Sociología UCV: Expresión del desgaste país

La Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela ha sido un lugar donde los estragos de la situación país se dejan percibir con mayor visibilidad ante mí. Como estudiante de dicha carrera perteneciente a la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, he tenido una posición privilegiada para observar y experimentar en carne propia las secuelas de la coyuntura crítica nacional en ese espacio.

 

  • La deserción estudiantil

 

La cantidad de estudiantes actualmente cursantes de la Escuela de Sociología es significativamente menor al de pocos años atrás. Esto lo visualiza fácilmente una persona con cierta trayectoria en la Escuela cada vez que pase por el “hall” (el espacio principal de la Escuela ubicado en el sexto piso de FACES). Esta persona podrá hacer la comparación y concluir que, con el transcurrir de tiempo y el agravamiento de la crisis, los estudiantes se han ido yendo de la carrera.

También se puede apreciar lo anterior en los salones de clase. Las aulas más pequeñas del piso principal de Sociología fácilmente pueden abarcar fácilmente 1 sección entera de una materia cuando años atrás necesitabas asignar un aula grande a dicha sección. Lo que antes eran grupos plenos de 30 o 40 estudiantes se han convertido en secciones de poco más de 20.

Es en los Consejos de Escuela donde muchas veces se oficializan estos abandonos temporales o totales de la carrera. Las solicitudes de retiro de semestre abundan, cada solicitud siendo un estudiante que no siente estar en condiciones para cursar el periodo de manera cómoda. ¿Se irá del país? ¿Abandonará los estudios pero se quedará en Venezuela?

 

  • La marchaprofesoral 

 

No solamente los estudiantes se han ido de la Escuela. Los casos de profesores que han abandonado la Escuela de Sociología se comentan también, muchas veces con tristeza por parte de estudiantes que cursaron con ellos y conocen su jerarquía intelectual, o por bachilleres que jamás pudieron tenerlos como docentes pero que lo hubiesen querido.

Las condiciones salariales de los profesionales de la educación en Venezuela pega fuerte en la Educación Superior. El profesor que cuente con la hoja de vida y la jerarquía intelectual suficiente para salir del país y facilitar el aprendizaje en otras coordenadas geográficas por un sueldo mejor suele proceder de ese modo, dejando atrás generaciones de estudiantes que ven reducida su experiencia de aprendizaje académico. No es egoísmo, sino supervivencia.

 

  • Las dificultades académicas

 

La deficiencia de la conexión a internet, los problemas de transporte, y la más reciente crisis eléctrica han hecho todavía más difícil la vida académica del estudiante de Sociología. Muchos textos de la carrera no pueden ser hallados en físico (y si ocurre, tienen precios exorbitantes) debido a que las editoriales especializadas se han ido del país en tiempos recientes.

El PDF se ha convertido en el salvavidas del estudiante, que debe pasar horas frente a su computadora o celular para prepararse para las clases y evaluaciones. Afortunados son quienes poseen dispositivos móviles en plena crisis eléctrica y no dejan de estudiar por las interrupciones prolongadas del servicio.

La posibilidad de clases virtuales en vivo se ve casi cortada de raíz debido a la poca velocidad de la conexión de internet en muchos hogares, las fluctuaciones eléctricas, y otros factores. En este sentido, la Educación Superior venezolana se encuentra atrasada en comparación con la vanguardia mundial.

El problema transporte afecta principalmente a quienes no viven en la Gran Caracas, que muchas veces deben realizar auténticos milagros para asistir a la UCV. Sin embargo, los caraqueños sufren también cuando el Metro de Caracas presta un servicio deficiente o no presta servicio en absoluto. Caracas se atrofia, así también el estudiante de Sociología.

 

  • Conclusiones

 

Como no puede ser de otra forma, la Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela no escapa de la descomposición general que sufre el país desde algunos años hacia el presente. Este deterioro de la formación sociológica no tiene su mayor incidencia en el presente, sino en el futuro, en los sociólogos y sociólogos que el país no tendrá a causa del descalabro actual.

El caso de la Escuela de Sociología de la UCV no es más que un ejemplo que muchas otras escuelas de la misma universidad y otras universidades del país pueden expresar. Todos los niveles de la educación venezolana están afectados por la crisis, lo que representa un golpe profundo golpe que el país percibirá con mayor fuerza en las siguientes generaciones.

No obstante, Sociología UCV sigue siendo sitio de debate y formación de futuros sociólogos. Los estudiantes hayan maneras de continuar y de que la situación país no les reste su experiencia académica; se siguen realizando debates en torno a la problemática nacional y el nivel de las discusiones es bastante alto.

Estas no son las mejores condiciones para impartir conocimientos pero el saber, así como la vida, sigue.

Diego Almao

Diego Almao

Estudiante de Sociología en la Universidad Central Venezuela. Poeta, articulista, redactor SEO. Amante del rock y de los viajes en el tiempo. Escribe y vive.
Diego Almao

Latest posts by Diego Almao (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras