Ojalá y no fueras tan bonita

Ojalá y no fueras tan bonita, espero que se entienda lo bonita, porque tu belleza es un halo de luz tan brillante y puro, que resaltas entre las calles, en las ciudades más grandes, aunque flaquita y menudita eres tú la gigante. Ojalá y no fueras tan bonita, porque no parecieras tan incierta, tan imposible, pero para la desgracia o para la fortuna de muchos, eres real.

Eres jodidamente hermosa, eres el amor hecho carne, eres una guerrera negada a cambiar su bondad, vistes de honestidad, sencillez y de risa, dichosos quienes han nacido y muerto en tu sonrisa, porque llenas la vida de alegría y colmas las almas vacías.
Ojalá y no fueras tan bonita, y no hubieras tenido que llorar millones de lágrimas, tu corazón no estuviera repleto de cicatrices, y no habrías sufrido por tantas despedidas, mucho menos habrías conocido a quienes no te merecían. Pero no, porque naciste siendo muy bonita, que hasta la enfermera cuando te vio al nacer, preguntaba de que estabas hecha, que parecías hecha con un pincel.
Lo peor de todo es que si eres perfecta, porque nadie puede cambiarte, porque eres y seguirás siendo buena, a pesar de la gente mala, a pesar de la gente fea, espero y se entienda lo fea, porque tú siempre serás la más bella, porque tu apellido es lealtad, y a los tuyos si que los sabes amar, eres tan bonita que ni las manzanas podridas te han dañado de verdad, solo te han enseñado a ser más fuerte, y aunque no lo crean te han hecho mujer, te han dejado demasiada experiencia, que ya sabes reconocer, quien vale la pena y quien no, te dejaron lista para la vida, para el mundo real.
Ojalá y no fueras tan bonita, porque eres un ángel en la tierra, donde abundan los demonios, porque estamos en el mismo infierno, y tú eres ese beso que calma los dolores, esa caricia que cura las heridas, eres deseo y enciendes a la gente, con ese tumbao al caminar, con ese brillito que te sale de los ojos cuando estas feliz, ese mismo que hace que no te quieran dejar de mirar, con la miel que poseen y que hasta algunos han querido probar.
 Eres la mejor amiga, una excelente amante, una buena hija, una brutal hermana, es que eres buena para todo, porque es que es allí donde tienes todo lo hermoso, ojalá y no fueras tan bonita, porque eres como difícil de cuidar, porque un alma blanca es tan frágil y tan bella, para merecerla cualquier mortal, y menos si poseen mucha oscuridad.
Y si me preguntan por tu lado oscuro, es esa puta libertad que es imposible de quitar, es que no te atan las mundanas ataduras y para enamorarte hay que ser igual, tu lado oscuro tu terquedad, pues eres una líder y no te dejas dominar, la forma en la que dejas marca y eres imposible de olvidar.
Para los que crean que te pueden borrar, allí los dejas en el olvido con tus huellas imborrables, mujer indeleble, porque una mujer como tú no se la vuelven a encontrar, ni siquiera en otras vidas, que triste para quienes botaron su oportunidad, pero que dicha para la persona que te esta pidiendo al universo, en quién sabe que lugar…
Pero ojalá y no fueras tan bonita, así nadie te quisiera poseer, no fueras tan deseada, todo un reto el poderte conquistar, porque desde que eras una niña se te notaba que eras especial, mucha inteligencia, mucha autenticidad, que cuando floreciste de verdad, impactaste al mundo, a esta mierda de sociedad, tan falta de amor, tan falta de humildad.
Te convertiste en una increíble mujer, fuera de sus zonas de confort a pesar de sus temores, estas luchando por tus sueños, honestamente y sin joder a los demás, sin intereses, sin tomar caminos fáciles, porque tú sabes pelear, sin rendirte y siempre hasta el final.
 Ahora que sabes lo que vales, que el diamante en bruto se termino de procesar, eres la mujer perfecta, la que ojalá, que cuando la vuelvan a tocar, sea para cuidarla y para amarla de verdad.
Ojalá y no fueras tan bonita
Poeta naciste los primeros días de un año bisiesto, y ya venías con una oportunidad más.
No sé que te hizo más hermosa, si tu infinita inteligencia o tu intransformable bondad.
Ojalá y no fueras tan bonita, no hay a quien culpar, aunque tengas la luna en piscis, sin ella  habrías sido igual, pues cuando tu alma encarno en esta tierra, viniste para sanar.
No hay nada que en tus manos no puedas magnificar, ni un incrédulo de amor, que en tu boca se niegue a volver a amar, difícil será conquistarte, pues eres demasiado bonita para que te crean de verdad.
Por dudar te pierden, y por no arriesgarse te dejan para los estúpidos y tontas, que no saben amar.
Ojalá y no fueras tan bonita…

Latest posts by Adriana Sperandio (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras