Un necesario informe institucional

informe-institucional-borges

Consabido, el destituido Nicolás Maduro acudió al TSJ para presentar irregularmente su mensaje anual, como – suponemos – irán los ministros a descargar sus memorias y cuentas. Anómala situación, pues, declarada la falta absoluta, no están relevados de rendir cuentas a la Asamblea Nacional como ciudadanos que ostentaron tan altas responsabilidades.

Ha ocurrido en los años anteriores y, con mayor razón, en el novísimo que cursa: a una mala rendición se une la confusión y ocultación de una información indispensable sobre la  gestión pública. En las peores crisis de nuestra historia republicana, mal que bien, las cifras estratégicas sobre la marcha de la economía, por lo menos, eran difíciles de soslayar o esconder, sobre todo – por lo que respecta al siglo XX – si del negocio petrolero tratamos, por entonces, en manos privadas.

A pesar de no recibir la debida información oficial, sectores independientes, fundamentalmente los académicos, aportan una seria orientación sobre la situación nacional y los medios sobrevivientes, principalmente los indóciles del circuito digital, pulsan una discusión necesaria. Por consiguiente, luce importante que haya un diagnóstico severo y riguroso que muy bien puede, a corto plazo, levantar la instancia parlamentaria receptora del aporte de las más disímiles y calificadas voces que, a la vez de escudriñar y denunciar objetiva y didácticamente nuestras realidades, nos impongan de un consenso indispensable que soporte el programa de la transición, respecto a las muy concretas políticas públicas a adelantar.

Las distintas comisiones y subcomisiones permanentes de trabajo pueden afrontar esta importante tarea parlamentaria que no choca con sus actividades de calle y, a lo sumo, en mes y medio, generar un diagnóstico institucional de amplia participación, en la que los expertos contribuyan con el diseño e implementación de una metodología confiable. Sabemos de las distintas perspectivas de análisis, con enfoques natural y frecuentemente contradictorios, pero es factible conciliar una mirada mínima que le conceda una orientación bien fundamentada al país.

Corren tiempos para la acción, cierto, pero también para una urgente reflexión. El informe asambleario al que aspiramos permitirá, además, revelar lo que a numerosos sectores de la vida nacional tanto les angustia, desesperando por una tribuna presta al debate.

Luis Barragan

Luis Barragan

Diputado a la Asamblea Nacional por el estado Aragua (2011-2016/2016-2021). Actual miembro de la Comisión Permanente de Energía y Minas. Jefe de la fracción parlamentaria de Vente Venezuela.
Luis Barragan

Latest posts by Luis Barragan (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras