Sociedad civil organizada por el desarrollo sostenible

Cuando hablamos de sociedad muchos desconocemos cómo está integrada. Es común confundir sociedad con sociedad civil, sociedad, sociedad organizada, ciudadano común y hasta si son miembros de la sociedad civil los partidos políticos.  

La sociedad civil tiene dos componentes principales: por un lado, el conjunto de instituciones que definen y defienden los derechos individuales, políticos y sociales de los ciudadanos y que propician su libre asociación, la posibilidad de defenderse de la acción estratégica del poder y del mercado y la viabilidad de la intervención ciudadana en la operación misma del sistema; por otra parte estaría el conjunto de movimientos sociales que continuamente plantean nuevos principios y valores, nuevas demandas sociales, así como vigilar la aplicación efectiva de los derechos ya otorgados. En otras palabras representa el conjunto de organizaciones e instituciones cívicas voluntarias y sociales que fungen como mediadores entre los individuos y el Estado.

Esta definición identifica  cualquier tipo de organización social, sin importar que sea política, social, comunitaria, religiosa, artística o deportiva, con o sin fines de lucro, como las ONGs, universidades, gremios, sindicatos,  colegios profesionales comunidades religiosas, consejos comunales, entre muchas otras, que promueven la participación y de esa manera propician y construyen la democracia.

Las sociedades se construyen con el esfuerzo y la organización de años bajo principios democráticos, que visualiza igualdad para todos, enfocados en preceptos legales, humanos, religiosos políticos, sociales, culturales, entre muchos otros.  Cada país construye su modelo bajo su ideología, su cosmovisión y su filosofía, normalmente son caracterizados por su amplitud, sus reglas y sus propósitos. Los mismos conciben al ciudadano, y por ende la familia como la base de la sociedad, y un cúmulo de derechos y deberes que lo transforman en el ciudadano modelo para esa sociedad.

En las sociedades más organizadas, las brechas sociales son menos marcadas,  a nivel económico, legal y de servicios, la población mantiene acceso a servicios de calidad, ejercicio plenos de sus derechos y deberes, además de un excelente disposición de los bienes y servicios necesarios para la supervivencia, logrados a través educación, la meritocracia y sobre todo de su esfuerzo y el trabajo.

Sin embargo, la democracia, puede verse afectada, cuando el equilibrio de sus poderes es violentado, se pierde el equilibrio mágico que la sostiene y da pie a la intolerancia, el descontrol social, la impunidad, la injusticia, la pérdida de derechos por parte de los ciudadanos, disminución en  la calidad de la educación, (ideologizada por el por los gobernantes), la pérdida en la calidad de los bienes y servicios, el empobrecimiento generalizado, transformando a esa misma sociedad en un verdadero caos, que por lo general se identifica por la imposición por parte de un gobierno de su visión, intolerancia y un fuerte impacto en la calidad de vida de las personas,  principalmente en las clases sociales menos organizadas o la de menos recursos.

Estos son procesos lentos, pueden tardar décadas…La clase gobernante mina las estructuras que sostienen la sociedad, se procede de manera sistematizada y calculada  a desmontar y eliminar las estructuras democráticas, tienden a desaparecer las universidades, los gremios, asociaciones de trabajadores, partidos políticos, la iglesia, las instituciones no gubernamentales, en fin toda organización o estructura que exprese resistencia a la imposición de la clase gobernante.

La sociedad  civil se transforma en la fórmula que promueve que el ciudadano no se rinda, que se reorganice, que ejerza sus derechos y sus deberes, que se forme, que se eduque, que defienda sus espacios. Promueve la formación de líderes que ejercerán la labor conductora y organizadora de la sociedad.  Es por naturaleza la encargada de promover la renovación y organización de los partidos políticos, por cierto muy atacados y perseguidos en tiempo de dictadura. Tienden a ser penetrados, comprados, vilipendiados y hasta extorsionados por los gobernantes. Todo con la clara intención de facilitar el trabajo de doblegar a la sociedad, y por ende la imposición del gobernante.

La sociedad civil no desaparece, muta, se transforma, no es aplastada o dominada, como  quisieran los gobernantes. En su afán por mantenerse en el poder, tienden a crear estructuras paralelas a las conocidas en la búsqueda simple de sustituir el trabajo de la sociedad civil, sin embargo, la sociedad civil se mantiene firme en los propósitos y vulnera cualquiera de estar ágiles patrañas de los gobernantes para perpetuarse en el poder

De hecho existen  organizaciones de la sociedad civil de carácter centenario, que durante décadas han promovido  el desarrollo social, el liderazgo y la organización democrática, trascienden en algunos casos los estados, promoviendo y perpetuando la democracia mundial. Mantienen el perfil, su esencia, y  su trabajo. Se transforman en cierta forma en la autogestión de la democracia, en el mecanismo de comunicación y de oxigenación de la sociedad.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras