2016: año de adversidad y actitud

Por Mario Guillermo Massone

@massone59

 

 

 

Cuando se nos presenta la adversidad como un disparo a quemarropa, sin aviso y por la espalda, aflora nuestro verdadero carácter. El cómo afrontamos la adversidad nos define éticamente. Entre los pensadores ejemplares de la ética y la adversidad, destacan los estoicos. Para los venezolanos, el 2016 será un año en que la filosofía será indispensable. Porque el 2016 será, entre otras, el año de la adversidad. Se trata de una adversidad anunciada, de modo que podemos entrenarnos para superarla lo mejor posible.

 

“De todas las cosas del mundo, unas dependen de nosotros y otras no” nos dice Epicteto. La situación económica del país, la escasez de alimentos y medicinas, la criminalidad, y demás miserias que habremos de transitar, no dependen de nuestros actos personales. Por ello, asumir lo que nos viene y enfrentar la realidad, por trágica que sea, teniendo esto claro en nuestro ánimo, es tener una actitud estoica que nos evita la frustración y los lamentos (hasta cierto grado).

 

Sufrir es parte de la esencia humana, pero sufrir innecesariamente es una necedad. La realidad nacional se agrava cada día que pasa. De nuestra parte queda el cómo asumirla. Quejándonos incesantemente de nuestra miseria o sobreviviendo con el objetivo claro y determinado de superarnos en la desgracia.

 

Aparte de mantener la esperanza, es vital asumir actitud en nuestros actos. Mantener el ánimo bueno. Somos muchos quienes trabajamos incansablemente para rescatar el gran país que podemos ¡y vamos! a volver a ser. Las fuerzas del poder irracional nos frenen hasta donde pueden, pero nuestra determinación no conoce rival.

 

Este es un buen año para fortalecer nuestro espíritu, para enderezar el carácter, para arreciar nuestro pellejo. Además, siendo el 2016 el año en que se cumplen 2.400 años de influencia del pensamiento de Aristóteles, ¡pues qué mejor incentivo para perfeccionar nuestro ser!

 

Mientras tanto, así como es sensato acumular reservas de enlatados y alimentos no perecederos, lo es también ir nutriendo la alacena del buen ánimo con filosofía y actitud. Este año 2016 será muy rudo. Pero lo superaremos y vendrán buenos tiempos para Venezuela. Como se despide Séneca en sus cartas a su pupilo Lucilio: “Consérvate bueno” querido lector.

Seguir
Seguir

Latest posts by Guayoyo en Letras (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guayoyo en Letras