Mi verdad es la única verdad

Es saludable tener opiniones, religiones, formas de pensar, ideologías políticas, pero también no está mal tener la oportunidad de ver la realidad desde otras perspectivas.

En Chile, país donde la mayoría de la inmigrantes vienen de  Venezuela, hay un sector significativo de población con pensamientos de izquierda (socialistas, comunistas…) por lo cual no es extraño escuchar comentarios como “no puede estar tan mal”, “eso es culpa de Trump y su bloqueo”, “Estados Unidos les quiere robar su petróleo!”  “es exageración de los medios”  y otros más que pueden sacar de quicio a más de un venezolano que viene escapando de aquel desastre.

No es fácil de explicar que pasa en Venezuela, ni siquiera los mismos venezolanos entendemos al 100% lo que ocurre, lo que sí sabemos que hemos desarrollado un odio al pensamiento de izquierda, hacia los principales personajes del gobierno, al color rojo, a todo lo que nos recuerde como destrozaron nuestro país ante nuestros ojos.

Así como odiamos al pensamiento de izquierda, en Chile aún está la sombra de la dictadura de Pinochet, el cual se traduce en un odio por la derecha, es la otra cara de la moneda, un pensamiento que choca con el nuestro, dos situaciones antagónicas que de por sí es imposible ponerles punto de comparación, ¿deberíamos decir que la dictadura de Pinochet fue buena porque fue un gobierno de derecha?, no lo vivimos, no sabemos como fue, es igual de inapropiado como los ejemplos del principio.

Una falla en nuestro cerebro

Hay algo llamado “Sesgo”, una herramienta que  nace ante la necesidad de los seres humanos para tomar decisiones rápidas, estos nos llevan a cometer equivocaciones, malos razonamientos, creer teorías ilógicas,  entre otros errores en nuestra manera de pensar.

“No es bueno ponerle dudas a tu fe en Dios”, “Chavez es malo porque sí”, “A los mayores no se les contradice”, se nos enseñó la historia, se nos enseñó una fe y filosofía que poco o nada podíamos cuestionar, ¿es de rebeldes tener dudas, preguntas, ir más allá de lo evidente?.

Esta poca alimentació pensamiento crítico nos llevan a ser susceptibles a llevar ideologías totalmente irreversibles, nos limitan a un pensamiento unidimensional donde nuestra realidad es la única que puede ser viable, es por ello que vemos tantas peleas en Twitter y Facebook sobre temas tan superficiales como si una película es buena o no, sin dejarles considerar el hecho de que no todos tenemos los mismos gustos.

Existen muchos tipos de sesgos, pero el que más tiene que ver con este tema a tratar es el sesgo de confirmación, no impulsa a alimentar una idea buscandole todos los argumentos favorables que pueda tener.

Desde que pisamos la universidad a los periodistas se nos dijo que la objetividad era una utopía, y la verdad es que podría serlo, con tantas fake news, líneas editoriales con tendencias políticas marcas, cada quien tiene con qué llenar la lista de motivos para mantener su bando.

El sesgo de confirmación nos hace gozar con noticias que confirman lo que creemos fielmente, “Reaparece enfermedad erradicada gracias a los antivacunas” COMPARTIR, los antivacunas están locos, “Se confirma que la Tierra es plana, lo que la Nasa no quiere que veas” LO SABÍA, compartiré este video “Capitana Marvel es decepcionante” SII, Marvel no podía superar a Wonder Woman, “TUBAZO, fue deportada la hija de Chávez ” COMPARTIR, TIC TAC,  no hemos terminar de leer el titular, verificar si es verdad o no, cuando ya podemos sentir la dopamina inundar nuestro cerebro y queremos decirle al mundo la razón que teníamos.

¿Hace cuánto no nos cuestionamos una noticia?, ¿nos hemos preguntando si lo que creemos es el camino correcto?, ¿sabemos escuchar una idea nueva?, la gracia de un pensamiento crítico es poder cuestionarnos lo que creemos, poder cambiar de opinión, poder discutir desde un punto de vista “neutro”.

¿Las ideologías construyen dictaduras?,  ¿Maduro no es malo por ser de izquierda?, ¿Pinochet  fue un dictador por ser de derecha?, es saludable aceptar ideas más allá de nuestra zona de confort.

“La mente que se abre a nuevas ideas jamás volverá a su tamaño original”

Albert Einstein

IG @anilestrange

Ana Daniela Valero

Ana Daniela Valero

Venezolana. Protectora del medio ambiente. Amante de las artes y fiel fanática del universo geek.
Ana Daniela Valero

Latest posts by Ana Daniela Valero (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras