Sábado de Motores 2017, al rescate del Museo del Transporte

La concentración de automóviles abarcó todas las marcas que han hecho vida en el país. Foto: Michel Rodríguez.

El pasado sábado 11 de marzo, se llevó a cabo una concentración de automóviles antiguos, clásicos y muscle cars a beneficio del Museo del Transporte de Caracas. El evento contó con una nutrida presencia de automóviles de distintas épocas, marcas y estilos, todos con el firme propósito de mantener con vida el Museo del Transporte, así como para recaudar fondos que ayuden en su operación.

Desde temprano comenzaron a llegar a las instalaciones del Museo del Transporte una nutrida colección de automóviles, tradicionalmente todos los domingos se reúnen en el museo distintos clubs de carros, la gran diferencia es que éste sábado todos se pusieron de acuerdo y tomaron las instalaciones del museo, nada de buhoneros, sólo carros por todos lados. De un extremo al otro lo único que se veía eran Cadillacs, Mustangs, Camaros, Pick-ups y demás automóviles que pueden ser el perfecto sueño de más de uno.

Todos colaboraron, a pesar de la “viveza criolla”

El propósito del evento no fue más que recoger fondos para mantener en funcionamiento el Museo del Transporte, que en éstos momentos se encuentra en una situación económica no muy favorable. Todos colaboraron, con ése objetivo el evento fue privado para efectos de los expositores, quienes pagaron para poder participar con sus automóviles. Del mismo modo la entrada al evento por parte del público se condicionaba a una colaboración monetaria, igualmente a beneficio del Museo. Aunque (y debo decirlo así) hubo más de un digno representante de la “viveza criolla” que pretendió disfrutar del evento de forma gratuita, afortunadamente, la organización del evento permitió siempre tener a alguien pendiente de que todos colaboraran con mucho o poco, pero que colaboraran. La inmensa mayoría dio su colaboración gustosamente y se deleitaron con una muestra que permitía ver estos automóviles, escucharlos encendidos y hasta interactuar con los dueños, muchos de ellos gustosos de compartir y contar experiencias con los visitantes y otros dueños de automóviles.

Había para todos los gustos, tanto carros clásicos como modernos y hasta poco comunes. Foto: Michel Rodríguez.

Museo del Transporte de Caracas, el beneficiario

La Fundación Museo del Transporte fue fundada el 12 de octubre de 1970 por Guillermo José Schael, Eugenio Mendoza Goiticoa, Santiago Hernández Ron, José Giacopini Zárraga, Mauro Páez Pumar, Alfredo LaFuente Nieto, Antonio Agostini, Rafael Ginnari, Carlos Henrique Tovar, Adolfo Ramírez Torres, José Satiné, Reinhard Helmund, Carlos Valladares, Asdrúbal Fuenmayor, Carlos Stohr, Carlos Mendoza Goiticoa, Guillermo Ochoa Tucker, Leopoldo Sucre, José Curiel, Ernesto Armitano, Luis Teófilo Núñez, Carlos Kauffmann.

Ese grupo de venezolanos notó que el progreso iba haciendo que todo lo empleado en diferentes transportes del pasado quedara convertido en cabillas, con el potencial peligro de que no quedara evidencia de nuestro pasado sobre ruedas. Para evitar eso, el grupo se organizó para descubrir dónde quedaba en cualquier parte del país, piezas interesantes que se pudieren rescatar, ese grupo pasó a llamarse Fundación Museo del Transporte.

En éstos momentos la situación por la que está pasando el museo en términos económicos no es la mejor, de hecho la expectativa del publico era poder no sólo ver la muestra privada sino también ver la muy rica muestra que el museo tiene para ofrecer, lamentablemente la situación por la que están pasando no les permite abrir sus puertas de par en par para poder mostrar todo lo que posee ésta colección que durante años fue la única y más grande de America Latina. El propósito de éste evento es colaborar no sólo en el aspecto monetario, en el futuro se perfila la posibilidad de los mismos miembros de los clubs que hacen vida en el museo, colaboren con la operación del museo, bien sea haciendo de guías o ayudando en el mantenimiento de las instalaciones, algo que ya desde hace tiempo algunos clubs han estado haciendo.

Hubo una buena recepción del publico, desde las 10:00 am hasta las 3:00pm la gente no se cansó de ver automóviles por todos lados. Foto: Michel Rodríguez

La muestra

En el evento participaron más de 6o carros pertenecientes a distintas agrupaciones, entre ellas Mustang Power de Venezuela, el Club Camaro de Venezuela y el Mopar Sport Club de Venezuela, estas 3 conforman el grupo Muscle Car Venezuela, organizadores además del Muscle Car Fest que reseñamos en días pasados, otro participante activo fue la AVAAC, la Asociación Venezolana de Automóviles Antíguos y Clásicos, una agrupación multimarca fundada en los años 90 con la finalidad de reunir a todos aquellos entusiastas del automóvil antiguo y clásico. Además estuvo presente la agrupación de BMW con unabuena muestra de automóviles de la casa bávara.

Chevrolet Malibu 1983 y Cadillac 1956, notoria diferencia generacional. Foto: Michel Rodríguez.

Otros ejemplares ya de dueños particulares se hicieron presentes, entre estos automóviles destacaron un voluptuoso Cadillac Sedan De Ville de 1956, un Ford Thunderbird de 1961 diseñado por Elwwod Engel, el mismo diseñador del Chrysler Turbine, algunos automóviles preparados para competiciones profesionales pero lo que quizás llamó la atención a más de uno fue ver automóviles “ochenteros”, pudimos ver 2 Chevrolet Malibu de 1982 y 83 y una Caribe 442 de 1984 que son ése tipo de automóviles que todavía vemos en las calles pero que jamás veremos en tan prístinas condiciones. También destacó en la muestra un Dodge Charger SRT8 de 2005, equipado con un motor V8 de 6 litros capaz de entregar unos 125 Hp. Otro automóvil que destacó fue una Chevrolet C10 de 1965 que entre sus condiciones y el hecho de que haya venido desde Valencia exclusivamente para presentarse en el evento, tenía bien merecido ser el primer vehículo a la vista al entrar al evento.

Opiniones

Entre los visitantes no se pudo ocultar la emoción y el disfrute al poder observa éstos automóviles, muchos insistieron en que éste tipo de eventos debe seguir llevándose a cabo, algunos lo dicen porque les encanta éste mundo, otros lo dicen porque así pueden sacar sus automóviles, otros porque es una opción más para compartir con la familia los fines de semana. Para los participantes, el evento cumplió su meta, el reunió dinero para mantener la actividad del museo, los dueños de carros compartieron con “los panas”, tuvieron otra razón para sacar sus carros y disfrutarlos.

Todavía no se tiene fecha para otro “Sábado de Motores” pero existe el entusiasmo y la disposición de continuarlo, siempre con la meta de colaborar y mantener activo el museo con actividades que realmente están relacionadas con el propósito de una institución con más de 40 años dedicada a preservar la Historia y el patrimonio automotriz venezolano.

Resulta impresionante ver el estado de preservación de ésta Caribe 442 de 1984. Foto: Michel Rodríguez.

Fotogaleria Sábado de Motores

Fotogalería Colección Museo del Transporte

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Latest posts by Michel Rodríguez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras