Archivo del Autor:

Últimos Artículos

Aquel verano amargo

Miedo. Cuántas veces pensé en la celda que te envolvía, en las manos atadas -esta vez de forma tan literal y a la vez figurada- en no tenerte conmigo cada vez que yo quisiera. Angustia. Los días se dilataban y cada

Por siempre

A seiscientos veinte metros por encima de la altura acostumbrada, nuestras palabras rozaron la aventura y la juventud. Antes no se había dado la oportunidad porque no habíamos extendido nuestras frases más allá de banalidades. Pero ese noviembre, coincidimos en tantos

Te amo

Yo también. – ¿Tú también? – tenía idea de a qué te referías. – Yo también te amo. Cada vez que sale el sol, la escena se revive en mi pensamiento: poca luz y tus brazos apoyados a los lados de

Recuérdalo

Cuando estés por derrumbarte: falta menos   Cuando te desesperes: los sacrificios valen la pena   Cuando te sientas solo: estoy contigo   Estoy contigo cada hora, a cada segundo, a cada minuto, a cada instante. Siempre.   Estoy contigo porque lo

Un mes relativo

Las leyes físicas se transforman cuando se cambia el sistema de referencia. Por lo tanto es imposible establecer una realidad absoluta, así lo concluyó el genio más brillante del siglo pasado. Cuánta razón tenía/tiene/tendrá. Ya pasó un mes de la última vez que nos

¡Amén!

Te extrañaba tanto. Muchísimo. Los días pasaban y cada uno parecía una semana. Imaginaba entrelazar nuestros dedos, disfrutar de los bordes carnositos de tu boca, jugar una vez más con la marca que evidencia que naciste… Y luego de tantas noches de

Mitomanía

Nunca había celado a nadie como a ti. Siempre quedo bien con quienes tuve historia. Eres diferente. Tengo miedo. No fui yo. No lo hice. Solo contigo. Te quiero. Te amo. Guayoyo en Letras es una publicación que busca abrir espacios de

Mis/tus delicias

El corazón late incesantemente Mis manos se deslizan por las tuyas Y las tuyas por mi cintura Un besito en el cuello o en la mejilla Miles en tus pecas tan bonitas Una cinta goleadora Y buena fortuna como cereza del

Yo también

Contigo también puedo ser yo misma Contigo no hay miedos tampoco Contigo también me libero También hice cosas contigo que jamás en vida hice con nadie: amarnos de la forma en que lo hicimos. Porque me acuesto pensando en ti, me levanto y sigo en lo mismo Porque quiero estar ahí

Tú conmigo

Te quiero conmigo porque me subes más cerquita del cielo tan solo con mirarnos. Te quiero conmigo todos los segundos porque me divierto como si aún estuviera viviendo mi infancia. Te quiero conmigo porque las palabras son apenas un intento absurdo
Guayoyo en Letras