El porqué “13 Reasons Why” es tan polémica

Pareciera que cada cierto tiempo hay algo que enciende las redes sociales, dividiendo opiniones y causando intensas discusiones. Hay una serie en particular llamada“13 Reasons Why” de Netflix que en los últimos días ha causado un revuelo entre polémica y críticas.

13 Reasons Why” relata las razones del suicidio de Hannah Baker, la cual antes de morir dejó 13 cintas donde explicaba el porqué de su decisión.  El personaje principal, Clay Jensen, recibe las cintas y al escucharlas decide investigar a fondo si lo que relata Hannah es realmente verdadero. Iremos desentrañando el misterio junto él.

La serie trata sin tabú temas delicados como el suicidio, la agresión sexual, el acoso escolar y otras cuestiones que perjudican a la juventud actual.

Ok, esto está plagado de spoilers, si juzgas o criticas esta serie supongo que ya la viste, si no es así puedes detenerte en este punto a menos que estés de acuerdo con ser “spoleado”.  

“Es mala porque está de moda”

La maldición de todo éxito juvenil, pasa con libros, películas, música, series, videojuegos, básicamente todo lo que esté de moda; una cosa es que no te guste la serie (todos tenemos gustos diferentes, es aceptable) y otra es odiarla, criticarla y destruirla por el simple hecho de que sea popular.

13 Reasons Why ha sido elogiada por la crítica recibiendo un 85% en Rotten Tomatoes y es alabada por ser una fiel adaptación del libro original el cual fue un best seller en el 2011, logrando captar el mensaje que este intenta demostrar a la sociedad.

No se considera la mejor serie del universo pero sí es interesante su propuesta, es intrigante y te mantiene curioso por lo que pasará en los siguientes capítulos. Además, en cuanto guión y aspectos técnicos es impecable, muchos la catalogan como una historia lenta y aburrida, pero no todos podemos opinar lo mismo. Netflix ya confirmó la segunda temporada para esta serie, eso podría explicar el final tan abierto de la misma.

“Por favor Hannah, yo tengo más razones y sigo viva”

El suicidio es un tema delicado y complejo de manejar. Estados Unidos es uno de los países donde se registra una taza mayor de suicidios, de hecho es la décima causa de muerte entre los estadounidenses de todos los grupos etarios.

Cabe destacar que la adolescencia es una edad difícil de manejar. Si le añadimos un ambiente complicado más el acoso escolar, obtendremos un caldo de emociones que en  cualquier momento puede conllevar al peor de los resultados. ¿Siendo un tema real y complejo por qué no denunciarlo por medio de la ficción?

Durante la adolescencia el cuerpo humano pasa por un cambio hormonal bastante fuerte, tanto hombres como mujeres deben pasar por el desarrollo de sus órganos sexuales, este proceso es llamado pubertad y trae como consecuencia una mayor facilidad de presentar desórdenes emocionales, esto se da entre los 12 y 21 años.

Cuando se es adolescente los problemas pesan más y se puede caer en drogas, alcoholismo o terminar con un trastorno depresivo que se puede arrastrar incluso hasta la adultez. Aunque no es una norma si es posible que el adolescente pueda sentirse deprimido con mayor facilidad.

Nosotros lo podremos ver muy ilógico a los 23 o 24 años, claro, este proceso hormonal ya termino en nosotros, ya hemos pasado por eso e incluso lo vemos como algo estúpido, pero para quien tiene 14, 15 o 16 tal vez una situación como lo que padeció Hannah puede ser más impactante y difícil de superar.

“Solo hace falta darse una vuelta por redes sociales como “Tumblr” y ver la cantidad de pensamientos suicidas que se pueden encontrar, todas provenientes de adolescentes”

Según datos de la Organización Mundial de la Salud cada 40 segundos hay un suicidio en alguna parte del mundo y la califica como la segunda causa de muerte entre los adolescentes, cabe destacar que es la decimoquinta causa de muerte en todo mundo y no discrimina entre grupos sociales y etarios.

El bullying y acoso escolar

Una cruda realidad es los tiroteos registrados en los centros educativos de EEUU. El acoso, sumado a la facilidad de comprar un arma en este país, resulta en una realidad incómoda de admitir. En la serie un personaje llamado Tyler tenía varias armas y otro murió por un disparo en la cabeza.

Tyler también fue acosado y hostigado, era un personaje con mucho resentimiento social que para variar poseía bajo su dominio armas de fuego, eso definitivamente no terminaría bien. Justin, otro personaje con una gran cantidad de problemas bajo su hombro, como la violencia intrafamiliar, también poseía un arma.

Por otra parte, y acercándonos un poco más a nuestro país, seguramente estarás familiarizado con una frase tipo “¡tú si eres gafa vale!, “no aguantas un chaleco”, pues si, aquí en Venezuela el bullying existe, pero lo vemos normal e incluso forma parte de nuestra cotidianidad.

Un estudio realizado por el Centro Gumillas, reveló que uno de cada tres niños encuestados en diferentes colegios ha sido víctima de discriminación o violencia en su entorno escolar.

Sería bueno que empecemos a tomar este tema con seriedad, no tomamos los problemas igual a los 14 que a los 23. Y aunque se dé con menos frecuencia (o eso creemos) para un adolescente venezolano también es posible encontrar un arma de fuego.

En las series, películas, caricaturas y novelas estamos acostumbrados a ver ese “bravucón” con una chaqueta de cuero y que anda con un grupito de idiotas o esa chica mala y popular que se burda de las demás.

La visión de esta serie es completamente diferente, una más realista, que le podría pasar a cualquiera y que desde el punto de vista de quien hace el daño puede parecer algo pasajero, sin importancia alguna.  

La depresión es un asesino silencioso

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es “es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.”

Lo peligroso de la depresión es que es una enfermedad silenciosa, el deprimido puede ocultarlo de sus seres queridos, incluso cuando sus pensamientos están a punto de llevarlo a terminar con su vida. Es una enfermedad más común de lo que creemos y en varias ocasiones no se necesita pasar por una situación traumática para padecerla, puede ser incluso un problema hormonal.

Nos burlamos, decimos abiertamente de las redes sociales que Hannah es una dramática, ¿si Hannah existiera?, ¿si fuera nuestra amiga?, ¿si se sentara junto a nosotros en el liceo o universidad? Siempre tendemos a decir que esa persona que tiene problemas emocionales “simplemente quiere llamar la atención”o nos apartamos de ellos por su condición.

Para el deprimido no es tan sencillo admitir que tiene un problema o incluso en ese estado es mucho más difícil ver un futuro prometedor; podemos decir “el suicidio no es una opción” pero cuando se enfrenta un cuadro depresivo esa frase no son más que palabras vacías y para empeorar la situación más de la mitad de la población que padece de depresión no recibe el adecuado tratamiento, siendo esta taza de un 90% en varios países del mundo.

Subestimamos la fuerza con la que pueden atacar las enfermedades mentales y cuando se parecen se le teme al prejuicio de aquel dicho popular que dice que los psicólogos son para “gente loca” cuando realmente todos en algún punto de nuestras vidas necesitamos ir al psicólogo.

Es tu culpa si te violan

“Ella andaba en ropa interior conmigo en el jacuzzi, con su mirada me rogó que la violara” decía Bryce sin saber que Clay lo estaba grabando; situaciones como esta se viven todos los días, incluso aquí en Venezuela las mujeres somos víctimas del acoso sexual pero la sociedad siempre nos dice que nosotras lo incitamos.

“Ella llevaba leggins, pedía a gritos que le agarra una nalga”, “Si llevas falda como no vas a esperar que te sadiquen” ¿A cuántas de nosotras no nos han agarrado una nalga entre la multitud del Metro de Caracas?, ¿a cuántas de nosotras no nos han dicho cosas sexuales altamente ofensivas en la calle?, ¿se supone que debemos sentirnos alagadas porque somos “atractivas”?

Lo peor de todo es que muchas veces esto queda impone, no sabemos qué hacer, a quien acudir, ¿pero a quién vamos a acudir para denunciar algo que pasó en el Metro con un completo desconocido?

Lamentablemente el caso de Hannah se fue mucho más allá; actualmente ocurre con una increíble frecuencia que, por ejemplo, un novio molesto sube a Internet un “nude” o peor aún, un video sexual de su ex novia o “cuadre” y este acto puede traer una gran cantidad de problemas a la chica si se revela su privacidad. El acoso sexual es real, pasa todos los días en mayor y menor medida, estés Venezuela o en Estados Unidos.

“¡Es que incita al suicidio!”

¿Hablar de suicidio incita al suicidio? Si decides imitar los actos que realizó Hannah es porque seguro debe existir un tipo de problema subyacente. ¿Eso es culpa de los creadores?

Mi hijo se porta mal porque Peppa es una cerda malcriada; la música de Marilyn Manson te puede llevar a hacer una masacre en el liceo; las novelas te pueden incitar a matar a John Lennon. Por favor, vamos a buscar una solución a los problemas que empañan a nuestra sociedad en vez de buscar un culpable al azar.

13 Reasons Why” puede ser una herramienta para padres y docentes para comprender cómo ve la vida un adolescente, cómo le afectan los problemas y lo fácil que es caer en una situación similar. No sé justicia un suicidio, se relata una verdad incómoda que algunos prefieren ignorar.

Y tú ¿qué opinas de “13 Reasons Why”?

Ana Daniela Valero

Ana Daniela Valero

Venezolana. Protectora del medio ambiente. Amante de las artes y fiel fanática del universo geek.
Ana Daniela Valero

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras