Nuestro foco debe ser uno solo: lograr la transición
Editorial #491 – Sumas que restan

Luego de todo lo que se hizo evidente desde el 5 de enero en la Asamblea Nacional y haber sido testigos de uno de los actos de traición más detestables en los últimos tiempos en Venezuela, resulta inevitable reflexionar sobre algunos temas.

En algún momento, con el afán de lograr la victoria en las elecciones presidenciales, parlamentarias y regionales que se enfrentaron en los últimos años, el objetivo de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD) fue aglutinar a todos los actores posibles sin mayor reparo bajo el concepto de “todo suma”. Grave error.

En las elecciones parlamentarias de 2015, por ejemplo, la gran mayoría de los venezolanos votaron por la opción opositora, sin embargo, muchos ni siquiera conocían al candidato de su propio circuito. Es decir, votaron contra el chavismo y no por una opción. Otro grave error.

No pasó mucho tiempo y las primeras señales de alarma empezaron a hacerse evidentes. No todos los que vestían franela de partidos de oposición y gritaban a viva voz consignas contra el régimen podían gozar de nuestra confianza. Es ahí cuando advertimos sobre el “chavismo de oposición”. Sin embargo, además de ataques, recibimos siempre la misma respuesta: “suma, no restes”.

Cuando cayeron las caretas de personajes como Henri Falcón, Timoteo Zambrano, Claudio Fermín y otros, y su colaboración con el régimen se hizo evidente, nuestro llamado fue a no preocuparnos por estos falsos opositores ya expuestos, sino por los que aún quedaban entre nosotros.

Hoy  la realidad nos golpea de frente una vez más y han vuelto a caer otras caretas como las del diputado Luis Parra y su combo, que buscan arrebatar la dirección de la Asamblea Nacional a Juan Guaidó y a los legítimos representantes de los venezolanos en asociación con el chavismo. Es por eso que nos parece muy prudente insistir en la misma pregunta que nos hicimos hace algún tiempo: ¿quiénes quedan entre nosotros?

El mayor daño a la lucha opositora no lo ha causado el régimen, sino quienes, disfrazados de opositores, han operado siempre a favor del chavismo para darle lo que hasta ahora ha obtenido: tiempo y oxígeno para aferrarse al poder.

Ahora que comienza un nuevo año de lucha y cuando ya estamos tarde para salir de la tragedia que arrasó con Venezuela, no podemos seguir cometiendo errores que alarguen aún más la tiranía.

Es por eso que es imprescindible la reagrupación de las fuerzas democráticas que de verdad estén comprometidas con el cambio, que no se presten ni a falsos diálogos ni a farsas electorales y que recuperen la confianza de los ciudadanos y de los aliados internacionales.

La gira que emprendió el presidente (E) Juan Guaidó y que le permitirá sentarse cara a cara con los aliados más importantes que tienen los venezolanos, como Estados Unidos, Brasil y Colombia, es una oportunidad inigualable para hacer esto.

Nuestro foco debe ser uno solo: sumar fuerza con el único objetivo de lograr una transición que, solo luego de la salida del chavismo del poder, convoque a unas elecciones libres y transparentes.

Es verdad, debemos sumar, pero solo lo que agrega valor, porque a esta altura todos deberíamos haber comprendido que si el régimen aún sigue en el poder, es porque hay sumas que restan.

 

Miguel Velarde

Miguel Velarde

Miguel Velarde es economista y asesor político. Es fundador y Editor en Jefe de la revista @GuayoyoEnLetras. También es Director de la consultora política Alpha Politikòs.

Twitter: @MiguelVelarde
Miguel Velarde

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras