Maiquetía no es el fin de tu relación

Tener un amor a distancia es uno de los grandes temores de los venezolanos que emigran, muchos no se sienten capaces de llevar o de confiar en una relación separada por cientos o miles de kilómetros. Aunque esto parezca sacado de un cuento, es una realidad que se vive a diario, las relaciones a distancia son una consecuencia del éxodo de venezolanos, donde los jóvenes tenemos que crecer más rápido para afrontar esta cruda realidad. Para muchos, emigrar podría significar el fin de una relación. Sin embargo, a mí me gustaría invitar a pensarlo de otra manera, y ensayar motivos para intentar mantener o salvar una relación, inclusive en contra del viejo dicho según el cual, “amor de lejos es amor de pendejos”. Creo, por el contrario, que ese decir no es una verdad y que si ponemos empeño se puede salir airoso y tener el corazón contento.
Veamos, si crees que tu relación vale la pena, entonces la ruptura no es una opcion. Claro que puede llegar a ser difícil tener que acostumbrarse a no ver a la persona amada o deseada todos los dias, a esos cambios de horarios que entorpecen las comunicaciones, a las demostraciones de amor a través de la cámara web y a la inseguridad de perder a ese alguien especial por conocer a alguien más. Es que además, tenemos miedo de no ser suficientes, la costumbre nos limita al contacto físico, pero, aunque reconozco que es importante, no es lo fundamental, no podemos olvidar que una relación requiere de cuidados, amor, detalles, apoyo y sobre todo comprensión. La distancia no es un impedimento para ninguno de los aspectos mencionados, mucho menos si pensamos que la relación vale el esfuerzo que estamos haciendo.
Las primeras semanas son difíciles, se requiere de mucha comprensión, la desesperación por idear planes para reencontrarse y el tener que adaptarse, muchas veces nos hace creer que todo está perdido, por lo que recomiendo meditar las cosas y no dejarse llevar por los impulsos. Veamos la distancia como un mal necesario, si queremos tener buenas bases y construir juntos un futuro estable, la distancia es la mejor prueba de amor, es la mas dura, pero nos enseña a valorar todo aquello que estando juntos ni siquiera notabamos, en la distancia valoramos cada segundo de llamada, esfuerzo y detalle. Yo creo que bien vale la pena intentarlo y animarnos a defender nuestro derecho a ser felices poniendo a prueba la relación.
Ahora que no existen días para verse, los mensajes de texto pasan a ser una necesidad. No digo que debamos estar pegados al celular todo el tiempo, recomiendo definir horarios donde ambos puedan dar riendas sueltas a la intimidad, para hablar sobre sus problemas, el día de trabajo y para vivir lo mucho que se aman. Entre los aspectos fundamentales de una relación a distancia exitosa se encuentra tener metas en común, como por ejemplo una fecha en la que consideran que puedan reencontrarse, otro es mantener vivas las conversaciones, una de las mejores estrategias es ver series, películas, leer algún libro o jugar algún videojuego si es de su agrado, el fin es crear temas en común de los cuales hablar, lo importante es estar presente uno en la vida del otro. Hablar únicamente de la vida de cada quien desgasta, por eso recomiendo estás estrategias, ayudan muchísimo a romper con la distancia.
Quedarse en Venezuela es tan difícil como emigrar, uno de los problemas más comunes en estos casos, es que tiende a juzgarse al otro por la falta de tiempo… debemos tener en cuenta que el que emigra debe comenzar de cero, conseguir estabilidad en un país extranjero es una tarea difícil que no debe verse de otro modo. Debemos enfocarnos en lo positivo de la relación, salir, educarnos, tener una rutina de ejercicios y dedicar tiempo a los amigos que estando en la relación mantuvimos lejos, ahora que hay distancia no podemos descuidar nuestras vidas. Uno de los peores errores es pasar los días lamentandonos o pegados al celular. Para poder mantener una relación a distancia sana, debemos tener estabilidad emocional y comprender que nuestra vida no depende de la persona que se fue, así que aprovechar el tiempo para cuidarnos debe ser una prioridad.
Estar presente en la vida de una persona no se trata solo de las demostraciones de afecto físicas, no podemos limitarnos, los detalles aún en la distancia pueden formar parte de la relación, un envío puede acortar la distancia, en al actualidad la tecnología nos hace la vida mucha más fácil, una canción, un dibujo, enviar los nombres de nuestros perfumes de a diario o compartir una cena juntos por cámara web puede romper la distancia.
Como no todo es color de rosas recomiendo que a la hora de un malentendido usemos las bondades de la tecnología, la cámara web puede ser nuestra mejor aliada a la hora de resolver conflictos, debido a que a través de mensajes se pueden malinterpretar las cosas. Las conversaciones cara a cara se pueden seguir manteniendo sin ningún problema, siempre es bueno ser sinceros y conversar sobre lo que nos desagrada por esta vía. Todo problema generado por la distancia es una fuente de experiencia que nos permite crecer y no volver a cometer los mismos errores, tomen los problemas como aprendizaje.
No dejes que la crisis arruine tu relación, si crees que estas frente al amor de tu vida o una persona que realmente lo vale, arriésgate, existen muchas historias inspiradoras y consejos en la web que pueden llegar a romper el paradigma de que para el amor es menester el afecto físico. No te rindas, no límites tu amor, la distancia es solo un obstáculo que si logran superar no habrá ningún otro capaz de acabar con su relación. Sueña con el día en el que se reencuentren, siempre será la mejor motivación. Por eso te invito a creer que es posible.

Latest posts by Juan Viale Rigo (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras