Nuestra realidad frente a la ayuda humanitaria

 

El año 2018 fué uno de los más difíciles de los últimos 20 años vividos por los Venezolanos. Pasamos 12 meses observando cómo, lo que todavía medio funcionaba, se terminaba de destruir.

Observamos como los autobuses se convirtieron en perreras, cómo le borraban ceros a la moneda, cómo reaparecían enfermedades controladas hace décadas, cómo desaparecían comercios, cómo se destruía nuestra economía, perdíamos la sociedad y acababan con la naturaleza. Vimos a nuestros amigos y familiares partir, a algunos valientes morir y a otros jugar con aquello llamado democracia.

Pero una de las más difíciles que nos tocó, como sociedad ver disminuirse, fue la pérdida de la esperanza en la población. Aunque en mi caso, yo siempre mantuve y sigo manteniendo la fé, me tocó ver cómo otros se entregaban a la desesperanza. Y no es para menos, si observando semejante panorama, un cambio parecía imposible y todo se veía perdido.

Bajo esta situación nos agarró 2019, con un país en emergencia y una profunda desesperanza. Pero, conforme fueron avanzando las primeras semanas de enero, aparecieron buenas sorpresas, esas que hoy gratamente  han despertado nuevamente la esperanza en Venezuela.

Una de esas tantas sorpresas que hemos escuchado y que ha llenado de expectativas a muchos, es la ayuda humanitaria.

Alrededor de este anuncio se ha creado una discusión bastante amplia. Podemos escuchar conversaciones de personas a quienes les intriga saber, cómo entrará, que traerá, a quienes les llegará, hasta hemos oído a un grupo decir que no es necesaria.

Dejando de lado a aquellos que dicen que no hace falta, el resto de las dudas solo responden a la incertidumbre, pues muy poca información es la que llega a la calle en la Venezuela de hoy.

Con el objetivo de aclararlas y evitar falsas expectativas, trataré de contestar las tres más comunes que se escuchan entre los ciudadanos.

¿Qué contiene la ayuda humanitaria?

La primera fase que llegará el 23 de febrero, trae insumos médicos y suplementos nutricionales para la atención de la población más vulnerable. Ejemplo, niños de 0 a 5 años en estado de desnutrición, pacientes en estado crítico o con enfermedades crónicas.

¿Quién recibirá y manejará la ayuda humanitaria?

La ayuda será recibida y manejada por las iglesias conjuntamente con las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del país. La iglesia a través de sus estructuras serán quienes se encarguen de su recepción, manejo y distribución, las ONG prestarán apoyo y brindarán información a las instituciones religiosas.

¿Cómo entrará?

Cómo hemos podido oír, se han habilitado diferentes centros de acopio en países vecinos para la recepción de la ayuda humanitaria, pero lo que todavía es un misterio para el público, es la estrategia de la Asamblea Nacional para concretar su entrada al país.

A mí parecer, de realmente existir una estrategia, no publicarla es lo mejor, pues esa información solo deben conocerla los actores principales, así se mantiene el factor sorpresa para aquellos quienes no quieren dejarla entrar.

Venezuela y su emergencia humanitaria compleja

Cómo tal vez algunos hemos escuchado, el Presidente (E) Juan Guaido, los Diputados y otros voceros de la Asamblea Nacional, siempre hacen mucha insistencia en explicar que Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja y no una crisis humanitaria.

Las emergencias humanitarias complejas, son provocadas por factores políticos, es decir, a un conjunto de acciones políticas que llevaron al quiebre del Estado, las instituciones, los servicios públicos, los hospitales, las farmacias, la producción nacional y la capacidad gubernamental de resolver los problemas. Mientras que, una crisis humanitaria, se origina de desastres naturales o conflictos armados.

Cómo les comenté, existen quienes no aceptan la emergencia en Venezuela, pero lo hacen para no aceptar que sus políticas públicas fueron las que llevaron al país a esta situación.

La emergencia humanitaria existe y junto a mi equipo de trabajo, desde hace un tiempo, hemos podido presenciar la necesidad de esta ayuda para los Venezolanos.

Desde hace más de un año, diferentes ONG del estado Monagas, hemos realizado visitas a diferentes localidades, con el fin de evaluar la situación social, médica, de servicios, etc., De los Monaguenses, y en la medida de nuestras posibilidades, ayudar y tender una mano a nuestros hermanos.

Organizaciones como Natural Bio Conservation, Conciencia Ciudadana, Por Amor a Ti, Ángeles de Luz y muchísimas otras ONG, hemos podido observar la grave situación en que se encuentra hoy nuestra sociedad y somos testigos de la emergencia humanitaria compleja que enfrentamos y la necesidad de que esa ayuda humanitaria ingrese al país.

Nuestra realidad y la ayuda humanitaria

Cuando ingrese la ayuda humanitaria se salvarán muchas vidas y se ayudará a muchos pacientes graves, pero debemos entender, que ante semejante colapso nacional, esta ayuda solo representa “pañitos de agua” para calmar nuestra situación.

Todo ese deterioro no se resolverá con traer insumos médicos para nuestros enfermos. La verdadera solución es cambiar las políticas que nos llevaron a esto y fortalecer nuestros sistemas de salud pública y privada.

También es importante tener en cuenta que nuestra crisis actual es integral. El sector salud no es el único que está en un estado crítico, vivimos una emergencia general, hay otros sectores sociales que también están graves, tenemos una economía en un coma profundo y nuestros sistemas naturales están en terapia intensiva.

Cómo ciudadanos, es nuestro deber para la transmisión, exigir que todos los sectores, tanto sociales, como económicos y ecológicos sean prontamente atendidos y que las nuevas políticas fomenten un desarrollo integral o sostenible para nuestra nación.

Los venezolanos deseamos un país diferente que lograremos avanzando juntos y participando en la construcción de la nueva Venezuela.

Claudia Martinez

Vicepresidente de la Fundacion Ambiental Natural Bio Conservation. Ingeniero del Ambiente y de los Recursos Naturales. Comprometida con la conservación en Venezuela a través del modelo de desarrollo sostenible.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras