La Democracia si tiene quien le escriba

Recién ha comenzado a circular el folleto intitulado Obras de la Democracia. Cuarenta años de historia mal contados, de la mano del escritor Mario Buffone, bajo el esmerado cuidado del equipo editor del Fondo Editorial de la Asamblea Nacional.

El texto en cuestión, es el resultado de la honda preocupación que comenzó anidar en Buffone, al constatar de manera reiterada como los resabios plañideros del viejo pretorianismo perezjimenista, hoy coaligados en su afán despiadado con los personeros del Estado Cuartel que nos tiraniza, insisten en  azuzar cultos de naturaleza infame y premoderna, por medio de la negación absoluta de los logros tangibles del mayor período de convivencia civilista y modernizadora que haya conocido la República.

El texto recoge diversidad de cifras, nombres, lugares, íconos, obras de mediana y mayor envergadura que van desde la cantidad de “escuelitas” que en tono difamatorio llegó a criticarse la gestión de Betancourt al frente del primer período constitucional hasta las formidables estructuras que dieron espacio a la creación de conocimiento de la Universidad Simón Bolívar, la villa universitaria Rafael Rangel en el estado Trujillo y la Universidad de Oriente, por ejemplo.

Mario Buffone rebate con argumentos comprobables la interesada propaganda de los enemigos de la democracia, que pretende negar que en Venezuela durante cuarenta años de gobiernos civiles, la tasa de analfabetismo llegara a ubicarse en 7% para 1998, que la mortalidad infantil se redujo de 62% en 1958 a 21% en 1998 y la esperanza de vida de hombres y mujeres pasó de 58 años en 1960 a 72 años en 1998.

Carreteras y autopistas, por su puesto que los gobiernos civiles después de 1958 dejaron su impronta en este segmento de la infraestructura nacional. De hecho, el Plan Preliminar de Vialidad de 1947, preparado durante el trienio adeco, y seguido sin mayores modificaciones por la dictadura militar, fue finalmente concluido durante los primeros tres lustros de la Democracia.

Empero, mucho más efectivo resultó proporcionarle vivienda propia, cómoda e higiénica a una proporción de venezolanos que rehuían del flagelo de la miseria. Ahí están las miles de casas y apartamentos que no solo en Caracas, sino en el interior del país fueron levantados gracias al presupuesto público. Les suena algo los bloques de Menca de Leoni en Guarenas, la urbanización Caña de Azúcar en Maracay, las viviendas obreras del sector La Sabanita en Ciudad  Bolívar, por ejemplo.

Pues bien, Mario Buffone, no pretende erigirse en apologista de los gobiernos de AD y COPEI, ni mucho menos falsear datos para ocultar falencias que sí las hubo, claro que las hubo, sobre todo durante el lapso que hemos denominado el tercer momento del período la democracia.

Permitamos ser un poco más precisos. A nuestro modo de ver existieron tres momentos bien diferenciados en los que la capacidad financiera del Estado marcó el ritmo acelerado o no de la construcción en infraestructura. El primero comprende los quince años iniciales del período democrático, luego un momento expansivo de la estrategia de desarrollo en el lapso comprendido entre 1974 y 1982 y finalmente una fase de desaceleración, repuntes discontinuos y estancamiento en los últimos tres lustros del siglo XX. Es decir, tres momentos de despegue, auge y declive de la obra física resumida por Buffone en su obra.

De ahí que el aporte de Mario Buffone, puede servir de excusa perfecta para estimular la discusión asertiva y preparar en paralelo a la lucha activa contra la dictadura, una verdadera plataforma programática que llegada la hora deberá aplicarse de manera consensuada y eficiente. De manera de evitar la improvisación y lo que puede ser peor otorgarle un segundo aire a un sombrío neochavismo que a no dudarlo estará al acecho.  Véase las más recientes experiencias frustrantes que representan los procesos de recuperación democrática operados en Nicaragua luego del primer sandinismo y el Perú postfujimorista.

Jose Alberto Olivar

Jose Alberto Olivar

Doctor en Historia, Summa Cum Laude, (UCAB). Profesor-investigador adscrito al Departamento de Ciencias Sociales de la USB. Ganador del primer lugar en la III Bienal del Premio de Historia "Rafael María Baralt" (2012-2013).

Twitter: @JAOlivarp
Jose Alberto Olivar

Latest posts by Jose Alberto Olivar (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras