Érase una vez Venezuela

Todo empezó al mediodía cuando mi hija menor llegó a casa, con cara de preocupación y con un libro en mano que por título llevaba “Historia de Venezuela de 8vo grado”. Le dije: “¡Dios te bendiga! ¿Qué tienes?” ella me contestó con voz muy baja y con su rostro cabizbajo “no encuentro la información que me dieron para la tarea sobre los presidentes de Venezuela, desde Carlos Andrés Pérez hasta Hugo Chávez”

No pude evitar sonreír, al ver a mi pequeña sufrir por cosas que su generación no entenderá, la historia de Venezuela es algo básica y monótona, tal vez hasta repetitiva. La mayoría de los que han sido presidentes han llevado parte del país a la gloria y otros a la miseria absoluta. “Aún recuerdo algunos de esos datos sobre estos presidentes, ¿debes incluir algo más?”, le dije queriendo ayudarla.

“¿En serio mami?” Su voz tenía un poco más de ánimo y sus ojos al menos mostraron algo de alegría. -¡Sí! Debo incluir algo de sus proyectos o cuales eran sus planes de gobierno o cosas así- Simplemente le dije con tono de amor “Está bien, sírveme un poco de café y busca papel y lápiz.” La niña con felicidad de un brinco sirvió en una taza de vidrio transparente dos dedos de café que estaba a duras penas tibio.

“El primer mandato de Carlos Andrés Pérez fue durante 1974 hasta 1979, era un tachirense algo fuerte de carácter, se basó en la reconstrucción de la agricultura, realizó un aumento de salario, así sería justo y estable para los habitantes venezolanos…” -la niña me interrumpió- “Ajá mamá ¿de qué me sirve saber eso si nunca hizo nada importante?” Dijo en un tono altanero y solo pude contestarle: “No me has dejado terminar, sé que hubo una frase muy importante durante su mandato” La madre inmediatamente tuvo un recuerdo de su madre hablando sobre ese hombre cuando ella tenía unos 13 años.

-¡Ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario!- dijo con una voz gruesa y moviendo la mano hacia el aire. Le conté que Pérez utilizó esas frase durante algún tiempo de su gobierno, cuando un día le preguntó un periodista qué clase de economía poseía su régimen, si era capitalista o comunistas. Ella con rostro de duda exclamó -¡Ay mamá! Espera un momento, no entiendo si esa frase fue tan famosa ¿Por qué no se sigue repitiendo?”- Su mirada era tan pero tan inocente, que una niña no entendería qué ocurrió en cada gobierno. Simplemente, mi niña, es que los gobiernos pasan y el pueblo es el que queda, le dije.

La niña observó a los ojos de su madre que se mostraban nadando en un gran mar de recuerdos mientras le explicaba que de Luis Herrera Campins solo conocía lo básico… Inauguró el primer tramo del metro de Caracas; La devaluación del bolívar contra el dólar, y justamente un aumento de gasolina otorgando el primer “Viernes Negro” en Venezuela. La economía del país era muy difícil en esos momentos, y sin embargo no creo que haya sido el peor de los presidentes.

  • Mamá ¿existe alguien peor? No creo que exista alguien peor, que el primer presidente en dar un viernes negro a Venezuela.
  • Nunca hay nadie mejor o peor mi pequeña, solo hay quienes hicieron y quienes no hicieron nada. ¿Quién viene?

Jaime Lusinchi – respondió- Se veía intriga en los ojos de mi pequeña, ella en verdad no sabía quién era este personaje de la historia venezolana -Bueno el período de este presidente fue algo difícil…-Le respondí y empecé a hablar como si fuera Lusinchi para no aburrirla. “¡Já!, ¿qué esperaban? Entré al gobierno con una devaluación en la moneda nacional, había demasiadas fallas, no sé qué podría esperar Venezuela de un ser que viene de Clarines, aunque capaz con la actual falta de educación en los muchachitos venezolanos ni siquiera saben de qué estado vengo”

Aunque desarrolló diferentes leyes tales como la Ley Orgánica de consejo de la Judicatura (1988), Ley Sobre Elección y remoción de Gobernadores de Estados, Ley Sobre el Periodo de los Poderes Públicos de Estados y la Ley Orgánica de Régimen Municipal. Realicé un aumento de salario y prometí aumentar la nómina de empresas privadas a un 80%, pero ni el precio del dólar ni del barril de petróleo me ayudó. Inició con un barril en 24 dólares, pero luego cayó el precio a 12.99$, la deuda externa que existía no era solo su culpa, ya venía de los antecesores. Ojalá hubiese podido hacer algo más por mi país, pero el juicio que me realizaron en la corte suprema y la revelación de los peores actos de corrupción en el país fue la gota que derramó el vaso para muchos venezolanos. ¡Perdí mi inmunidad parlamentaria, y me acusaron de malversar fondos del ministerio de Relaciones Interiores! Pensé en cómo lo diría él, tal cual como si viera a este presidente en cadena nacional.

“… aunque el presidente sea bueno, no es como el oro ni el petróleo, hay unos cuantos malos y otros tantos buenos, pero de igual manera la corrupción en Venezuela ha existido desde siempre, y en la actualidad no es la excepción.”

  • Mamá pero la palabra corrupción ¿no es mala?”
  • Pues eso si lo dejo en ti, investígalo por tu cuenta”.

Vi a mi hija correr a buscar su diccionario, tomé un poco de café y encendí un cigarro. Mi niña buscó la palabra, leyó y releyó, hasta que por fin me habló:

  • ¡Mamá ya por fin entendí el significado de corrupción!” Exclamó esa pequeña que mostraba orgullo en su voz.
  • A ver, ¿Qué entendiste?” sonreí, mientras inhalaba el humo del cigarro.
  • Pues, son las situaciones en que las autoridades o funcionarios de algún ente público, hacen pedazo la composición de un gobierno.”
  • Es bueno que tengas tu propia opinión del tema.”

Inmediatamente comencé a hablarle jugando el rol de Carlos Andrés Pérez en su segundo gobierno: “…Al principio decidí aplicar inmediatamente y gradualmente algunos aspectos para un ajuste económico, unificando una sola tasa cambiaria, liberar precios de productos con excepción de algunos de la cesta básica, aumenté las tarifas de servicios públicos, al comienzo la inflación abarcaba más del 80% y la pobreza era del 60%. Pero todo aumentó entre el ‘90 y el ‘91. Durante la guerra del Golfo Pérsico realicé comercializaciones con el petróleo. Para solventar la pobreza realicé programas de Becas Alimentarias. CANTV y VIASA se volvieron empresas privadas, inauguré la tercera línea del metro de Caracas, pero el 4 de febrero de 1992 el Teniente-Coronel Hugo Chávez, me dio un intento de Golpe de Estado. Tal vez le ganó la corrupción.”

Quería explicarle que por la destitución de Pérez, Ramón José Velásquez se vuelve presidente. Su capacidad de acción fue muy limitada con los poderes públicos, realizó algunos decretos y creó nuevos ministerios para descentralizar la corrupción y desarrollar las regiones en todos los estados. Creó el impuesto de valor agregado, conocido en la actualidad como IVA, también creó el Organismo de Receptor de Recursos del Tesoro Nacional (FIDE).” Pero vi que en medio de la explicación mi hija tenía otra duda.

  • Mami, ¿el gobierno de Caldera fue bueno o malo?
  • Bueno hija es difícil de decirlo, una de sus frases fue…

“Es difícil pedirle al pueblo que inmole por la libertad y por la democracia cuando piensa que la libertad y la democracia no son capaces de darle de comer”. Dijo la madre con voz gruesa simulando ser Caldera.

Él aplicó un programa económico que se llamó Agenda Venezuela, lo cual fue beneficioso para la economía venezolana, esta aumentó un 5,3%. Generó aproximadamente 300 mil empleos, pero la baja del precio del petróleo hizo entrar en una crisis fiscal a la República, pero aún así las reservas de Venezuela eran las más altas de Latinoamérica. Durante su gobierno se expresó el derecho a la manifestación. Creó el Seniat con el fin que existiera una medida de tributación, su gobierno solamente se dedicó en finalizar proyectos parado que se encontraban bajo un montón de polvo.

  • ¿Falta solo Chávez?
  • Si mami solo él falta…
  • ¿Qué recuerdas de ese presidente?
  • Solo sé que falleció el 5 de marzo de 2013.

Es importante saber de historia, porque si no lamentablemente serás como muchos de los venezolanos que no saben ni de donde provienen.- Le dije y recibí rápidamente su respuesta- Pero ¿qué tienes qué decirme de este presidente?- Su voz era aburrida e imagino que estaba cansada de tanta historia que aún para ella seguro no tiene sentido.

Entonces comencé a explicarle; su mandato inició en febrero de 1999, muchos venezolanos estaban decepcionados de los gobiernos anteriores, siempre ganaban adecos y copeyanos, y no se veía ningún tipo de avance en Venezuela, así que votaron por un hombre que prometió muchísimas cosas, pero quedaron ahí en promesas. En diciembre del ‘99 hubo una vaguada, que destruyó prácticamente todo el estado Vargas. Mi pequeña me miraba ahora con ojos de intriga. Era un nuevo gobierno militar, comenzó con un cambio en la Constitución en la cual mucho venezolanos votaron por ella, luego se autodenominó “socialista”… Quise continuar pero en ese momento ella interrumpió.

  • ¿Mamá qué es ser socialista?
  • Se supone que habla de la igualdad en todo, sea político, social, etc.-  dijo la madre haciendo señas vagas con las manos
  • Pero, ¿es bueno o malo? – dijo la niña mostrando poco brillo en sus ojos

Eso queda en la decisión y pensamiento de cada quien -le dije y continué-
¡Cómo te decía!, él no era el mejor, pero para muchos lo fue. Durante las pérdidas de casa en Vargas el creó un Plan Vivienda para los venezolanos damnificados, muchos duraron años en poder obtener una “vivienda digna”. Realizó un cambio de moneda, quitando tres dígitos de ceros para poder tener una “mejor moneda”, llamándolo Bolívar Fuerte. Existieron muchísimos problemas en el 2002, fue muy curioso, hubo una especie de “golpe de estado” donde un coronel de la aviación llamado Pedro Luis Soto en cadena nacional un día de los tantos de febrero dijo: “Se le pidió al presidente su renuncia, la cual aceptó”, para abril del mismo año hubo grandes despidos en la empresa PDVSA, el 9 de abril CTV y Fedecamaras convocó a un gran paro general de 24 horas, luego la oposición venezolana pidió hacer una gran marcha que estaba en contra la orden que dio el Presidente Chávez.

Fue algo desastroso, tiros en el puente Llaguno. Otro paro durante diciembre de 2002 varias personas fueron desterradas de Venezuela.
Los venezolanos vivían relativamente bien, la pobreza había disminuido, al igual que el analfabetismo, pero todo empeoró después del 2007. Se cerró el canal RCTV, durante la novela de “Mi Prima Ciela”. Creó unas misiones “bolivarianas” para estudiar, para las madres que estaban solteras y tienen más de 3 hijos y eso hizo flojo al venezolano de clase baja. Tal vez para muchos fue bueno, pero también hizo muchas cosas que no ameritaban aplausos, expropió terrenos, empresas, aumentó la inseguridad, mataban a diestra y siniestra a muchas personas por resistirse a un robo, la escasez invadió Venezuela. Y ¿cómo la explicamos a ustedes los jóvenes que sufren por culpa de un gobierno que destruyó lo que era el venezolano?

Son cosas que quedaron ahí, en la historia completamente en el limbo del olvido, para muchos es algo que simplemente se podría repetir con el tiempo para otros es la nueva voz de una gran libertad. Hoy me siento orgullosa que estudies sobre una historia que no muchos conocen y que en vez de salir corriendo a buscar más libros escuches lo que te digo pequeña, tal vez con los demás presidentes no pueda decirte esto, pero nosotros los venezolanos vivimos unos días oscuros, donde el vandalismo, la corrupción, la inflación y muchas cosas más se apoderaron de nuestro hermoso país…

No pude seguir hablando, mi voz se quebró, y no logré decir mucho más; mis ojos se llenaron de grandes lagrimones y solo pude reconocer los dedos de esa dulce personita que me limpiaba mi rostro diciendo:

“!Viva Venezuela y todos aquellos que lucharon por ella en los días más negros que tuvo!”

Latest posts by Rosa Yaraldy (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras