Blanco/Jekyll y Negro/Hyde

“He aprendido a reconocer la fundamental y originaria dualidad del hombre” Dr. Jekyll.

El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr.Hyde de Robert Louis Stevenson, una obra literaria fantástica, llena de ciencia, misterio y profundidad. De allí pues, que el aspecto que llamó mi atención fue sobre unos de los temas más controversiales de la existencia humana: La dualidad del hombre. Evidentemente, surge la necesidad de definir dualidad. Esta señala la existencia de dos fenómenos o caracteres diferentes en una misma persona o estado de cosas –algo que se nota excelente en esta magnífica obra-.

Sin embargo, las dualidades son muy comunes en la vida, tenemos: El bien y el mal, espíritu y materia, blanco y negro. Pero, en la obra de Stevenson se refleja en el experimento que realizó el doctor para separar sus dos naturalezas, la buena y la mala, a través de dos físicos y personalidades opuestas, representadas en el doctor Henry Jekyll y el señor Edward Hyde, respectivamente. Es de hacer notar que el lado bueno era el dominante, ya que lo fortaleció durante toda su vida, mientras que el lado malo, es decir, el señor Hyde era débil. A medida que pasaba el tiempo la maldad crecía rápidamente y la bondad iba desapareciendo, sin dejar de luchar.

Eso me parece bastante conocido. Todos en algún momento hemos vivido luchas entre hacer lo correcto o lo incorrecto, dejarnos llevar por la luz o arrastrarnos a la oscuridad. La  vida no es blanca y negra, la vida es una escala de grises, con matices, con líneas difusas. Porque “Considerando las dos naturalezas que se disputaban el campo de mi consciencia, entendí con igual verdad, que las dos eran mías…” Dr. Jekyll.

Latest posts by Tamara Arvelo (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras