La Guillotina vial de Campo Carabobo

De vez en cuando, en fechas patrias reales o inventadas, el usurpador Nicolás Maduro y su séquito regional de lamesuelas (a saber, Drácula y Draculitas) recuerdan el Campo Carabobo y se desgañitan allí gritando que si “El Sol de Venezuela nace en el Esequibo”, que si son “socialistas, chavistas y profundamente maduristas” y demás ridiculeces que dan más pena que risa. Si dedicaran la misma energía en recordar que Campo Carabobo no solo es un monumento, que en realidad es una parroquia del municipio Libertador, que tiene gente, venezolanos, viviendo allí y que no merecen desinversión, ni olvido, las cosas serían muy distintas pero no es el caso.

Debo recordar que el tramo de la Autopista Tocuyito – Campo Carabobo, desde la Yaguara hasta “Las Manzanas” no tiene iluminación vial, ni siquiera ojos de gatos, siendo una vía altamente transitada por carga pesada con los riesgos que ello supone. ¿Será que los usurpadores solo llegan a Campo Carabobo, cuando llegan, de día?

Supongamos que llegan de día, y pues, no notan que en la noche esa vía es la boca del lobo. Bueno, la luz del día debería permitirles ver que la maleza se está literalmente comiendo la autopista, que los huecos y el deterioro de la capa asfáltica es público, notorio y, ahora, comunicacional. Aún si les falla la vista, el mega hueco de la entrada del Barrio “Los Chaguaramos”, en la parada, colindando con la autopista es lo suficientemente llamativo.

El asunto no es tan solo estético. El monte alto afectan la vida de los vecinos de distintas maneras, entre ellas, los trabajadores que salen de sus casas a tempranas horas de la mañana a esperar el transporte son víctimas de atracos y arrebatones impunemente dado que la maleza y la oscuridad ayudan mucho al hampa. Poco hace el puesto de la Guardia Nacional en la entrada de “Las Manzanas” sobre ese asunto.

Definitivamente, el abandono de Campo Carabobo, de su gente, de sus espacios, no es producto de la ceguera, es una decisión. En la cima del poder decidieron que lo importante es la repetidera de consignas, los desfiles, los tanques, la payasada uniformada que simulan ser nuestra Fuerza Armada Nacional. Para los vecinos de Campo Carabobo no hay presupuesto, ni ayuda, ni gobernador, ni alcalde… solo hay abandono, les voten o no les voten. Desde la perspectiva de la “Revolución” Campo de Carabobo es solo un monumento, un espejo de agua, el diorama, un lugar para hacer cadenas de radio y televisión, ni más, ni menos.

Ahora bien, solo le puedo decir a los vecinos de Campo Carabobo que no será la usurpación quien resolverá este y otros problemas. Será, tras el cese de la usurpación, un gobierno de unidad nacional quien aborde estos temas, principalmente porque nosotros no somos ciegos, por qué nos duele Libertador y acompañamos la protesta ciudadana día a día.

Latest posts by Julio Cesar Castellano (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras