Variaciones sobre un Volkswagen Escarabajo

El pasado jueves 22 de junio se celebró el día internacional del Volkswagen escarabajo, un automóvil importantísimo en la historia del automóvil, se trata de un automóvil que ocasionó un impacto social importante, pero que además tiene en mi opinión, el mérito de mantener el mismo diseño (cambios más, cambios menos), el mismo concepto mecánico (cambios más, cambios menos) y tiene también el mérito haberse convertido en un objeto de culto y el ícono del movimiento cultural Hippie, totalmente opuesto a todo en lo que creía su autor intelectual, Adolfo Hitler. Pero en éstas líneas no hablaré de la historia del Escarabajo, eso es llover sobre mojado, es una historia repetida y conocida, además bastantes revistas y páginas especializadas en automóviles hablarán ésta semana sobre la historia del Volkswagen. Aquí hablaré de lo que pocos hablan, hablaré de aquellos automóviles poco conocidos que hicieron vida en la historia del automóvil utilizando al Volkswagen como base. Si entre ustedes mis estimados lectores hay entusiastas por el Escarabajo, les aseguro que disfrutarán de éstas líneas.

Con relación a la requeté-conocida historia del Escarabajo, sólo tomaré el hecho de que su producción bajo el nombre Volkswagen comenzó en 1946, sin relación alguna con el KDF, la versión de Hitler. A partir de 1946 hubo múltiples emprendimientos interesados en crecer dentro de la industria del automóvil, veamos pues, algunos de éstos emprendimientos.

Karmann

Karmann fue un fabricante de carrocerías fundado en Osnabrück, Alemania en 1901, fundada por Wilhelm Karmann, quien la funda luego de comprar Klases, un fabricante de carruajes que data de 1874. Durante los primeros 40 años del siglo 20 se dedicó a hacer carrocerías para automóviles como DKW, Adler y Opel, el negocio se detuvo durante la Segunda Guerra Mundial(1939-1945), luego del conflicto, en 1948 Karmann  tuvo la oportunidad de repotenciar su empresa al recibir un contrato otorgado por Volkswagen para fabricar 1000 unidades fabricando versiones convertibles del Volkswagen escarabajo. La producción empezó en septiembre de 1949 sobre el nuevo chasis del escarabajo. El primer pedido fue cubierto en abril de 1950, y Volkswagen pidió más unidades, produciéndose un total de 10.000 hasta agosto de 1950, el resultado fue tan positivo que el diseño de Karmann fue luego incorporado a la gama de versiones fabricadas por Volkswagen.

Sin embargo, el automóvil por el cual el nombre Karmann le dará la vuelta al mundo es el Karmann Ghia  Type 14, un automóvil personal que toma el motor y chasis del Volkswagen Escarabajo. La historia del Karmann Ghia comienza con el hijo de Wilhelm Karmann, Wilhelm, quien luego del fallecimiento de su padre hereda y asume la directiva de la empresa. Wilhelm, un joven ingeniero altamente calificado era un buen amigo de Luigi Segre, propietario del taller carrocero Carrozzeria Ghia de Turín. Volkswagen le había pedido a Karmann el diseño de un automóvil deportivo con el chasis del Escarabajo, pero había rechazado todos los prototipos que Karmann le había presentado.

Volkswagen Karmann Ghia, 1955.

Wilhelm le había mencionado casualmente este hecho a Segre, el cual tenía algunas ideas propias y sin decir nada a Volkswagen ni a Karmann, Segre adquirió un Escarabajo, retiró su carrocería y lo puso en manos de un estudio de diseño. El resultado se lo mostró en el Auto Show de Paris en octubre de 1953.

El resultado es un clásico, que tiene una producción de 283.000 coupes y 81.000 descapotables entre 1955 y 1975, con una versión diseñada y construída exclusivamente en Brasil y llamada Karmann GTC (Touring Coupé), diseñado por Giorgetto Giugiaro y del que se fabricarían 18,119 unidades entre 1970 y 1976. Desde entonces Karmann trabajó en conjunto con Volkswagen en el desarrollo y construcción de varios modelos de la marca y hasta 2009 era el fabricante automotriz independiente más grande de Alemania, sin embargo, éste matrimonio es sin duda alguna gracias al Volkswagen Escarabajo.

F. Meyers & Co

Bruce Meyers es un ingeniero, artista, surfista y constructor de barcos, que basándose en el Volkswagen Escarabajo, fabricó un buggy de arena entre 1965 y 1971 y actualmente desde 1999. Todo comenzó en 1963 cuando comenzó a fabricar un prototipo basado en el Volkswagen Escarabajo al que llamó “Old Red”, el trabajo comenzó a finales de 1964 y para mayo de 1964 tenía su primer prototipo listo, con una carrocería hecha a mano en fibra de vidrio con líneas curvas y pronunciadas, concebidas para darla más rigidez al automóvil. Una vez probado su prototipo, se decidió a producirlos y comercializarlos. El nombre que le daría al nuevo automóvil sería “Meyers Manx”. Inicialmente los comercializaría como Kit, él entregaba la carrocería construída y el cliente terminaba de armarlo a su gusto.

Meyers Manx, 1965.

El nombre Manx tiene varios posibles orígenes, el primero está relacionado con el gato Manx, un gato que crece solamente en la Isla de Mann y que se caracteriza por no tener cola, de hecho, el ornamento que identificaba a éstos automóviles era un gato Manx. Otro posible origen se relaciona al motociclismo, ya que existía una carrera en la Isla de Man similar al TT llamada Isle of Man TT, Manx Grand Prix.

Entre 1964 y 1965 Meyers fabricaría sólo 12 Kits de éste ejemplar, sin embargo, un artículo de la revista Car and Driver de abril de 1967, en donde uno de los Meyers figura en la portada repotencia la idea de comenzar a producirlos y comercializarlos. Así Meyers funda la B. F. Meyers & Co. Y comenzará a fabricar y comercializar los Meyers Manx, ofreciéndolos en diversas versiones hasta 1971, cuando por problemas financieros la empresa tuvo que cerrar, luego de 6000 unidades producidas. A partir del año 2000 Meyers funda la Meyers Manx, Inc. Para producir una edición limitada de 100 unidades,.

Karosserie Hebmüller& Sohn

Este taller carrocero comenzó su vida en 1889, cuando es fundado por Joseph Hebmüller en el pueblo de Barmen, una antigua ciudad industrial alemana. Inicialmente el taller comenzó a dedicarse a la fabricación de carruajes, carretas y coches, pero con la muerte de Herr Hebmüller muere el 2 de enero de 1919, sus hijos deciden diversificar su negocio, fabricando carrocerías para automóvilkes, un negocio lucrativo a pesar de la ruda economía del momento.Para la década de los 30 estan fabricando carrocerías especiales para diversas marcas, especialmente alemanas, mas que todo Opel, Hansa, Adler y también participaron en un proyecto del primer roadster alemán equiparable con un MG o un Austin, el Tornax Rex, del que sólo se fabricaron 158 ejemplares entre 1934 y 1935.

Luego de la Segunda Guerra Mundial Hebmüller recibió un pedido para fabricar 15 carrocerías cabriolet basadas en automóviles Humber ingleses para el Ejército Británico. Pero la oportunidad de oro de éste taller carrocero para resurgir de las cenizas de la guerra, quizás gracias al pedido de los Humber para el Ejército Británico. Resulta que en abril de 1949, la Volkswagen otorga al taller Hebmüller un contrato para construir una versión cabriolet, de hecho fue en paralelo al contrato con Karmann, a Hebmüller le pidieron que fabricara 2 versiones sport 2+2 (2 asientos 2 personas). El contrato permitía al carrocero utilizar la mayor cantidad de piezas y partes del nuevo Escarabajo para producir los ejemplares pedidos.

Para el nuevo automóvil Joseph Hebmüller II se basó en un diseño fabricado en 1946 como regalo al Mayor Charles Radcliffye, quien en 1946 estaba a cargo de la planta de la futura Volkswagen. Se trataba de un diseño curvo en la parte trasera, que iba en sintonía con la parte delantera, siendo el carro convertible, el techo una vez que se retraía adoptaba una línea curva que a su vez hacia juego con la parte trasera, en fin, lo cierto es que a la nueva directiva de Volkswagen le encantó el nuevo automóvil y en junio de 1949 se comenzó a producir y se incorporó a la línea de automóviles de Volkswagen bajo la denominación Typ 14, aunque se le conoce comúnmente como Hebmüller. Éste automóvil es para muchos en la actualidad el escarabajo cabriolet mas atractivo y con más adeptos, curiosamente, de los 2 cabriolets fabricados en esa época, el Hebmüller es el que menos se produjo, ya que un incendio en julio del 49 destruyó buena parte del taller y fabrica y a pesar de que se hicieron las reparaciones de rigor y se retomó la producción, las perdidas del incendio afectaron las finanzas del taller carrocero, que tuvo que cerrar sus puertas a inicios de los 50, la producción del Hebmüller fue asignada a Karmann, pero el diseño de Karmann resultó mejor apoyado y sólo 696 Hebmüllers se fabricaron hasta 1953, incluyendo 3 prototipos y uno de preproducción, se cree que mas o menos 100 de ellos existen hoy en día.

Karosserie Friedrich Rometsch

Rometsch fue un taller metalúrgico dedicado a la fabricación y reparación de carrocerías ubicado cerca de Berlín. Fundada en 1924 por Friederich Rometsch, Durante los 20 y 30 se asociaron con el diseñador de carrocerías Erdmann & Rossi, ellos diseñaban para Rometsch y Rometsch fabricaba. El negocio no estuvo mal en los 30, pero no es sino hasta 1950 que Rometsch comienza a trabajar en el diseño y fabricación propia, el primer ejemplar era un Volkswagen Escarabajo que parcialmente destruido, el diseñador de Rometsch Johaness Beeskow extendió el chasis y le construyó puertas traseras suicidas. Se cree que un total de 38 ejemplares se fabricaron con este diseño.

Volkswagen-Rometsch Taxi.

Pero la cosa no para ahí, Rometsch fue mas alla al fabricar automóviles con diseño propio usando motor y chasis de Volksewagen, el primer ejemplar es el Rometsch Beeskow de 1953, un automóvil con un diseño deportivo y una carrocería tipo Ponton que de inmediato se convirtió en “Escarabajo de la alta sociedad”, vendiéndose cerca de 200 o 300 Dólares menos que un Porsche 356 de la época y con una producción a pedido que promediaba los 18 ejemplares por año. Mas pedigree se sumaba a éste proyecto de Rometsch cuando Gregory Peck, Audrey Hepburn, y Viktor de Kowa compran un ejemplar cada uno.

Rometsch Beeskow

Otro gran proyecto de Rometsch fue el Rometsch Lawrence, otro ejemplar basado en el Escarabajo, el Rometsch Lawrence de 1957. El automovil es obra de Bert Lawrence, un diseñador de piezas de mueblería. En su diseño destacan los esquemas de pintura bi-color, una fusión de estilo italiano y americano y el tablero acolchado (una novedad en Alemania), todo esto lo convirtió en un automóvil exclusivo y disponible en versiones coupe y cabriolet.

Rometsch Lawrence.

Lamentablemente quizas las destrezas del taller y sabra Dios que mas resultaron ser enemigas de Rometsch porque la Volkswagen decidió no venderle mas piezas y partes del Escarabajo a Rometsch, en un clarísimo apoyo al Karmann Ghia, también montado en el chasis y motor del Escarabajo, pero lo curioso es que Volkswagen prohibió a sus concesionarios venderle automóviles Escarabajo a Rometsch. Entre eso y la llegada del Muro de Berlín, que dejó atrapado a 90 de los empleados en el famoso y fracasado proyecto comunista llamado Alemania Oriental, la productividad y sustentabilidad de la empresa se fue al piso. Al final la empresa se dedicó a seguir fabrican do carrocerías a pedido y modificando autobuses hasta el año 2000 cuando la empresa cerró sus puertas.

Dannenhauer & Stauss

Este fue otro taller carrocero alemán que también hizo varios trabajos sobre el Volkswagen escarabajo. El taller fue fundado por Gottrieb Dannenhauer, quien venía de trabajar en el taller carrocero Reuter, vinculado con el Escarabajo desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Luego de la guerra, Dannenhauer fabricó aproximadamente entre 80 y 120 convertibles basados en el Escarabajo. Entre 1950 y 1957 vendió sus automóviles casi al mismo precio de un Porsche 356. Lamentablemente, al igual que el resto de los proyectos de deportivos basados en el Escarabajo, los Dannenhauer sucumbieron ante el “todo poderoso Karmann Ghia”, que se producía en mayor cantidad y se vendía a menor precio. Sólo se sabe de 20 ejemplares que hoy ruedan entre nosotros.

Dannenhauer & Stauss.

Emil Enzmann

Emil Enzmann es un doctor suizo, entusiasta de los automóviles desde niño, ya que su padre tenía un taller, decidió a finales de los 50 construirse un automóvil, tomando como base un Volkswagen, junto a su familia y sus 5 hermanos el proyecto comenzó, la carrocería se diseñó, pero como era de fibra de vidrio y las técnicas de fabricación de carrocerías con ese material no eran tan conocidas, se requirió la ayuda de un fabricante de botes en el pueblo suizo de Neufchatel. En 1956 sale el primer prototipo, curiosamente sin puertas, por temas de reducción de peso, la idea era que, al igual que en un avión pisaras un estribo y te montaras desde arriba. El chasis era de un Escarabajo, igual que el motor, aunque el motor del Porsche 356 estaba también disponible.

Enzmann 506.

El automóvil era aerodinámico y similar a un Porsche, aunque no era esa la intención, sin embargo Enzmann los lleva al Auto Show de Frankfurt de 1957 y resulta ser todo un exitazo, pero cuando la prensa comienza a preguntar por el nuevo automóvil se presenta un pequeño detalle: No tiene nombre. Menos mal que el Dr. Enzmann pensó rápido y lo llamó 506, el número del stand en donde se exhibía el automóvil. A partir de 1958 se comenzó a fabricar, pero para 1961 Volkswagen dejó de venderle piezas y partes al Sr. Enzmann, por lo que Enzmann decide comprar automóviles Escarabajo nuevo para seguir con su producción, aunque también se pensó trabajar sobre la base de un DKW. Una de sus características es que una de las versiones ofrecidas tiene como opción un techo corredizo, que se abre corriéndolo hacia atrás, al mejor estilo de un avión de combate de la época. La producción terminó en 1968 con una producción menor a las 100 unidades.

De esta forma termina mi tributo a un automóvil importante en la historia, no se trata solamente de un automóvil cuyo gran mérito es haber producido en cantidades jamás vistas, se trata también de un automóvil que sirvió como punto de partida a varios emprendimientos, con no solo la felicidad de haber logrado cumplir el sueño de construir un automóvil sino con el beneficio de haber creado puestos de trabajo y por último, dejar un grupo de exquisitas joyas automotrices, piezas obligatorias de colección, bien sea por su diseño, su número de producción o su origen. Lo curioso es que salen de un automóvil para las masas hecho por un dictador de extrema derecha y que luego paso a representar la cultura Hippie. Otra cosa, estas son variaciones de un carro que desde 1938 cambió muy poco. Interesante.

Michel Rodríguez

Michel Rodríguez

Para algunos soy historiador de carros, pero sólo soy un conocedor, enamorado y fetichista de los automóviles antiguos, que procura mantener viva una fascinante y rica historia.
Michel Rodríguez

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras