JOSÉ VIVENES: “A MÍ ME INTERESA LA PLURALIDAD DE LOS LENGUAJES MÁS QUE UNA DEFINICIÓN CONCRETA”

Por Astrid Spósito

 

FOTOGRAFIA GUAYOYO 246Artista formado en la Escuela técnica de Artes Plásticas “Eloy Placios”. Técnico Medio en Artes, mención Pintura. Egresado con honores del Instituto Universitario “Armando Reverón”, mención Pintura. Obtuvo un Diplomado en Artes Occidentales, Centro de Estudios Latinoamericanos “Arturo Uslar Pietri” Universidad Metropolitana.

Vivenes se define como un pintor que vive en el tiempo, su interés por el proceso lineal lo ha llevado a destacar en sus obras la humanidad y las contradicciones mismas del hombre. La ausencia de la identidad se destaca en sus obras más recientes en el “Teatro Pictórico”. Cada rostro representa una realidad y busca capturar la atención de aquel que lo ve, todos reflejan un proceso de creación y de seguimiento.

Cada trabajo demuestra la reflexión y la agudeza que el artista tiene ante su entorno. Su preocupación se focaliza en lo que lo rodea y busca a través del arte denunciar o más bien interpretar lo que observa para plasmarlo y traducirlo en sus obras.

Conozcan más de José Vivenes y de sus obras a través de esta interesante entrevista que concedio en exclusiva a Guayoyo en Letras

Guayoyo en Letras.: ¿Cuándo nació tu inquietud por el arte?

José Vivenes.: No quiero sonar trillado, sin embargo uno siempre tiene inquietudes desde la infancia para acercarse a algo, puede ser cualquier cosa la música, el deporte, entre otros.

En mi caso fue el arte mi primera inquietud. Al principio era un pasatiempo, hacia cosas de infancia. Me ponía a dibujar, rayar o pintar. Además, mi padre también me inculcó esa curiosidad constante con el arte y con las expresiones artísticas, ya que él era ebanista y con sus materiales siempre incursionaba un poco en ese mundo.

Me inicié con tiras cómicas, calcando dibujos, imitando pinturas de otros autores y luego poco a poco fui realizando cursos en módulos de servicios en la localidad donde vivía en Maturín. Me gustaba mucho pintar y dibujar todos lo que veía alrededor, era una inquietud que luego se transformó en una pasión.

En ese entonces no conocía muy bien la mimesis, pero trataba de acercarme a ella con el arte. Ingresé a la Escuela Media de Arte en Maturín, y en 1998 viajé a Caracas para incursionar de una manera universitaria en el mundo de arte. La pasión por todo este medio se fue despertando cada vez más y fue tomando  más inquietudes para investigar sobre el arte contemporáneo y hacia dónde se focaliza.  A partir del año 2000 fui solidificando aún más mi proceso de investigación hasta llegar a lo que he realizado hoy en día y al foco que le he dado a mis obras.

G.L.: ¿Cómo definirías tu arte en un concepto?

J.V.: A mí me interesa la pluralidad de los lenguajes más que una definición concreta. Considero que mi arte está rompiendo esquemas desde mi proceso de creación, a lo mejor tiene muchos prejuicios por presentar escenas que rompen esquemas tradicionales de la pintura, pero con la búsqueda de otros elementos y la incursión en ese camino se van abriendo canales diversos que resaltan abundancia de otros estilos y otros lenguajes.

G.L.: ¿Qué artistas han influenciado tu inquietud y el camino que has desarrollado en el arte?

J.V.: Al inicio no conocía ninguno, sólo me dejaba llevar por lo que veía a la hora de pintar. Luego fui desarrollando esa conciencia educándome a través de reproducciones o de cuadros que veía en otras casas, ya que en ese momento no existían museos en Maturín.

Más adelante fui conociendo la obra de Jacobo Borges, y luego cuando vi el cuadro de Miranda en la carraca pintado por Michelena fui focalizándome más en los artistas que aportaran y enriquecieran mi proceso de investigación.

Actualmente, me interesa mucho Cristóbal Rojas aunque no es un artista contemporáneo ha aportado mucho en mi proceso de investigación y en mi búsqueda constante en el arte. Las obras de Rembrandt, Goya y algunas propuestas de Arturo Michelena me gustan mucho. Hay artistas contemporáneos como  Raúl Russo, Jorge Pizzani, Jacobo Borges y el mismo Edgard Sánchez que incursionan en el dibujo, la pintura, el gesto y otros rasgos con los cuales me identifico.

Nunca negaré mi herencia artística, en este caso las obras de Soto, Otero y Cruz Diez tienen una gran importancia en todo el proceso que he llevado a cabo al estudiar arte y al investigar más sobre las propuestas, las tendencias y los esquemas que se plantean. Puedo decir que he tomado parte de sus obras en las mías y me ha ayudado a incursionar dentro de mi proceso artístico.

Con todas esas propuestas más que innovar he ido buscándome a mí mismo. Pienso que, el mejor referente para un creador es sí mismo, el mismo artista. De ahí parte todo un proceso de creación donde también se toman trazos de otros artistas que nos van a acompañando en esa evolución productiva.

G.L.: ¿Es decir, que partes de ti mismo a la hora de crear cualquier obra?

J.V.: Sí, porque considero que me involucro mucho con mi entorno. Mi experiencia personal e individual me lleva a crear. Po eso hablo de mí mismo como antecedente y me acerco a otros artistas que puedan aportar. Yo busco aproximarme más a mis experiencias individuales para hacer un acercamiento plástico.

G.L: ¿Tomas en cuenta la temporalidad en tus obras?

J.V.: Pienso que podemos ser atemporales. Pero, no puedo obviar el tiempo en el que vivo. Porque considero que el resultado de una investigación se hace vigente en el momento en el que se realiza y en el tiempo en el que se ha visto.

De pronto tenemos obras maestras como el Miranda en la carraca o como La Mona Lisa, pero se hacen vigentes cuando son vistas o cuando se incursiona en un proceso de investigación creativo. Creo que mi trabajo es de tiempo en el tiempo. Trato de traducir, porque considero que le artista también es un comunicador visual, y trato de denunciar ciertas cosas que capto y observo en el entorno.

Más que una denuncia, te diría que interpreto. Desde la metáfora visual trato de focalizar esas escenas de mi entorno y las plasmo en el lienzo o en cualquier objeto que me sirva para mediar ese mensaje a través del arte.

G.L.: ¿De dónde surgen esos rostros en tus obras?

J.V.: Del común. Desde la observación que hago en la calle. No busco hacer un registro fotográfico exacto de lo que veo, en parte por lo que sucede en el país en la actualidad con la delincuencia, pero trato de visualizar todo lo que me rodea y almacenarlo en mi memoria para luego llevarlo a un boceto y crearlo.

G.L.: ¿Cuál es el proceso que llevas a cabo a la hora de la elaborar una obra?

J.V.: Me documento, observo lo que tengo alrededor, uso mi memoria, capturo escenas, rostros, entre otras cosas. Pero, a la hora de crear trato de deshacerme de todo lo que tenga como idea o de lo que haya leído. Después de que termino el ejercicio de creación entro en la meditación para comprender lo que estoy haciendo y cómo lo voy a ir focalizando. Por supuesto que tengo unas ideas previas, pero cuando me voy a desnudar delante del soporte lo hago sin prejuicios intelectuales ni de conocimiento, sólo hago uso de lo que hay en ese momento creativo y en la acción a través de ese proceso. Trato de reflexionar en el soporte

G.L.: ¿Cuánto tiempo te toma hacer una obra?

J.V.: Depende de cómo esté mi estado de concentración. Hay propuestas que pueden durar meses o años y de pronto hay otras que pueden alcanzar un par de días para su realización. También tiene que ver lo satisfecho que esté con el resultado que esté en el soporte para seguir continuando con más o simplemente dejarlo así.

G.L.: ¿Cómo defines esta propuesta que expones en la Galería de Ars?

FOTOGRAFIA GUAYOYO 249J.V.: Esta propuesta se llama Teatro Pictórico. En estos momentos, me interesa exponer desde la metáfora visual recreando una situación desde el soporte, donde juego con ciertos elementos de uso cotidiano para acercarme a esa gran pérdida de valores que se siente no sólo en Venezuela sino a nivel mundial. Hay ciertos patrones que hemos dejado atrás y que vale la pena rescatar. De alguna manera busco focalizar eso, pero a través del subconsciente y de la ausencia.

Lo defino como Teatro Pictórico, porque represento ciertas escenas paralelas o lo que llaman “una caja china” Donde se muestra la inversa del guión pero el guión te lleva un resultado, que tampoco puede conceptualizar porque el arte no necesariamente tiene un resultado científico. Yo no busco comprobar nada, sino exhibir ciertas ideas que visualizo en lo cotidiano.

G.L.: ¿Consideras que hay alguna obra en la que te hayas plasmado totalmente?

J.V.: No lo sé, creo que casi siempre uno se refleja en las obras. Siempre dejo cosas mías en cada trabajo. Yo me desnudo ante la obra y durante ese proceso. Pienso que uno deja todo allí en la exhibición en la cual muchas personas se paran delante de tu obra y observan cada trazo y cada movimiento que realizaste y plasmaste.

G.L.: ¿Cuál ha sido tu experiencia con esta exposición y hacia dónde quieres llevar este trabajo?

J.V.: Ha sido muy interesante porque es una de mis primeras exposiciones institucionales. Es muy relevante y satisfactorio el poder compartir con esta Agencia de Publicidad y con la Fundación que hace un trabajo muy interesante e importante, ya que apoya a artistas jóvenes con cierta inquietud por el arte que quieren solidificar su expresión y trabajo.

¿A dónde quiero llegar? No lo sé, porque eso también me lo pregunté cuando llegué a Caracas ¿Por qué vine a una ciudad donde se generaba tanto caos y desorden? Pero ahora todo el país es un caos y un desorden total. Realmente no sé a dónde me pueda llevar, pero sí creo muchísimo en lo que hago. Apuesto por mi trabajo, independientemente de que tenga dos puntos focales o le gusta o no le gusta a la gente. Sé que me interesa lo que hago y el tiempo dará respuestas.

G.L.: ¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

J.V.: Ser un rockstar (risas) No, para nada. Creo que lo más importante para cualquiera en el ámbito que se desempeñe es la humildad y la sencillez. Lo importante es transitar y gozar ese paso sobre el puente, disfrutar lo que uno está haciendo y tener fe en el trabajo que se hace. Creo que mis proyectos básicamente se basan en hacer ese disfrute de seguir viviendo y disfrutar de lo que hago.

Café con…

G.L.: ¿Qué te endulza la vida?

J.V.: El arte

G.L.: ¿Qué te la amarga?

J.V.: La ociosidad

G.L.: Un personaje para compartir con un buen café

J.V.: El principito

G.L.: Un país para vivir el arte

J.V.: Venezuela

G.L.: Una canción para disfrutar un buen café

J.V.:  Rhythm and blues de Mark David

 

 

(Visited 294 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras