Se llena los cielos de Caracas de humos dispersos, porque en la calle hay gente con sueños y uniformes en cuerpos, llenos de chapas sin nombre
Dispersos

 

 

Dispersos en barreras.

Dispersos con piedras.

Dispersos con telas.

Dispersos en tierras.

Dispersos ‘hazlo’,

con voz de mando.

 

Cada sonido.

Cada fuerza ejercida.

Cada grito silenciado.

Cada latido frenado.

Cada ‘hazlo’,

son voz de mando.

En caballos de guerra.

Con uniforme silencian.

Ellos pueblo maltratado,

usado y sin nombre.

Disparos de perdedores.

 

En asfalto sin ruedas.

Los humos se dispersan,

dispersos en los temores,

dispersos con nombres,

dispersos soñadores,

de un humo que corre.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras