XIOMARY URBÁEZ: «EL ÉXITO COMPARTIDO SE SIENTE SABROSO» POR EFRÉN RODRÍGUEZ

 

Por Efrén Rodríguez

 

Xiomary Urbáez es una de esas personas que conjuga talento y disposición. Ha escrito una novela para el mundo y no sólo para el público venezolano. El resultado: haber sido reconocida como finalista del Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casa de América 2012. Ahora se dispone a escribir una segunda novela y no descarta que su Catalina de Miranda pueda ser llevada a la gran pantalla. Por lo pronto, sus respuestas a las preguntas de Guayoyo en Letras son una muestra de ese talento y disposición que le harán cumplir muchos sueños. Esos que se hacen realidad por la pasión con los cuales fueron concebidos.

 

Portada catalinaGuayoyo en Letras: ¿Por qué Catalina de Miranda? ¿Cómo surgió la idea de escribir sobre ella?

Xiomary Urbáez: Me parece que fue ella la que me escogió. Crecí entre letras, rodeada de libros y de poemas. Mi padre, José Rafael Urbáez, era un trovador extraordinario. No obstante, a Catalina de Miranda la escribí casi con ingenuidad, nunca pensé en una novela, simplemente escribí y me divertí haciéndolo. Un día cualquiera tropecé con el personaje. El tiempo que vivió me impactó. 83 años hace más de 500 años era un suceso. El que hubiera sido la amante de varios conquistadores picó mi curiosidad. Casi sin pensarlo comencé a perfilar su historia. Catalina de Miranda, en un mundo masculino saltó las reglas más allá de lo socialmente permitido. Las sensuales escenas dibujan la personalidad de una mujer compleja, irreverente y apasionada. Con la investigación me adentré en detalles que tienen que ver con las costumbres de la época, los trajes, las armas, Sevilla, Venezuela, las batallas. En el libro no hay límites de la realidad histórica, aunque respeté el tiempo, el espacio. Los personajes reales que se mezclan con situaciones y personajes imaginarios. Los contrastes están en cada página: Lo criollo y lo europeo. Catalina es una mujer buena, que a veces hizo cosas no tan buenas. Los conquistadores eran hombres con instintos bélicos y sed de riquezas ilimitados, pero con profundas convicciones religiosas… Nada diferente a los seres humanos del siglo XXI. Los venezolanos somos la alquimia del indio, del negro y del blanco.

G.L.: Es tu primera novela y además finalista del Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casa de América 2012  ¿Piensas dedicarte al oficio de novelista a tiempo completo?

X.U.: Vivimos en la cultura del éxito, impugnarla es vivir una quimera. Lo mejor es combinar, hacer magia ¿Cómo? Tomando en serio los propósitos y la vocación por la escritura, hacer que funcione y  vivir del oficio para continuar haciendo lo que te gusta. Es una especie de círculo vicioso. Con mucha fe apuesto a esta nueva etapa de mi vida. Cuelgo los guantes del ejercicio periodístico para dedicarme 100 por ciento a escribir.

  

G.L.: ¿Hay algo de Catalina de Miranda en Xiomary Urbáez? 

X.U.: (Risas) Los personajes primero toman cuerpo dentro de uno, en el espíritu del escritor. Es difícil sustraerse de sus esencias, es difícil que no posean ciertas semejanzas. No obstante, Catalina es ella misma, es un personaje que existió. Hay un esfuerzo para que mantenga personalidad propia. Ella vivió a límite de sus pasiones y de sus emociones, eso es algo que compartimos. Escribirla fue un gozo porque se fue construyendo en cada una de las páginas.

 

G.L.: ¿Cómo percibes la narrativa venezolana actual?

X.U.: Hay para todo. Venezuela es más que política o sucesos. Existe una élite que hace literatura para literatos. Otros, lo hacen desde blogs o para medios. Son posturas válidas. Yo prefiero escribir para el mundo, aspirar a ese reino literario. La visión realista se ha adueñado de nuestras letras, del cine, de la televisión… Particularmente prefiero el xiomary 1paradigma de Catalina de Miranda, el riesgo literario que brinda la historia, el erotismo, el tiempo y el espacio real. Mi segunda novela va en la misma onda. El ejercicio literario escrito desde las leyendas, desde las tradiciones, desde la boca de aquellos cronistas primigenios, con el avatar histórico de un Arístides Rojas que lo sustente. Para ser un escritor debes leer, investigar, indigestarte de literatura.   

G.L.: ¿Podrías mencionarnos algunos autores que hayan influido en ti?

X.U.: Me gusta leer de todo ¡Incontinencia! Dos norteamericanos me han marcado, no solo por el hecho de que fueron periodistas, sino porque me enamoré de sus textos desde joven: Mark Twain y Ernest Hemingway, los latinoamericanos: Isabel Allende, Gabriel García Márquez, Vargas Llosa, los venezolanos: Gallegos, Otero Silva, Urbaneja Achelpohl, Enrique Bernardo Núñez, Eduardo Blanco, Herrera Luque, son tantos…  

  

G.L.: Supimos que fuiste entrevistada por Ismael Cala en CNN en Español ¿Cómo has vivido el éxito? ¿Qué se siente ser leída por miles de personas?

X.U.: ¡El éxito compartido se siente sabroso! Si algo ha cambiado es el crecimiento profesional pero sigo siendo la misma. Disfruto cada nueva experiencia y le pido a Dios que me permita sorprenderme con cada logro por venir.  

  

G.L.: Por último ¿Qué le recomendarías a un escritor en ciernes, a alguien que todavía no se atreve a crear un mundo hecho de palabras? 

X.U.: Es una pregunta perturbadora. Todas las fórmulas fallan… Tal vez leer y escribir constantemente sin esperar el mito de la musa. Sin embargo, hay quienes lo hacen y sus textos no son publicables. Atreverse,  supongo… Pero en principio, desnudar los talentos, ser autocrítico.

 

 Café con…

 

xiomary 2¿Qué te endulza la vida?

Alienarme. Escapar del tiempo cronológico.

 

¿Qué te amarga la vida?

Lo palpable, lo real, lo cotidiano.

 

Un lugar para un buen café…

Si no es en mi cama, que sea en el silencioso frío del páramo merideño.

 

Un libro para un buen café…

Catalina de Miranda

 

Una película para un buen café…

Doctor Zhivago, Ciudadano Kane, El gran Gatsby, El curioso caso de Benjamin Button

 

Una canción para un buen café…

Strangers in the Night de Frank Sinatra

 

Un novelista para compartir un buen café…

Definitivamente Ernest Hemingway, por complejo y por buenmozo me hubiera tenido rendida a sus pies. (Risas)

(Visited 231 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras