“Un Estado y una sociedad sin interés en la conservación ambiental y en los recursos naturales es el reflejo de un país sin desarrollo.”
Venezuela, una sociedad desentendida con el ambiente

En Venezuela, quienes se interesan por el ambiente, representan una minoría. Cómo es posible que todo el mundo diga que hay que cuidar el ambiente, que debemos  proteger la naturaleza, que se deben conservar los recursos naturales, mientras simultáneamente los indicadores y variables ambientales empeoran. El gran desconocimiento en la materia nos priva de ser capaces de relacionar nuestra crisis actual con impactos ambientales.

Actualmente nos enfrentamos a diversos problemas que pueden mitigarse con una gestión ambiental adecuada, como: La falta de agua, gas, energía, inundaciones, enfermedades, disminución de la actividad pesquera, mala ordenación territorial, entre otros.

Sin duda, el ambiente tiene un efecto directo en la economía, aunque para muchos no es entendible que un país sea un sistema ambiental y deba ser manejado bajo ese concepto.

Para demostrar que país es igual a ambiente, vamos a dar unos ejemplos de problemáticas reales:

Un acontecimiento importantísimo para Venezuela fue la tragedia de Vargas.  Un deslave e inundación que ocurrió el 15 de diciembre del año 1999; en el que fuertes precipitaciones con más de 1814 mm de agua en las dos primeras semanas causaron la saturación de los suelos que a su vez generó que el desbordamiento del caudal bajará por una pendiente de más de 30°.

Este evento desplazó rocas, árboles, capa de vegetal, vivienda, personas, tendido eléctrico, entre muchos materiales de la población urbana.  ¿Fue esto un desastre que se podía evitar o era inevitable?

Muchos pueden pensar que la tragedia de Vargas fue un desastre natural inevitable. Pero si prestamos más atención a las variables ambientales, entendemos que la historia hubiese sido distinta con el apoyo de medidas preventivas.

Una de las primeras consecuencias fue la mala ordenación territorial que existe en nuestro país. Pues desafortunadamente, el asentamiento humano desordenado se establece en puntos de alta sensibilidad ambiental y alto riesgo.

Asimismo, se realiza minería no metálica en las cuencas altas, lo que causa colmatación de cauces provocando inundaciones. Cuando no existe un control sobre esta actividad,  las excavaciones en los ríos provocan mayor arrastre de sedimentos y obstrucciones.

Pudieron evitarse muchas pérdidas el 15 de diciembre del 99 con una óptima ordenación del territorio, planificación y evaluación ambiental. Por esto, es necesario recalcar el ambiente como un elemento esencial para el bienestar ciudadano, sobre todo en naciones en vía de desarrollo.

El lago de Valencia es otro resultado de una mala gestión de los recursos naturales. Un lago donde se asentaron las distintas actividades antrópicas más importante del país como industrias, agricultura, urbanismos y comercios cuyos efluentes son arrojados al mismo lago que abastece a la sociedad.

En estos casos, las actividades humanas deben regirse bajo un estricto control legislativo que esté siempre dentro de los parámetros permitidos por los decretos ambientales correspondientes en esas actividades. Como era de esperarse, no se tomaron las medidas adecuadas sobre esta área tan sensible,lo que provocó problemas irreversibles de desabastecimiento de agua.

Así como el sucedió en Vargas y Valencia, existen innumerables desastres cuyas dimensiones reales se desconocen hoy en día. Esto, como resultado de nuestra total desconexión entre los conceptos de sociedad y ambiente que actualmente aplicamos para la “administración” de las actividades económicas.

El desinterés hacia la explotación inteligente de recursos naturales ha ocurrido siempre en Venezuela y sus resultados son mucho más notorios en la actualidad. En la fundación Natural Bio Conservation seguiremos luchando para la transición hacia el desarrollo sostenible, a través de la educación, la investigación científica y la ejecución de proyectos en socio-ambientales.

Etny Carruyo

Etny Carruyo

Presidente de Natural Bio Conservation.Ingeniero del Ambiente y de los Recursos Naturales.Comprometido con la conservación ambiental y el desarrollo sostenible.

Redes sociales: @naturalbioconservation en instagram y @naturalbioc en twitter.
Etny Carruyo

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras