Venciendo las sombras
Escucha al consejo

Guardando coherencia con lo que he venido escribiendo, mantengo que las respuestas a los problemas que padecemos en el país, ya tienen su hoja de ruta, su oráculo. Me gusta el símil que use en El Contrato Social ¿Letra Muerta? denominando a la CONSTITUCIÓN NACIONAL, como el librito, no lo hago de forma peyorativa, al contrario es con un sentido sencillo, didáctico, como en el béisbol cuando hablamos de las reglas de librito, así es, en Venezuela tenemos nuestras reglas de librito, y es la constitución nacional, la cual considero que no amerita ser cambiada, por ende es ocioso una asamblea nacional constituyente, no obstante si necesita algunas enmiendas, la realidad así lo deja ver, y no se puede ser sordo, ciego y mudo ante eso, por ejemplo el caso de la moneda, así lo manifiesto en el pasado artículo La Moneda.

Recientemente en virtud de la pandemia (COVID-19) se activa en Caracas un dispositivo que lo denominan estado mayor, para dar respuesta al tema, esto no es novedoso, cada vez que surge un problema se crea un estado mayor ad hoc, u otra “institución” que no está establecida dentro de la estructura organizativa del estado, ni del gobierno, lo cual hipertrofia y burocratiza su aparato de respuesta.

En el librito, existen instituciones creadas para un fin específico, se les denomina CONSEJOS, hay tres que revisten un carácter desde mi punto de vista fundamental en este momento, y que no se han activado o se han activado fuera del espíritu, propósito y razón que estableció el constituyente originario, me refiero a: Consejo de Defensa de la Nación (arts 323-326 CN), Consejo de Estado (arts 251-252CN), Consejo Federal de Gobierno (art 185 CN). ¿Qué significa consejo? “Consejo se refiere a la opinión, parecer o consulta que se expresa o recibe a fin de llevar a cabo una acción. La palabra consejo deriva del latín consilium que significa “consulta” o “deliberación”. Como sinónimos se pueden emplear los términos advertencia, opinión, observación, asesoramiento, aviso, comisión o junta”. Ese significado nos aclara las sombras, son instituciones creadas por el constituyente para resolver nuestros problemas; ¿quién es el constituyente originario? La nación, por lo tanto cada ciudadano venezolano.

Desde el día 1 de esta situación se debió activar el sistema de consejos, muchos discursos llamando a la unión de los venezolanos, pero lo que vale son las acciones, y eso opera tanto para los que están en el poder central, como la oposición, que también tiene gobierno en otras instancias; no es una cuestión de luchas viscerales, está en juego según lo que vemos y oímos por los medios: la especie humana, es una situación planetaria, Venezuela no escapa de eso, si es alarmismo o no, la realidad nos refleja que hay un peligro. La expectativa de vida del venezolano se reduce cada día, sobre todo a millones de vulnerables que no contamos con recursos para acudir a un centro privado de salud, sabemos la realidad del sistema público, es ingenuo pensar que hoy con la crisis económica más aguda, los centros de salud tengan la dotación adecuada, incluso se leen reseñas que directores de nosocomios y autoridades gubernamentales que han sido víctimas del virus se ingresan en clínicas, cosa absurda.

Otra pandemia que nos ataca es el hambre, por diferentes factores el aparato productivo en Venezuela se ha minimizado más que lo que estaba antes de llegar el férreo dictador (el virus), si, el COVID-19 se ha impuesto, y sin compasión ha golpeado la economía mundial sin distingo de si es en el 1er o 3er mundo, potencia o vías de desarrollo, la dictadura del coronavirus pretende imponerse y toca unirse para combatirla.

Por lo tanto es menester hacer un llamado de atención a todos los sectores del país, apliquemos las instituciones que nos da el librito, es una red, todos son importantes, pero el principal es el Consejo de Defensa de la Nación, es el escenario natural para sentarse todos, escuchar a la academia, solventar o buscar solución al tema económico, gasolina, salud, alimentación, etc. Si el ejecutivo no convoca, las fuerzas vivas deben solicitar su activación en virtud del principio de corresponsabilidad que se establece en el artículo 326 ejusdem.

Como venezolano, me siento en el deber de hacerlo, he utilizado mi cuenta en redes sociales, tratando de visualizar ese tema, en ninguna parte se escucha mención sobre eso, cada quien inventa una plataforma y busca solucionar el problema de su parcela, o esperan que hable una vaca sagrada del conocimiento para entonces poner el tema en tendencia. Las redes permite llegar a todo nivel, le he escrito a gobierno y oposición, a líderes gremiales, estudiantiles, universitarios, empresariales, trabajadores, comunicadores, entre otros, oídos sordos. Reitero que como venezolano, y en virtud del principio de corresponsabilidad aunado a que soy parte del sistema de justicia, de acuerdo al art 253 de la carta magna, egresado de una universidad pública como la UCV, pero esencialmente como ciudadano, me siento en la obligación de solicitar la activación de la red de consejos constitucionales, que se haga de manera plural, que se integren todos los que puedan dar aportes para lograr como una NACIÓN salir de este momento.

La articulación de esa red de consejos, estableciendo como pirámide, en su cabeza el Consejo de Defensa de la Nación, por su naturaleza es el de mayor amplitud de convocatoria; posterior el Consejo de Estado, que se activó, pero colocando personalidades que ya tienen un puesto en la estructura del estado, qué sentido tiene oír a los mismos, cambiándose la camisa o gorra del equipo, no, hay que buscar otras opiniones, otros actores que ayuden; y finalmente el Consejo Federal de Gobierno para articular y desarrollar en todo el territorio la operatividad de lo que se vaya acordando, es un sistema, que debe engranarse, coordinar su operatividad, el uso que se la ha dado a esas instituciones ha sido muy escueto.

En conclusión, basta de discursos divisionistas, hay que hacer una tregua, como en el beisbol, sumar refuerzos al equipo, dialogar con el que se tenga que dialogar, seamos realistas y pragmáticos. La conseja popular dice: “El que no oye consejo no llega a viejo”, el país en su conjunto está muriendo de mengua, eso es real, no es atacar a nadie, es un hecho público, notorio y comunicacional, como ocultarlo, es absurdo cada quien lo sufre de una u otra manera, la mayoría más crudamente. Para este y otros problemas del país, usemos las reglas del librito. Oiga consejo, Oiga a los CONSEJOS.

Antonio Gonzalez

Abogado @zamurai_j

Latest posts by Antonio Gonzalez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras