Entrevista Exclusiva
Paz Activa: lucha contra decadencia, vandalismo y corrupción

paz activa

El proyecto de Paz Activa se incubó en el año 1999. Esta asociación civil sin fines de lucro es el producto de un grupo de abogados que preocupados por el acceso a la justicia y la seguridad ciudadana en Venezuela, decidieron funcionar como un enlace entre la información y las personas. La investigación independiente  y la recolección de estadísticas de acceso público son sus principales focos de trabajo. Paz Activa publica los datos que el Estado ya dejó de mostrar a los venezolanos.

 

Guayoyo en Letras entrevistó en exclusiva a Luis Cedeño, director ejecutivo de esta asociación civil sobre los actuales temas de violencia urbana, linchamientos, la corrupción policial y la injusticia institucional.

 

Guayoyo en Letras: Paz Activa difunde cifras sobre temas como el crimen organizado y la seguridad ciudadana. ¿Es difícil actualizar estadísticas de forma independiente en Venezuela?

Luis Cedeño: Bueno, nosotros no podemos suplantar al Estado con la producción de ciertas estadísticas; por ejemplo, sería imposible para la sociedad civil llevar adelante un censo nacional, porque eso le corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE). El censo nacional es el esfuerzo  estadístico más grande que hace un país, y cuesta millones de dólares; lo mismo sucede con las encuesta de victimización nacional o los estudios de hogares. Pero, ¿qué hacemos nosotros?, trabajamos con los vacíos de información que deja el Gobierno, como los secuestros, homicidios, robos y hurtos.

En el año 2004 se cerró la sala de prensa del Centro de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas  (CICPC) y desde ese entonces Venezuela no tiene datos de criminalidad de forma periódica o confiable. Tratamos junto con otras organizaciones de generar por lo menos alguna estadística que refleje la realidad.

G.L: ¿Qué logra Paz Activa con la difusión de cifras?

L.C: Es fundamental entender que cualquier esfuerzo que hacemos para sacar información tiene el exclusivo objetivo de ayudar al Estado a tener una mejor gestión pública. Muchas veces la información que nosotros generamos, no la genera el Gobierno. Nuestro trabajo es una ayuda que le damos a estas instituciones; porque a  diferencia de ellos, nosotros no ocultamos nuestras cifras, todos pueden acceder a ellas.

Los más corruptos

citatexto“Las personas tienen la percepción de que el grupo más corrupto es el de las Fuerzas Armadas”, continuó Cedeño en la entrevista. Según los estudios de percepción (la impresión de los ciudadanos) de Paz Activa, las drogas son el principal elemento para la corrupción militar. La imagen del policía y el militar son generalmente identificadas con el de las corruptelas.

En las encuestas realizadas desde el año 2012 al 2015 , los venezolanos opinan que el control de la distribución de comida, medicamentos y las mafias del bachaqueo son los actos de corrupción más comunes para este período. “Si nos vamos a los números, hay una cantidad de licitaciones del Estado contra farmacéuticas, y los grandes casos que lleva la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional son la caja negra de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL)”, mencionó el director de Paz Activa.

Cedeño señaló el caso de la muerte de El Picure y las mega bandas; para el director de Paz Activa las Fuerzas Armadas venezolanas luchan en una guerra no oficial contra bandas criminales de gran poder bélico. “Las mega bandas son grupos armados que no solamente ejercen poder de fuego sino el poder de controlar ciertos espacios del territorio nacional. El Estado dejó sectores del país a su suerte”, explicó Cedeño. Zonas del llano, tierras fronterizas y algunos sectores caraqueños están ocupados por el crimen organizado o colectivos. La policía no puede llegar a ellos. Para Luis Cedeño, en estos espacios el Estado es inexistente.

Los linchamientos y el poder ciudadano

G.L: El frenesí de los linchamientos todavía es viral en las redes sociales pero, ¿Cuál es el porqué de los linchamientos?

L.C: Venezuela siempre reportó una cantidad de linchamientos alrededor de 12 o 15 casos al año, sobre todo en zonas rurales, caseríos y pequeñas comunidades donde el acceso a la justicia y la presencia policial están ausentes. Estos casos se presentaban cuando se descubría a la persona en actos especialmente aborrecibles, como la pederastia, el abuso sexual y el asesinato de niños, ancianos o población vulnerable.

Ahora tenemos una explosión de este fenómeno. Se registraron 74 linchamientos en lo que va de año, y es un nuevo contexto porque actualmente se dan en zonas urbanas (populares y clase media) donde además linchan por cometer delitos menores, como el hurto. Esto se debe a que las autoridades que deberían responder ante el crimen, ya no están respondiendo. Hay una pérdida de fidelidad hacia estos cuerpos del Estado. Al policía se le erosionó. Hay exceso de población en las cárceles.

En el caso de un hurto, el policía no se involucra y cómo la gente ve que no pasa nada, entonces entra la ley del “ojo por ojo, diente por diente”. Hay reportes en los que la policía entrega el individuo a la comunidad para que lo linchen, porque saben que no habrá otra sanción aparte de la ley del talión. El Estado no tiene dinero para ocuparse de esto.

El Gobierno destina el 1% del presupuesto nacional a la seguridad pública

“La voluntad política de un país se traduce en cómo invierte los recursos de un Estado”, explicó Cedeño. El crimen y la impunidad también están  vinculados a la economía de una nación. Si no se destina presupuesto a los sectores  más fracturados, el problema continúa. Para el director de Paz Activa la falta de recursos para tratar unos de los principales problemas dentro de las encuestas, denota falta interés político para resolverlo. “El presidente Chávez nunca habló sobre la inseguridad, no le interesaba y cuando hablaba de ello, lo comentaba como una matriz de opinión creada por los medios de comunicación; para él no era una realidad”, aseveró.

Cedeño también resaltó el déficit de policías, que ronda el 70%. Los funcionarios  terminan fuera del servicio, se mudan a la seguridad privada. Ser trabajador público no paga las cuentas. La corrupción también se deriva de la necesidad.

“El Estado esconde sus cifras por miedo a ser evaluado”, confesó Cedeño. El Director invita a buscar estadísticas epidemiológicas, sobre secuestros o viviendas en construcción. Él conoce el desenlace: nadie sabe dónde están las cifras. Estos números ya no son de dominio público. “Entonces, cuando tú me preguntas sobre nuestro trabajo yo te digo que uno busca sacar esa información, porque el Estado no lo va a hacer, porque ellos niegan las cifras”, dijo. Luis había terminado su café  45 minutos atrás. Cerramos la entrevista. Él confía en las restitución del orden. “Cuando las instituciones  ya no estén coartadas por el poder político vamos a tener instituciones autónomas, que funcionen. Desde hace 15 años el Estado no ha perdido ninguna causa en los tribunales, cuando un Gobierno nunca pierde, no existe  justicia”, finalizó al levantarse de su asiento.

Conoce más acerca de Paz Activa:

http://pazactiva.org.ve/

Leer el 2do informe del Delito Organizado en Venezuela – 2015 

Crédito imagen:

Paz Activa, seguridadvenezuela.blogspot.com

O. Rendón Azuaje

O. Rendón Azuaje

Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Santa María, con especial interés en los temas de sociedad, conflictos, y la narrativa de historias individuales que hacen a la ciudad.
O. Rendón Azuaje

Latest posts by O. Rendón Azuaje (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras