Una patria sin plan

El concepto de patria nace del latín y se refiere a la tierra natal o adoptiva que está ligada a una persona
por vínculos afectivos, jurídicos y/o históricos. La patria asigna una carga emocional del colectivo al
individuo, porque se afianzan esos vínculos al lugar de nacimiento.
El uso de la palabra ha sido interpretada de manera peyorativa en el trascurso de la historia política, porque
en nombre de esa “patria” se han cometido errores en la humanidad. El nacionalismo de Hitler y Mussolini,
utilizaban la palabra para justificar sus acciones políticas, que terminaron en la Segunda Guerra Mundial.
Pero no sólo estos dictadores han usado a la patria como escudo, sino que políticos a nivel mundial han
justificado sus planes en defensa de la patria.
La patria se asocia con una mujer, porque es quien da vida y se convierte en la madre de todos los
ciudadanos que nacen en esa tierra. Esa representación simbólica forma parte del subconsciente colectivo,
y se busca defenderla de quienes intenten destruirla. Esto genera en el individuo el “sentimiento patriótico”,
que se sustenta en la historia, cultura, geografía, economía y aspectos que forman al país.
En el caso de Venezuela, nuestras raíces vienen vinculadas con España y parte de nuestra cultura nace
de ella. En el proceso de Independencia, nuestros fundadores lucharon para crear una propia identidad,
una nueva patria con valores republicanos. Bolívar, Miranda, Roscio, Sucre, Urdaneta, Páez y nuestros
fundadores, crearon las bases del país.
Durante nuestra historia republicana, los líderes han intentado dejar su propia huella en el país mediante
sus políticas. Venezuela fue vista desde el lente de cada líder. Desde Páez con la separación de Venezuela
de la Gran Colombia, Guzmán Blanco y su modernización, Gómez con la expansión agrícola, Marcos
Pérez Jiménez y la Venezuela dorada, Rómulo Betancourt el demócrata, Carlos Andrés Pérez y la
Venezuela Saudí hasta la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez.
Estos líderes han creado planes y estrategias para construir al país según su lente político. Porque la patria
se construye y no se improvisa, aunque en estos últimos años la improvisación es parte de la Revolución
Bolivariana. Con la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, la sociedad venezolana ha cambiado y esos
vínculos con el país se transformaron, porque el venezolano de ahora es distinto.
Chávez llegó a cambiar la estructura política, social y económica venezolana, con la promesa de instaurar
nuevos valores en los ciudadanos, pero en más de 20 años de Revolución los valores que tenía el
venezolano fueron borrados por la barbarie y conformismo de las dádivas del gobierno.
El plan para construir al Socialismo, nace en el 2007 con el “Proyecto Nacional Simón Bolívar”, y en este
documento se sientan las bases del proyecto político de Hugo Chávez. Las líneas estratégicas del plan
fueron:1. Nueva Ética Socialista; 2. Suprema Felicidad Social; 3. Democracia Protagónica Revolucionaria;
4. Modelo Productivo Socialista; 5. Nueva Geopolítica Nacional; 6. Venezuela: Potencia Energética
Mundial y 7. Nueva Geopolítica Internacional. Estos objetivos se convirtieron en la utopía de la Revolución
Bolivariana.
Con la muerte de Chávez y la llegada de Nicolás Maduro al poder, se crea el “Plan de la Patria” para el
período 2013- 2019, que tiene como objetivo consolidar a la Revolución Bolivariana y seguir con legado
de Chávez. Según el “Plan de la Patria”, los objetivos son: 1. Consolidar de la Revolución Bolivariana en
el poder; .2. Soberanía sobre los recursos petroleros y demás recursos naturales estratégicos; 3 Manejo
soberano del ingreso nacional; 4. Soberanía alimentaria; 5. Capacidades científico-tecnológicas; 6. Poder
defensivo nacional para proteger la Independencia y la soberanía nacional y 7. Aparato económico
productivo.
Al analizar cada punto del punto, se observa que no se han logrado cumplir a corto y mediano plazo,
porque Venezuela atraviesa una crisis estructural donde la patria ha sido golpeado con improvisación,
corrupción y despilfarro de los recursos económicos.
Los resultados de cada objetivo son: 1. El chavismo se ha consolidado en el poder con la instauración de
la ANC, 2. PDVSA presenta una crisis y abandono en la producción, 3. Los ingresos y divisas son vigilados
por el Estado, no hay liquidez monetaria, 4. La escasez de productos y el hambre reina en las calles del
país, 5. La educación y tecnología están abandonadas, 6. El gasto militar se ha incrementado en nombre
de la soberanía y 7. La economía venezolana está colapsada por medidas económicas que generan atraso
y destrucción del aparato productivo.
La Revolución Bolivariana se llevó los rastros de patria, el venezolano no puede vivir en su tierra y
sobrevive a la crisis en medio de la desesperación, decepción y tristeza. Una patria sin plan camina en un
laberinto sin salida pero que en algún momento saldrá y verá un nuevo camino.

Jose David Cedeño

@jose_David07

Latest posts by Jose David Cedeño (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras