¿Por qué votaré en el plebiscito?

Este domingo 16 de julio votaré en el plebiscito convocado por la Mesa de Unidad Democrática. En este escrito sucinto, mis razones.

No estoy de acuerdo, pero votaré

El plebiscito es innecesario. Teniendo la Asamblea Nacional la potestad para realizar absolutamente todas las acciones a consultar, se hace peligrosa y sospechosamente reiterativa la consulta. No hace falta consultar sobre un asunto que fue mandato ciudadano al votar en las pasadas elecciones parlamentarias.

Confianza en algunos convocantes

El ala de la MUD que más empeño está haciendo en la realización del plebiscito es el segmento por el cual podría sentirme más representado (podría, dije). Que María Corina convoque y Ramos Allup declare “inconveniencia” de Hora Cero me hace pensar que la iniciativa es de “los buenos”. Sosa Azpúrua ha dado su opinión y apoya la participación en este.

Y el Régimen no lo quiere

Tanto el simulacro convocado por el CNE para ese mismo día como las acciones ante el TSJ demuestran que para el Régimen este plebiscito es inconveniente.

Entre la espada y la pared

Como en tantas otras ocasiones, la dirigencia política nos arrincona. El dilema es que, si no votamos, dirán que cualquier cosa que falle en el derrocamiento del Régimen fue culpa nuestra. Si votamos, corremos el riesgo de estar avalando unas acciones que no nos han sido consultadas (en ninguna parte se especifica para qué exactamente es este plebiscito).

Una decisión personal

Ante esta disyuntiva, yo decidí votar. Primero, porque no me voy a calar que ningún dirigente me achaque la culpa de sus errores a mí ¡Así de simple! Segundo, porque me lo tomaré como una forma de protesta.

Y tercero, y aquí les hago un llamado a todos: porque creo que los políticos, salvo contadísimas excepciones, siempre pero siempre andan buscando cómo aprovecharse de la voluntad de la gente para conseguir beneficios propios.

Los venezolanos no podemos seguir siendo tan pendejos. Ya basta de seguir a la dirigencia como si fuéramos borregos ¡Los políticos se deben a los ciudadanos, y no al revés! Es la MUD la que debe actuar en función de lo que la ciudadanía decida, y no lo contrario.

Voy a ir a votar en el bendito plebiscito pero desde ese día me convertiré en un fastidio aún peor del que he sido para la dirigencia roja, amarilla, blanca, naranja o del color que sea que abusa del pueblo a diario.

Si todos nos centráramos en ese punto, si nos enfocáramos, no nos seguirían traicionando.

Si me pide un consejo…

Voten este domingo. Voten y cántenselas a los diputados. Hay que empujar. Hay que presionar ¡No podemos dejar que conculquen nuestra lucha, nuestros muertos…! Voten y escríbanles, háblenles ¡Exíjanles!

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras