Posibilidad de la emancipación humana en la actualidad

En los artículos antecedentes categorizamos a este capitalismo como totalitario siguiendo unas características determinadas; hablamos también sobre el orden social fetichizado que produce, y qué ocurre con el individuo en su contexto. Para concluir esta pequeña serie, intentaré responder la pregunta de si es posible la emancipación humana en el contexto actual de dicho capitalismo.

 

  • Muy breve recapitulación

 

Nos posicionamos en un modo de producción que ha impulsado y aprovechado el desarrollo de las plataformas de telecomunicación, así como también en los procesos técnicos. El capital necesita circular, por lo que necesita mercados donde no los haya para que ocurra producción. Esto se hace fácil gracias al fenómeno de la globalización, que ha suprimido las barreras geográficas para dar paso a un mundo más interconectado entre sí, donde la información, el conocimiento, y los instrumentos y herramientas se puede socializar y entretejer con más facilidad.

 

  • ¿El discurso de la libertad?

 

Se hace hincapié en la libertad de decisión que tiene el individuo y en su capacidad de cambiar su destino propio y el de los otros; vivir en una democracia liberal significa vivir con márgenes muy amplios de acción donde tú y solamente tú decides qué harás, cómo vivirás, qué consumirás, qué vas a ignorar y qué no. No obstante, esto no es tan así.

La aparente libertad de decisión del individuo está limitada a los productos que gocen de mayor exposición en los medios de comunicación; a pesar de que el consumidor puede saber de la existencia de mercancía distinta a la comúnmente publicitada y comentada, “algo” le impulsará a adquirir lo más comercial porque, aparentemente, esto sería lo mejor (aunque se sabe que hay objetos que pueden ser más útiles a un menor costo, pero se les aprecia distinto por una diferencia de exposición mediática y de “capital simbólico”). Los productos expuestos no son todos los productos existentes, pero la mercancía que queda detrás pareciera no existir o no ser tan significante. Todo el conjunto de experiencias que la persona pudiera tener se limitará a lo más publicitado, comercial, masificado, y aquello que no lo sea en el mismo grado será juzgado con ojos distintos.

Aquello expuesto con mayor notoriedad y frecuencia por los medios de comunicación acapara un gran sector de ellos, dejando con menor exposición a los elementos que no incluyen en su dinámica los patrones de consumo de la época; la invención, si se realiza con la idea de monetizar en grandes cantidades, no es del todo libre porque se realiza teniendo en mente las características indicadas por el mercado y las masas con una mayor probabilidad de éxito. El proceso creativo se desarrolla con determinadas “actitudes instrumentales” que limitan su libertad de desarrollo.

 

  • El individuo “ideal”

 

Los patrones de consumo generados por el modo de producción capitalista de la actualidad establecen un modelo ideal de individuo, que es aquel que cumple con todos o la mayoría de los patrones de consumo; este modelo ideal se estandariza para todos los sectores de la sociedad y se convierte en un fin que debe ser perseguido más allá de si los individuos cuentan con las herramientas para cumplir dicho fin o no. Aquí ocurre una generalización de las masas, se estandarizan las masas con un principio distorsionado de igualdad.

 

  • Emancipación humana: ¿sí, o no?

 

¿La emancipación humana es posible? Yo pienso que no. Prevalecen todavía modos de alienación que no parecen tales si los comparamos a los descritos por Marx dado que el capitalismo se ha reinventado y concentrado en apoyar la individualidad personal como forma de superación y de éxito social y personal, pero dicho éxito solo es válido o socialmente aceptado y reconocido si se ajusta a los modelos estandarizados del capitalismo actual.

Realizarse como persona no es ya un asunto y proceso meramente privados, sino que también están determinados e intervenidos por la esfera pública. Aparentemente, la organización supraindividual de la vida nos reduce a seres susceptibles a la hipnosis propagandística que explota nuestro deseo por destacar nuestra particularidad e individualidad humanas, pero, en esa misión obsesiva por diferenciarnos del resto, adoptamos y desarrollamos los patrones de consumo dados por el mercado y asimilados también por los demás, convirtiéndonos de ese modo en aquello que intentamos evadir, nos convertimos en masa.

Podemos realizar conclusiones generales de éste y los artículos antecedentes con lo siguiente: en la actualidad existe un tipo específico de globalización con las siguientes características:

  1. Promueve una monopolización de la cultura por parte de los países con una acumulación de capitales mayor que otros.
  2. Dicha monopolización es impulsada por una producción en masa que genera una cultura de masas absorbida por una audiencia del mismo tipo.
  3. La cultura de masas y las brechas de desarrollo generan una estandarización de la cultura dado que los países con más capital acaparan un sector significativo del mercado y quienes tienen menos no pueden competir a la par.
  4. La estandarización de la cultura establece criterios de inclusión y exclusión en la sociedad con base a inclusión de actitudes instrumentales y patrones de consumo en la personalidad individual. Quien se adapte mejor a las condiciones del sistema tendrá un más alto “éxito social”.
  5. El sujeto actual es un sujeto de masas dado que se encuentra en una cultura del mismo tipo, y por más que intente diferenciarse de los otros, jamás podrá hacerlo.
  6. El sujeto actual no tiene tiempo ni oportunidad para desarrollar autónomamente su individualidad dado que es constantemente bombardeado por los medios de comunicación que le dicen qué hacer, qué vestir, qué comer, qué escuchar.
  7. Este sujeto vive en un orden social altamente mercantilizado donde prácticamente cualquier cosa puede convertirse en un artículo de consumo susceptible a ser explotada para que el capital circule.
  8. Este sería el tipo de globalización por el cual combaten varios movimientos sociales alrededor del mundo, pero, en términos generales, no pareciera haber un descontento generalizado contra él.
  9. Por ende, digo que este modelo de producción capitalista se ha perfeccionado de modo tal que establece un tipo de servidumbre que no parece tal, una servidumbre por la cual pocos protestan y alzan su voz en contra.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras