más asociada con la desinflamación y ansiolíticos o tranquilizante.

Marihuana: THC 4% – CBD 4%

Cripy: THC desde 14% hasta un 22% – CBD entre 3% a 4%.

¿Desde qué edad comienzan a consumir el cripy?

La curiosidad, la falta de conocimiento y cultura en torno al terrible mundo de las drogas, hacen que los adolescentes prueben estas sustancias desde más o menos los 14 años. Con los jóvenes que conservamos, se podría decir que de diez muchachos siete la han probado, y la vuelven a consumir cada dos o tres meses. La mayoría ya es adicto y solo uno de ellos nunca la ha probado.

“Yo comencé a usar el cripy a los 14 años, a los 22 empecé a consumirla una vez al día, todos los días.” Contó un joven de 26 años quien consume la droga actualmente. 

¿Todos sienten los mismos efectos?

“Siempre tengo los ojos chinos cada vez que fumo, se me resecan no se ponen rojos. Siento mi corazón tan acelerado como si fuera un ratón y el mundo va lento, no va a la misma velocidad que yo.” Cuando vi sus ojos descifré la falta de dirección en su vida, su mirada estaba perdida y mostraba miedo a que su rostro fuera retratado.

A pesar de los graves y terribles efectos que causan las drogas en los jóvenes, algunos se excusan en que son utilizadas para conseguir inspiración, sin darse cuenta sobre los peligros que corren. 

“Yo cada vez que fumo me siento incentivada en poder escribir, dibujar y leer. Me motiva me hace sentir en un mundo alejado, no existen problemas ni preocupaciones.” Es una joven sin miedo no mayor de 23 años, opina a favor de la sustancia, casi sin darse cuenta de las consecuencias que el consumo de drogas conlleva, justificando que no la usa más de dos veces en un mes.

¿Es fácil de conseguir?

La droga, al ser de común consumo entre los jóvenes, es fácil de conseguir. Con quienes conversamos contaron que «solo necesitas preguntarle a la persona correcta». Un punto (gramo) puede valer desde 2500 a 3500 bsf, cantidad con la que los consumidores explican que pueden armar dos baras o porros pequeños. 

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras