Toxicología ambiental
¿Cómo los contaminantes entran a nuestro organismo?

Una de las principales razones que originó que a mediados del siglo pasado se pusieran en marcha las actuales políticas de conservación y que generó en el mundo preocupación por la calidad ambiental, se basó en las evidencias que demostraban relación entre muchas enfermedades y  las altas concentraciones de contaminantes.

Ahora, si observamos cómo han cambiado los patrones de consumo de las personas en la actualidad, veremos que responde a estos mismos principios. Actualmente y gracias a increíbles campañas de educación y la facilidad que nos brinda internet, los seres humanos hemos logrado instruirnos sobre cómo las actividades industriales descontroladas, algunos productos y alimentos fabricados con ciertas materias primas, afectan a nuestro entorno y a nuestra salud.

Esto nos ha llevado a prestar más atención a lo que compramos y al origen de los insumos que utilizamos, haciendo por ejemplo que busquemos productos alimenticios de origen orgánico, evitando las altas concentraciones de agroquímicos, o a reducir y dejar de utilizar envases plásticos. Todos estos cambios los hemos realizado gracias a nuestro mayor nivel de comprensión de como los tóxicos que están en algunos productos o como son liberados en el ambiente y nos afectan.

Pero, cuando hablamos de contaminantes y sus efectos ambientales estamos ante un interesante juego donde intervienen múltiples factores. Nosotros podemos tomar ciertas medidas que para resguardarnos, como por ejemplo, evitar el consumo de algunos productos, pero cuando comenzamos a estudiar más a profundidad aquello llamado Toxicología ambiental, nos damos cuenta lo expuestos y sensibles que somos ante la contaminación.

La toxicología ambiental es aquella que se encarga del estudio de los daños causados por tóxicos que se encuentran en el ambiente sobre los organismos vivos. Para ello, estudia los canales de exposición, las reacciones del organismo ante las dosis de exposición, el tiempo, los hábitos de las personas expuestas, los canales de transporte de los contaminantes, la acumulación dentro del organismo, y en fin, muchas otras más.

Como podemos observar, esta área es realmente muy amplia e importante para lograr hacer frente a la contaminación por tóxicos, ya que permite a sus estudiosos, aclarar todos los factores que intervienen en la contaminación, el deterioro ambiental, sus incidencias sobre la calidad de vida y salud de las personas; con el objetivo final de poder eliminar la contaminación, contrarrestar sus efectos y salvaguardar la vida de todos los seres vivos.

Absorción de contaminantes por el organismo

Aunque me gustaría poder abarcar todo el tema en una sola oportunidad, podría resultarles complejo de entender, principalmente por lo extenso y sus términos. Por eso, a través de los próximos artículos vamos a ir desglosándolo poco a poco. Esto con el fin de incrementar sus conocimientos ambientales, brindarles algunas herramientas que les permitan protegerse de los tóxicos y la capacidad para identificar situaciones de contaminación en su entorno, para que puedan actuar de manera segura y responsable por darles pronta solución.

Por eso, en esta oportunidad nos enfocaremos en aprender los medios de absorción, es decir como los contaminantes entran a nuestro cuerpo, y también como se distribuyen y alojan en él. Así podremos saber cómo proteger nuestro organismo de su entrada.

Proceso y vías de absorción de contaminantes

El proceso de absorción de un contaminante se da cuando algún toxico logra atravesar las membranas y las capas de las células, logrando su entrada al torrente sanguíneo, utilizando alguno de los mecanismos que están diseñados absorber y movilizar otros elementos a través del cuerpo, como por ejemplo, la respiración para obtener oxígeno o el sistema digestivo para obtener nutrientes.

La velocidad con la que es absorbido el contaminante depende de factores como:

  • La concentración del toxico
  • La velocidad del flujo sanguíneo
  • La magnitud y  localización en el cuerpo del área expuesta
  • La temperatura y humedad ambiental
  • La condición de la piel (Hidratación, quemaduras y ciertas enfermedades que incrementan la permeabilidad)
  • La interacción con otras sustancias que puedan modificar la permeabilidad de la piel

Ahora bien, los mecanismos de entrada del contaminante al cuerpo son:

Respiratoria. Cuando el toxico (gases) entra a través de la inhalación de aire contaminado. Para este caso la absorción es rápida y completa, además suelen ser muy agudas y graves. Como en este tipo de intoxicación el contaminante no pasa por el hígado, los mecanismos de defensa y metabolización del cuerpo son ineficaces.

Cutánea. En ella los tóxicos sor absorbidos a través de la piel por penetración cutánea. Aunque la principal función de la piel es protegernos y funciona como una increíble barrera ante los elementos externos, resulta muy impermeable a las soluciones acuosas  y a la mayoría de los iones. La absorción puede verse afectada e incrementar su velocidad las capas de la piel se encuentra afectada por quemaduras, alergias, etc.

Cuando una sustancia toxica entra en contacto con la piel suele ocurrir lo siguiente:

  • Actúa como barrera que impide que la sustancia entre al organismo
  • Se produce una irritación local al contacto con la sustancia
  • Se sensibiliza
  • El toxico entra al torrente sanguíneo a través de la piel.

Algunos tóxicos que pueden pasar a través de la piel y causar intoxicación aguda son: organofosforados, aminas, derivados halogenados de los hidrocarburos, derivados nitrados del benceno, sales de talio.

Digestiva. En ella los tóxicos son ingresan a través del trasto gastrointestinal por ingestión de comidas y bebidas contaminadas. A través de esta vía las sustancias aprovechan los sistemas de absorción de nutrientes para ingresar al organismo. Los compuestos dañinos pasan directamente al hígado y se exponen a su metabolismo. Es la ruta más frecuente de intoxicaciones accidentales o con fines suicidas.  Los factores que afectan la absorción gastrointestinal son:

  • Ph
  • Concentración
  • Propiedades de solubilidad
  • Acción de las enzimas digestivas
  • Presencia de micro flora
  • Presencia de alimentos
  • Velocidad de evacuación gástrica
  • Peristaltismo intestinal

Etapas de un tóxico dentro del organismo

Una vez el toxico es absorbido por alguna de las tres vías que acabamos de estudiar. Entra al torrente sanguíneo y es trasportado por todo el cuerpo hasta que se deposita en los órganos con los que tiene mayor afinidad, iniciando el proceso de acumulación.

La acumulación ocurre cuando los tóxicos se fijan dentro del cuerpo. Sus efectos se prolongan tras cesar la exposición debido a una liberación progresiva del producto acumulado. Este proceso también se conoce como bioacumulacion, tema que trataremos en el próximo artículo.

Claudia Martinez

Vicepresidente de la Fundacion Ambiental Natural Bio Conservation. Ingeniero del Ambiente y de los Recursos Naturales. Comprometida con la conservación en Venezuela a través del modelo de desarrollo sostenible.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras