Milímetros de un metro

En 34 años de servicio comercial, @metro_caracas ha transportado a más de 11 mil millones 689 mil 816 usuarios #1MillónEnElMetroYContando. Este twitter apareció el día jueves 20 de abril de este mismo año.

El 2 de enero de 1983, el entonces presidente de Venezuela, Luis Herrera Campíns  inauguró la línea 1 del metro, que abarcaba el tramo desde Propatria hasta La Hoyada. Actualmente, la gran solución para Caracas: El Metro, su otrora eslogan, cuenta con 5 líneas, que transportan diariamente miles de pasajeros. No obstante, viajar en ese sistema de transporte subterráneo se hace como un interminable vía crucis: largos períodos de espera en los andenes, calor excesivo en los vagones, escaleras mecánicas dañadas, papeleras repletas de desperdicios que muchas veces son esparcidos en los andenes. Los vagones  tampoco  escapan a la falta de pulcritud, por una parte muestran la cultura de muchos ciudadanos quienes prefieren lanzar basura al piso y por la otra la falta de supervisión en el área de limpieza.

En otrora tiempo, entrar a cualquier estación del metro de Caracas, era observar en los usuarios otro comportamiento, y aunque siempre en las horas pico se hacía complicado entrar o salir de un vagón y seguir acicalados, o si se portaba alguna carpeta con documentos, éstos se arrugaban, con toda esa situación antes descrita, entrar a una estación del subterráneo era algo agradable. En esos tiempos en que éramos felices y no lo sabíamos los usuarios del metro tenían otra actitud. Las estaciones permanecían siempre muy limpias, al igual que los vagones. El personal de las casetas estaba muy atento y presto a ayudar, el hilo musical en cada estación solo ofrecía música clásica. Y este elemento es fundamental, pues muchos estudios revelan los beneficios que brinda la música clásica a las personas.

El tiempo transcurrió, y cada día los usuarios del metro observamos con preocupación cómo durante un viaje desde el este al centro de la ciudad, se inicia un desfile de personas con discapacidad, ancianos, indigentes, jovencitas con un niño a cuestas y  a veces hasta con dos, pidiendo: algo para comer o dinero. Los usuarios durante ese viaje no nos escapamos  de oír a cantantes de música venezolana acompañados de un cuatro, dúos y hasta tríos de jóvenes cantando reggaetón acompañados con un equipo de sonido portátil y que colocan con suficiente volumen para acompañar sus versos. Otros personajes que complementan ese recorrido son los vendedores ambulantes, que ofrecen: chocolates, caramelos de jengibre, de coco, galletas, lápices, y para usted de contar. Los personajes antes nombrados reflejan claramente la situación social y económica en que está sumergida nuestra Venezuela. Cabe destacar aquí, el elemento denominado: inseguridad, nadie está exento  a que le hurten sus pertenencias, en caso de estar descuidado, pero es que a esto se le suma además, robos dentro de los vagones, en las entradas de las estaciones y hasta en el andén, estos últimos, en estaciones con un gran flujo de usuarios. Sin que la directiva de la otrora solución para Caracas, haga algo para controlar esta situación.

Los caraqueños vemos con indignación, tristeza, estupor, preocupación cómo Caracas una ciudad tan linda con un cielo hermoso cada día se deteriora más, se degrada más, ahogada en basura, intenta salir a flote de cada hueco que pretende hundirla, y ese sistema de transporte subterráneo que un día la distinguió de otras ciudades en el mundo, por su rapidez, su eficiencia, su pulcritud, hoy es un sistema que ofrece un servicio deficiente, decadente, donde  también llegó la política pero no para mejorarlo, todo lo contrario. En muchas estaciones por música clásica se oyen programas defendiendo la ideología del gobierno y hasta parte de los discursos del Presidente Maduro, los colocan para que los usuarios tengan que escucharlos aunque no quieran. La historia nos enseña que esa estrategia ya fue puesta en práctica en países de régimen totalitarios con una única intención: penetrar en las mentes de las personas como sea. Toda la situación antes reseñada, es lo que nos  hace decir hoy en día que el servicio que presta el Metro de Caracas, es milimétrico.

Con todo el escenario descrito antes, no se puede dejar de referir que el sistema metro de Caracas, ofrece un boleto para viajar sin límite de estaciones por solo cuatro (04) bolívares fuertes, y un boleto ida y vuelta de igual manera, sin límite de estaciones por ocho (08) bolívares fuertes. Obviamente, las personas de la tercera edad, no cancelan este costo y para usar el servicio pasan por un torniquete que colocan en forma libre. A diario, a cada momento, se puede observar cómo esa forma de entrar al metro es usada por personas inescrupulosas, que no adquieren su tiket. Adicionalmente, en varias ocasiones se ve a algunas  personas  que insertan su respectivo tiket en la máquina, sin embargo pasan dos. En otras palabras, con un boleto viajan dos usuarios.

Es esa viveza característica de algunos venezolanos, que los hace viajar gratis. Eso es lo que nos daña, nos perjudica como ciudadanos, y que cada día asuntos que pudieran ser insignificantes, leves,  se acumulan y se convierten en grave. Esta situación la observa el personal del sistema Metro de Caracas, y hacen un llamado a los ciudadanos a adquirir su  correspondiente boleto para viajar, haciendo énfasis en el bajo costo que tiene el mencionado servicio.

Ese actuar con viveza que muestran algunos venezolanos en el sistema Metro de Caracas, en la cola de un banco, en una bomba de gasolina, manejando o mientras esperamos ser atendidos en un lugar,  contribuye en gran medida al deterioro como sociedad, como cultura. Por todo el devenir de la historia de nuestro país, necesitamos como ciudadanos reflexionar sobre nuestro comportamiento, cada uno desde su propio espacio, para de esa manera contribuir con el desarrollo como cultura, como nación. Necesitamos que cada día seamos más los ciudadanos que actuamos y nos comportamos de manera honesta, transparente, digna, íntegra. Es el cambio de cada uno de nosotros los venezolanos lo que va a contribuir con la transformación del país.

Latest posts by Maria Elena Gonzalez (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras