El cigarro como calmante

La mayoría de las personas que consumen cigarrillos, o que lo han probado, generalmente ha sido gracias a la influencia del entorno social que los rodean, o en otros casos, por problemas familiares o emocionales. Estas dolencias traen consigo depresión, ansiedad o estrés, que son calmadas al fumar según quienes lo consumen; algunas personas fuman para pensar y distraerse de sus problemas, calmando el estrés.

Investigaciones confirman que las personas que están deprimidas tienen el doble de probabilidades que los demás de ser fumadores y les cuesta más dejarlo. Los adictos al cigarro se sienten mejor después de fumar porque alivia los síntomas de abstinencia de la nicotina. 

El cerebro absorbe la nicotina en 10 segundos liberando sustancias químicas que estimulan a las personas a consumir mayor cantidad para saciar su adicción, pero sólo por un corto tiempo. Un cigarrillo tiene un gramo de nicotina.

Desde sus comienzos el cigarro se popularizó en las guerras y en las situaciones de crisis económicas, como en la Guerra de Crimea, por las tropas francesas, y en la Primera Guerra Mundial, por los soldados que fumaban, ya que disminuían el apetito y les servía de tranquilizante.

Historias de fumadores y ex fumadores

Guayoyo en Letras conversó con diferentes personas sobre su historia con el cigarrillo.

Una periodista de 25 años, nacida en el extranjero, contó que empezó a atraerle el cigarro por su abuela y luego de que falleciera comenzó a fumar por la depresión que le causó, tiempo después lo dejo por temas personales y luego volvió a consumir por problemas familiares. Desde los 9 años le atrajo el vicio hasta que a los 15 años fumó a escondidas con un grupo de amigas, las cuales eran las únicas latinas por lo que no encajaban en el colegio. Actualmente consume el cigarrillo y lo define como un relajante porque le alivia el estrés y no le hace sentir tanto peso emocional.

Por otra parte, un Técnico Superior en Informática y en Artes Culinarias de 26 años de edad señaló que comenzó a fumar a los 13 años por la moda de la sociedad, al cumplir los 15 años se envició y aunque paro por un día lo volvió a retomar. “Es algo que provoca ansiedad y la calma”.

El vicio de un estudiante universitario de 22 años comenzó a los 18 años por su círculo de amistad. En aquel momento sufría mucho de ansiedad lo cual controlaba fumando. Actualmente es adicto al cigarro por sus problemas personales y por el estrés. “La nicotina activa un analgésico para quitar las ansiedades y el estrés que posees por lo menos durante un tiempo determinado”.

Sin embargo, un señor de 42 años TSU en Administración y Finanzas tiene más de un año sin fumar. Comenzó a los 14 años para encajar en un grupo de más edad hasta que lo incrementó por necesidad pero pudo controlarlo. Por una gripe que tuvo lo dejó por unas semanas y al recuperarse volvió con el vicio pero reaccionó de manera desagradable aprovechando la ocasión para dejar de consumirlo. 19 años después lo retomó por la pareja de aquel momento y al separarse lo abandonó. Fumo todo tipo de cigarro por curiosidad de probar las diferentes marcas y sabores.

Infografía de un artículo por María José Evia H. en el portal Expok el 2 junio de 2014 

Estrés-cigarro

Fumar alivia el estrés por poco tiempo, es decir, no soluciona los problemas sino que los esconde. Estudios confirman que fumar causa mayor estrés de lo que alivia. La dependencia del cigarro genera nerviosismo y estrés en la persona, al fumar se alivia por la droga de la adicción. 

Un estudio realizado en Gran Bretaña comprobó que dejar el cigarrillo es un buen remedio para el estrés debido a que dejar el hábito se demostró menores niveles de estrés.

Cuando los fumadores no pueden consumir empiezan a irritarse y a estresarse, lo cual alivian temporalmente con un cigarrillo, pero al dejar de fumar desaparece los síntomas con el tiempo.

Infografía del Instituto Mexicano del Seguro Social 

¿Crees que el cigarro ayuda a calmarte o te convierte en un adicto?

Latest posts by Andrea Leon Fandino (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras